Conexión
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Moda 
  • Belleza 
  • Embarazo 
  • Bebés 
  • Cocina 
  • Salud 
  • Pareja 
  • Bienestar 
  • Psicología 
  • Sociedad 
  • Sexualidad 
  • Astrología 
  • Ocio y tiempo libre
 
« 

Que hago? dios mio, que hago? ya no puedo mas....

 

ya hace tres meses y sigo igual, cada dia mas peor sin fuerza sin animo, y con pocas ganas de seguir viviendo estoy destrozado, estoy hecho pedacitos lloro y lloro todo los dias sin parar, ya ni lagrimas tengo tengo varios dias sin poder comer ,es que ni la comida me pasa por la garganta tengo como un nudo, en cualquier momento voy a extallar como una bomba ya no puedo mas dios mio, ayudame siento que la casa se me cae encima, mi madre se llevo a mi 3 hijas para su casa a la mas pequeña no la puedo ni siquiera ver. porque ella me recuerda ese momento siento una rabia cuando la veo, me desespero yo se que ella no tiene la culpa pero yo pienso asi, si mi hija no huviera nacido mi esposa tal vez estuviera viva, tambien si no huviera quedado embarazada ella estaria aqui y fueramos felices los 4 juntos, ella se fue el dia de mi cumpleaño yo que estaba tan feliz con ese regalo que dios me mando, y todo se acabo la felicidad se comvirtio en tristeza esa tristeza que ahora vive en mi estoy muy mal por la culpa de esa tristeza y ese dolor que siento siento un vacio muy grande mi esposa me dejo un vacio que con nada se puede llenar no puedo dejar de pensar en ella dios mio ayudame a soportar esto te lo suplico como te extraño amor si pudiera verte de nuevo aunque sea por ultima vez yo daria todo por volverla a ver aunque sea por ultima vez yo pienso a veces que ella en cualquier momento llegara aqui a la casa que es un sueño y que tengo que despertar pero despues me doy cuenta de que no es un sueño que es la realidad y que me tengo afrentar a la realidad....


Vídeo: ¿Qué tipo de entrenamiento te conviene más?

  • ¿Qué tipo de entrenamiento te conviene más?
  • ¿Qué dolencias trata la homeopatía?
  • "París a toda costa": ¿qué hará una it girl por volver a lo más alto?
 

gracias estrellaeri por responderme te lo agradezco de corazon pues tu tienes razon, nada de lo que me digan me podra aliviar este dolor que siento, todo lo que me escriben no me sirve de nada pues yo escribo aqui en el foro, porque de esa manera me puedo desahogar puedo sacar este dolor que me esta matando lentamente, esa es la unica manera que puedo desahogarme sacando esta rabia que siento me enojo, lloro me enojo con dios con todo trato de buscar un culpable donde no lo hay me culpo a mi mismo, culpo a mi hija una bebe de a pena 3 meses ya no se ni lo que digo ni lo que hago y siempre estare asi, nada mas le pido a dios todo los dias que me ayude a salir hacia delante aunque nunca supere esto, pero por lo menos me ayude a soportar esto que me de mucha fuerza para no cometer una locura y estar tranquilo y en paz..

 

Imagino tu dolor...

...y sé que toodo lo q te puedan decir seguramente no t aliviará casi nada pues yo estoy pasando por un gran dolor d pérdida tambien d uno d los seres más importantes d mi vida, el dolor es infinito, la angustia t consume, tambien el y si hubiera hecho esto o aquello, por qué no hice esto, extrañas toodo d esa persona, no puedes dormir bien, ni comer, tienes como una opresión en el pecho constante, después d tanto llorar te calmas pero no dura mucho esa calma, ni t dan ganas d ver a nadie, la vida pierde sentido y reprochas todo lo q pudo haber dañado a quien perdiste, te reprochas a ti mismo por todo lo q hiciste mal, esto y más es lo q imagino debes estar viviendo Jonas, es terrible y la verdad yo creo q las frases d la vida continua, todo va a estar bien, ya lo vas a superar, etc.... no tienen ningún valor pues creo q nunca superas algo así, puedes superar perder algo material q puedas recuperar y sino pues puedes seguir adelante, pero perder a un ser amado físicamente no se supera, solo puedes aprender a vivir con ese gran dolor y apoyarte en las personas que te aman como tus hijos q perdieron a su mamá y creo q ellos t van a entender y ayudar mas q nadie, van a existir días q no quieras ni levantarte d la cama, pero otros q t sientas mejor y eso es normal pues sera muy fluctuante tu vida d ahora en adelante, solo puedo desearte q consigas dentro d tanto dolor encontrar la paz y poder ayudar a tus nenes en sus vidas.

Te voy a dejar mi correo electrónico para q puedas comunicarte conmigo si lo deseas y podamos seguir hablando es zslk80@hotmail.com y aquí estoy para entenderte y ayudarte en todo lo q pueda.

 

Esta informacion le sera muy util.

Esta informacion ha ayudado a muchas personas a saber sobrellevar el dolor de perder a un ser querido e la muerte, espero que a Usted también le ayude.
¡No puede ser!
Una mujer que enviudó cuenta lo siguiente: Mi esposo, Russell, fue asistente médico en la zona del Pacífico durante la II Guerra Mundial. Presenció terribles batallas, y sobrevivió a todas ellas. Luego regresó a Estados Unidos, donde llevó una vida más tranquila. Posteriormente empezó a servir de ministro de la Palabra de Dios. Después de cumplir 60 años manifestó los síntomas de una afección cardíaca. Se esforzó por llevar una vida activa, pero, finalmente, un día de julio de 1988 sufrió un fuerte ataque cardíaco y murió. Su pérdida me dejó desolada. Ni siquiera pude despedirme de él. Russell no era simplemente mi esposo. Era mi mejor amigo. Habíamos compartido cuarenta años de nuestras vidas. Parecía que a partir de ese momento me iba a ver sumida en una terrible soledad.
Estos son solo unos cuantos ejemplos de los miles de tragedias que acaecen diariamente a las familias por todo el mundo. La mayoría de las personas que han perdido a un ser querido le dirán que cuando muere un hijo, el cónyuge, el padre, la madre o un amigo, se siente que la muerte es verdaderamente el último enemigo, como dijo el escritor cristiano Pablo. La primera reacción natural a la aterradora noticia suele ser de negación: ¡No puede ser! No lo puedo creer. A esta reacción con frecuencia le siguen otras, como veremos más adelante. (1 Corintios 15:25, 26.)

Pero primero respondamos a las preguntas que usted posiblemente tenga si está afligido por la muerte de un ser querido: ¿Es normal sentir tanto dolor? ¿Cómo puedo sobrellevarlo? ¿Cómo pueden ayudarme los demás? ¿Qué puedo hacer para ayudar a los que están desolados? Y sobre todo, ¿qué esperanza segura para los muertos contiene la Biblia? ¿Volveré a ver alguna vez a mis seres queridos? Y si así es, ¿dónde?
¿Es normal sentirse así?
Llorar o no llorar
¿Cómo reacciona la gente hoy en día? ¿Le cuesta o le da vergüenza a usted exteriorizar sus sentimientos? ¿Qué recomiendan los especialistas? En muchas ocasiones, sus opiniones modernas son un mero reflejo de la sabiduría antigua inspirada de la Biblia. Dicen que debemos expresar el dolor en vez de reprimirlo. Esto nos recuerda a hombres fieles de la antigüedad, como Job, David y Jeremías, cuyas expresiones de dolor aparecen en la Biblia. Ellos no reprimieron sus sentimientos. Por consiguiente, no es sensato aislarse de los demás. (Proverbios 18:1.) Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que el duelo se expresa de diferentes formas según la cultura y las creencias religiosas predominantes.
¿Qué puede hacer si tiene ganas de llorar? Llorar es humano. Recuerde de nuevo que cuando Lázaro murió, Jesús gimió en el espíritu y [...] cedió a las lágrimas. (Juan 11:33, 35.) De este modo probó que el llanto es una reacción normal ante la muerte de un ser amado.

Cómo pueden afectarle los sentimientos de ira y de culpa
La ira puede ser otro síntoma de la aflicción. Puede descargarse sobre los médicos y enfermeras, por creer que no hicieron todo lo que pudieron por el difunto, o sobre amigos y familiares que aparentemente dicen o hacen cosas que no debieran. Algunos se enfadan con el que ha fallecido por no haber cuidado su salud.
Hay quienes se sienten culpables por su indignación, es decir, que se condenan a sí mismos por estar enojados. Otros se culpan de la muerte de su ser querido. No hubiera muerto se dicen a sí mismos convencidos si yo le hubiera presionado para que fuera antes al médico o para que consultara a otro médico o para que se cuidara mejor.
En el caso de otras personas, el sentimiento de culpabilidad es aún más extremo, sobre todo si el ser amado murió de manera repentina e inesperada. Empiezan a recordar las ocasiones en que se enfadaron con el fallecido o discutieron con él. O tal vez piensen que no se portaron todo lo bien que debían con él.

La pérdida del cónyuge
La pérdida del cónyuge constituye otro tipo de trauma, especialmente si ambos llevaban una vida muy activa juntos. Puede significar el fin de todo un estilo de vida en común, de viajes y de su trabajo, entretenimiento e interdependencia.
Eunice explica lo que sucedió cuando su esposo falleció repentinamente de un ataque cardíaco: Durante la primera semana pasé por una fase de insensibilidad; era como si hubiera dejado de funcionar. Perdí incluso el olfato y el gusto. Mi sentido de la lógica, en cambio, siguió funcionando. Puesto que había permanecido junto a mi esposo mientras trataban de estabilizarlo mediante resucitación cardiopulmonar y medicación, no sufrí los síntomas habituales de rechazo de la realidad. No obstante, me sentía sumamente frustrada, como si estuviera viendo un automóvil caerse por un precipicio sin poder hacer nada para evitarlo.
¿Lloró? Naturalmente, sobre todo cuando leí los cientos de tarjetas de condolencia que había recibido. Lloré con cada una de ellas. Eso me ayudó a afrontar el resto del día. Pero nada me ayudaba cuando me preguntaban una y otra vez cómo me sentía. Obviamente, me sentía desdichada.
¿Qué ayudó a Eunice a soportar su pena? De manera inconsciente tomé la decisión de seguir adelante con mi vida dice. Pero todavía me duele recordar que mi esposo, que tanto amaba la vida, no está aquí para disfrutarla.

No deje que otros le manden...
Los autores del libro LeavetakingWhen and How to Say Goodbye (La despedida: cuándo y cómo despedirse) aconsejan: No deje que otros le manden cómo debe actuar o sentirse. El proceso de la aflicción difiere de persona a persona. A los demás les puede parecer y quizás se lo digan que está demasiado apenado o que no lo está lo suficiente. Perdónelos y olvídese de ello. Si intenta encajar a la fuerza en un molde creado por otras personas o por la sociedad en general, retardará su recuperación emocional.
Evidentemente, no todo el mundo sobrelleva su pesar de la misma forma. No estamos sugiriendo que un modo particular sea necesariamente mejor que otro para toda persona. Sin embargo, la situación sería alarmante si se produjera un estancamiento, si la persona apesadumbrada fuera incapaz de resignarse a la realidad. En tal caso, necesitaría la ayuda de amigos compasivos. La Biblia dice: Un compañero verdadero ama en todo tiempo, y es un hermano nacido para cuando hay angustia. Por lo tanto, no tenga miedo de pedir ayuda ni de hablar ni de llorar. (Proverbios 17:17.)

Cómo aliviar la pena
Una forma de desahogarse es hablando.
Por consiguiente, si habla de sus sentimientos con un compañero verdadero que le escuche paciente y comprensivamente, puede encontrar cierto alivio. (Proverbios 17:17.)
¿Le incomoda hablar de sus sentimientos? Tras la muerte de Saúl y Jonatán, David compuso una endecha muy emotiva en la que plasmó su dolor. Con el tiempo, este canto triste llegó a formar parte del libro bíblico de Segundo de Samuel. (2 Samuel 1:17-27; 2 Crónicas 35:25.) Hay personas a las que, como a David, les resulta más fácil expresarse por escrito. Cierta viuda dijo que ella escribía lo que sentía y varios días después lo leía. Este método le resultó útil para desahogarse. Comunicar sus sentimientos de palabra o por escrito contribuirá a mitigar su dolor.
Es posible que durante algún tiempo sus emociones sean un tanto impredecibles. Quizás se le salten las lágrimas cuando menos se lo espere. Una viuda se dio cuenta de que cada vez que iba a comprar al supermercado (lo cual había hecho muchas veces con su esposo) rompía a llorar, sobre todo cuando por costumbre tomaba de los estantes los productos que le gustaban a su esposo. Así pues, sea paciente consigo mismo. Y no piense que tiene que contener las lágrimas. Recuerde que son una reacción natural y necesaria del proceso de aflicción.
Ayuda de parte de Dios
La Biblia nos asegura: Jehová está cerca de los que están quebrantados de corazón; y salva a los que están aplastados en espíritu. (Salmo 34:18.) En efecto, una relación con Dios le puede ayudar, más que cualquier otra cosa, a sobreponerse a la muerte de un ser querido. ¿De qué manera? Todas las sugerencias prácticas ofrecidas hasta ahora se basan en la Palabra de Dios, la Biblia, o están en armonía con ella. Aplicarlas puede ayudarle a sobrellevar el dolor.
Por otra parte, nunca subestime el valor de la oración. La Biblia nos exhorta: Arroja tu carga sobre Jehová mismo, y él mismo te sustentará. (Salmo 55:22.) Si hablar de sus sentimientos con un amigo comprensivo le puede ayudar, ¡cuánto más le ayudará abrir su corazón al Dios de todo consuelo! (2 Corintios 1:3.)
El valor de la oración no estriba solo en que nos haga sentir mejor. El Oidor de la oración promete dar espíritu santo a los siervos suyos que se lo pidan sinceramente. (Salmo 65:2; Lucas 11:13.) Y el espíritu santo o fuerza activa de Dios puede infundirle el poder que va más allá de lo normal para que salga adelante. (2 Corintios 4:7.) Recuerde que Dios puede ayudar a sus siervos fieles a aguantar todos y cada uno de los problemas que se les presenten.
La ayuda que Dios da es determinante. El apóstol cristiano Pablo afirmó que Dios nos consuela en toda nuestra tribulación, para que nosotros podamos consolar a los que se hallan en cualquier clase de tribulación. Es cierto que la ayuda divina no elimina por completo el dolor, pero lo hace más llevadero. Eso no significa que no va a llorar más o que va a olvidarse de la persona amada. No obstante, puede recuperarse. Y cuando así suceda, su experiencia quizás le sirva para ser más comprensivo y compasivo al ayudar a otros a enfrentarse a una pérdida parecida. (2 Corintios 1:4.)

Una esperanza segura para los muertos
La Biblia da una esperanza. Como se ha señalado previamente, las Escrituras muestran que en un futuro cercano será posible volver a estar junto a los seres queridos que han muerto, pero no en un cielo desconocido, sino aquí mismo en la Tierra, en condiciones pacíficas y justas. Y en aquel entonces los seres humanos podrán disfrutar de salud perfecta, y nunca tendrán que volver a morir. Eso son meras ilusiones, quizás piensen algunos.
¿Cómo podría convencerse usted de que esta esperanza es segura? Para creer en una promesa uno tendría que estar seguro de que quien la hace tiene tanto el deseo como el poder de cumplirla. ¿Quién, pues, es el que promete que los muertos volverán a vivir?
En la primavera del año 31 E.C., Jesucristo prometió: Así como el Padre levanta a los muertos y los vivifica, así el Hijo también vivifica a los que él quiere. [...] No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz [la de Jesús] y saldrán. (Juan 5:21, 28, 29.) En efecto, Jesucristo prometió que millones de muertos volverán a la vida en esta Tierra y tendrán la perspectiva de permanecer para siempre sobre ella en condiciones pacíficas y paradisíacas. (Lucas 23:43; Juan 3:16; 17:3; compárese con Salmo 37:29 y Mateo 5:5.) Puesto que quien hizo la promesa fue Jesús, puede darse por sentado que desea cumplirla. Pero ¿puede hacerlo?

El relato de la resurrección de Lázaro se presenta en el Evangelio de Juan como un hecho histórico. Los detalles son demasiado vívidos para que se trate de una mera alegoría. Cuestionar su historicidad equivale a cuestionar todos los milagros de la Biblia, incluida la resurrección del propio Jesucristo. Y negar la resurrección de Jesús equivale a negar la fe cristiana en su totalidad. (1 Corintios 15:13-15.)
En realidad, si usted acepta la existencia de Dios, no debería costarle creer en la resurrección. Se podría ilustrar con el caso de un señor que graba en cinta de vídeo su testamento para que, después de su muerte, sus familiares y amigos puedan verlo y escucharlo explicar por sí mismo cómo se debe disponer de su fortuna. Hace cien años, esta posibilidad era inconcebible. Y aun hoy para algunas personas que viven en zonas remotas del globo, la técnica de la grabación en vídeo resulta tan incomprensible que les parece milagrosa. Pues bien, si los hombres pueden reproducir las imágenes y sonidos de una escena como la antes mencionada aplicando los principios científicos establecidos por el Creador, ¿no debería él poder hacer mucho más que eso? ¿No es lógico que el que creó la vida sea capaz de recrearla?
El milagro de que Lázaro volviera a vivir sirvió para aumentar la fe de la gente en Jesús y en la resurrección. (Juan 11:41, 42; 12:9-11, 17-19.) También puso de manifiesto de forma conmovedora que Jehová y su Hijo desean resucitar a los muertos.

¿Podemos nosotros creer realmente en la promesa de la resurrección? Sí, pues no cabe la menor duda de que Jehová y su Hijo tienen el deseo y el poder de cumplirla. ¿Qué significa esto para usted? Que tiene por delante la perspectiva de reunirse aquí mismo en la Tierra, pero en condiciones muy distintas, con los seres queridos que han muerto.
Jehová Dios, quien creó a la humanidad en un hermoso jardín, ha prometido restablecer el Paraíso en la Tierra bajo el dominio de su Reino celestial en manos del ya glorificado Jesucristo. (Génesis 2:7-9; Mateo 6:10; Lucas 23:42, 43.) En ese Paraíso restablecido la familia humana tendrá la esperanza de vivir para siempre libre de toda enfermedad. (Revelación 21:1-4; compárese con Job 33:25; Isaías 35:5-7.) Desaparecerá asimismo el odio, el prejuicio racial, la violencia étnica y las dificultades económicas. Jehová Dios resucitará mediante Jesucristo a los muertos para que vivan en una Tierra limpia.

Los testigos de Jehová me ayudaron a estudiar la Biblia en detalle. Cuando aprendí lo que dice sobre la resurrección, lloré. Fue maravilloso saber que volveré a ver a mi madre.
Si usted también ansía volver a ver a un ser querido, los testigos de Jehová le ayudarán con mucho gusto a aprender cómo puede hacer suya esta esperanza segura. Puede contactar con ellos visitando un Salón del Reino de su vecindario o escribiendo a la dirección:
http://www.watchtower.org/s/index.html (bajo el encabezado escribanos)
Espero que la información le sea de ayuda, y si tiene dudas o comentarios,
No dude en escribir al correo: LasdelaV@gmail.com

 

Hola

gracias sonia0105 por responderme te lo agradesco de corazon no voy a decir nada pero lo unico que dire es que la estoy pasando mal muy mal y no se si algun dia podre superar esto es dificil vivir sin la persona que uno quiere y yo ya no puedo mas estoy que me lleva quien me trajo soy hombre y como hombre a todos le hace falta una mujer y a mi me hace falta la mia yo siempre he sido de mucho temperamento y como hombre tengo necesidades fisiologicas.

 

Siento mucho como estas


sólo te puedo decir que es normal que estes así, que sientas ese dolor que te desgarra...verás como el paso del tiempo lo mitiga y poco a poco irás volviendo en ti. Veo que eres creyente, pues apóyate en eso, sabes que antes o después, os vais a volver a encontrar y que a ella lo que le gustaría es que cuidaras de vuestros hijos como si fueras ella. Entiendo que la niña te cause rechazo pero piensa que ella ha perdido algo irremplazable en su vida...a su madre...y que a ti te toca el que no lo note, el que lo sufra lo menos posible.
Llora, grita, dessespérate pero apóyate en tus hijos, no les dejes de lado...tú dolor también es suyo y así lo tienes que entender. Estas pasando lo peor pero de verdad que pasa y si ves que no puedes pide ayuda, dónde sea y a quien sea.
No se qué más decirte, todo en estos momentos parece hueco y sin sustancia...ánimo!!

« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Mi madre murio hace menos de un mes, es normal mi reaccion actual?
por: miriam1791
13
  Mi padre se esta muriendo
por: rociogh3
3
  No puedo asimilar la muerte de mi padre
por: trinity506
5
 
por: green402
0
 
por: dani280292
0
  Sentimientos después de 7 meses
por: neskapolita14
1
 
por: marplatense3
0
 
por: campanilla646
0
  Amen!!!!!!
por: gardeniaparati
13
 
por: campanilla646
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com