•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Moda 
  • Belleza 
  • Embarazo 
  • Bebés 
  • Cocina 
  • Salud 
  • Pareja 
  • Bienestar 
  • Psicología 
  • Sociedad 
  • Sexualidad 
  • Astrología 
  • Ocio y tiempo libre
 
« 

En la clase del colegio.

 

La situación más embarazosa que he tenido en mi vida fue una ocasión en la que fui descubierta masturbándome.
Yo tenía catorce años de edad. Era primavera, el mes de Mayo o así. Estaba en el Colegio sentada en medio de una aburrida lección de geografía. Mi escritorio se encontraba en una esquina en la parte trasera del aula y podía permitirme estar distraida sin que la profesora se diera cuenta. Aquel día comencé a mirar por la ventana a un chico muy guapo que estaba arreglando el jardín del Cole sin su camisa puesta. Yo soy muy atractiva y por aquel entonces era una de las chicas más sexys del Colegio. Ya se me conocía por mi afición a los chicos, lo que significa que era más o menos etiquetada como un pendón. Además siempre iba muy ceñida porque me gustaba mostrar lo que cada vez iba destacándose más en mi cuerpo; sobre todo mis pechos.
El aula donde estaba la clase era muy pequeña, en ella estábamos aproximadamente 26 personas, unas 18 mujeres y el resto, eran chicos para nada atractivos.
Mirar a aquel chico tan guapo empezó a excitarme mucho, la maestra, una señora mayor llamada Cristina había escrito notas en la pizarra para que las anotáramos en nuestros cuadernos mientras ella estaba sentada en su mesa.
El aula estaba en completo silencio, aunque algunos podían hablar con su compañera de pupitre. Yo estaba sola, porque mi compañera se había ausentado ese día. Como yo escribía muy rápido pronto me quedé sin cosas que copiar de la pizarra y mi imaginación comenzó a flotar mientras miraba el torso desnudo del jardinero. Mi mano estaba colocada en mi entrepierna, así, un poco como distraída, y repentinamente comencé a sentir que esa parte de mi cuerpo se humedecía y comenzaba a latir. Di un vistazo rápido para asegurarme que todo mundo estuviera concentrado en su trabajo y que la maestra no me prestara atención. Descubrirme libre de toda atención me excitó aún más e intenté introducir mi mano bajo el pantalón. Pero no pude; ya he dicho que iba muy ceñida. De modo que me desabroché el cinturón, y bajé el cierre de la cremallera con mucho cuidado, me levanté un poquito para bajarlo hasta mi cadera, y después me baje también las bragas. Seguí bajándolas aun más junto con el pantalón hasta dejarlos a la altura de mis muslos, con lo que quedé sentada en el desnudo asiento con el trasero y mis partes al aire.
Comencé a frotar mis pechos por encima de la ropa teniendo cuidado de que nadie lo advirtiera. Mis pezones se pusieron duros como piedras y comenzaron a destacar a través del sujetador y la blusa. Estaba tan excitada que no podía detenerme. Acaricié mi vulva con suavidad, pero se despertaron unas sensaciones tan intensas que metí dos dedos en mi vagina al mismo tiempo que daba otro vistazo al aula para ver que todo iba bien. Saqué los dedos completamente humedecidos y comencé a masajear mi clítoris con esos dedos (el índice y el medio) moviéndolos de arriba abajo. Nadie parecía notar lo que estaba haciendo porque lo hacía en silencio y evitando mover demasiado el brazo, sólo la mano. Mi excitación fue creciendo y ya no pude mantener mi prudencia con lo que comencé a moverme cada vez más y más rápido. De pronto sentí como me empezaba a venir el orgasmo y trate de detenerme. Pero no pude, estaba demasiado excitada como para ir hacia atrás. Continué frotándome hasta que me corrí. No pude evitar que mis fluidos salieran disparados y mojaran hasta mi pantalón.
Empecé a gemir de placer y volví a frotar mi clítoris de nuevo hasta que experimente un nuevo orgasmo. Seguía sin poder detenerme y cuando éste llegó grité en alto: me corro, me corro. Mi cuerpo se estremecía y toda la clase se volvió a ver lo que sucedía, y vieron cómo me estaba frotando y experimentaba otro orgasmo.
Cuando terminé miré a la clase y me di cuenta de que todos estaban mirándome. Sabían perfectamente lo que acababa de hacer y por si fuera poco mis pantalones bajados me dejaban en una posición poco airosa.
La maestra se levantó y llegó a mí justo cuando ya había conseguido subirme las bragas y los pantalones, aunque aún no había conseguido abrocharlos por completo.
Me cogió del brazo y me llevó al director donde tuve que dar mil explicaciones de lo que había estado haciendo.
Me expulsaron del Colegio por dar un mal ejemplo a los demás (cómo si en mi clase fuera yo la única que se hacía pajas).
Fue el momento más embarazoso de mi vida. Porque luego tuve que aguantar la reprimenda de mis padres.
De todos modos, no guardo tan mal recuerdo de aquella ocasión porque pude darme cuenta de que era multiorgásmica.
A pesar de todo lo que me pasó después, estaréis conmigo que era todo un morbazo hacerse una paja allí delante de todos ¿verdad?

¿No os habéis masturbado nunca en clase? ¿Alguien os vio?


Vídeo: Top 10 posturas del kamasutra para los más atléticos

  • Top 10 posturas del kamasutra para los más atléticos
  • ¿Has oído hablar de la habitación del sexo?
  • Las 10 posturas más populares del Kamasutra
 

Me paso algo parecido

hola me ha pasado algo parecido:yo tenia 13 años estaba en el colegio tenia un compañero del cual estaba enamorada perdidamente entonces nos habíamos sentado juntos en la ultima fila en un rincón y nos empezamos a masturbar yo me quitaba la pollera y el el cinturón en un momento empezamos a hacer el amor pero un compañero nos vio le dijo a la maestra mientras nos estábamos vistiendo y por suerte la maestra no nos vio semidesnudos y no le creyo al chico pero igual sentimos vergüenza porque nuestro compañero nos había visto

 

Muy linda historia

no se si será inventada o no pero me gusto mucho como escribiste tu historia

 

Hola te quiero conoser a una chica

hola como estas

 

Yo tambien lo ago

Hola soy una chica de 14 años y me masturbo muy amenudo en clase, una vez ma pille un chico, pero yo le dije que si me queroa masturbar el y me dijo que si fue el mayor dia de mi vida, tuve unos dos orgasmos

 

Que rico que te masturbes

por: deckl2

Yo acabo de hacerlo es riquisimo y quisiera exitarme, compartir experiencias y tener cybersexo contigo, ojalá me respondas :*

 

Que caña, chica!!!!!!!!

debio ser una pasada... a mi nunca me paso nada asi, por que yo tampoco lo hice nunca en el cole... era demasiado recatada como para hacerlo, jajajajajaja
besitoss

 

Guauu

¿De verdad te pasó lo que contaste? Conforme lo iba leyendo, mi mano se fué deslizando para empezar a acariciarme el pene, imaginándome que estaba yo en tu clase viéndote como te masturbabas. Poco me faltó para haberme bajado también los pantalones y las bragas para hacerme una paja a todo.
Recordando, cuando estaba en la secundaria, con unos 14 o 15 años, edad en la que te la pajeas a cada rato, por lo menos en dos ocasiones me masturbé en clase, hasta venirme y dejar mis calzoncillos mojados con mi semen, por lo que al terminar la clase me iba al baño a limpiarme un poco, pero nunca noté que alguien me pillara, aunque tuve la fortuna de pillar a dos chicas masturbándose, mmmm, que tiempos aquellos.
Besitos
Ernesto

 

Fue verdad.

por: Selina

Otra cosa es que le haya añadido algún que otro elemento adicional.

« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Chicas? sinceramente, os gusta el sexo anal?
por: calletana89
26
  Quiero charla caliente
por: sofialf0505
1
 
por: penedeluz18
0
 
por: evidencias
0
 
por: miguelymaria
0
 
por: eliiana15
0
  Amante cómplice
por: pepperman
3
 
por: lucianirvana
0
  Quiero ver a mi novia con un vergon es hermoza no se por que esta fantasia se a vuelto capricho
por: albeirohot
4
 
por: anonimomp
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com