•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
 
« 

Como puedo saber el nombre de mi angel guardian??

 

....


Vídeo: ¿Quieres saber cómo evitar que se te corte la mahonesa?

  • ¿Quieres saber cómo evitar que se te corte la mahonesa?
  • Desfile Ángel Schlesser MBFWM Primavera Verano 2014
  • Miguel Ángel Silvestre y Blanca Suárez: "ni contigo ni sin ti"
 

Catita

holaaaaaaaaaaaaa


 

http://esoterismos.com/descubre-el-nombre-de-tu-angel-protector/


 

Hola tecopio post de yaiza

Métodos para saber el nombre de tu ángel guardián"
Enviado por yaiza147 el 9 julio a 15:14


A continuación expongo varias formas para saber cómo se llama nuestro ángel guardián, elige la que más se adapte a ti, escoge el método con el que sientas una vibración especial (tu ángel te susurrará el método ideal, estate atenta a su señal).

Esto no significa que sea imprescindible saber su nombre para mantener una relación con él sino que en algunos casos, hará que tengamos un vínculo más personal con él a la hora de llamarle, le llamaremos por su nombre.

Para saber su nombre también deben darse unas condiciones óptimas y será que nuestro ángel de la guarda considere que debemos saber cuál es su nombre y que ha llegado el momento indicado.

Si no llegamos a conocer su nombre, tampoco os preocupéis ya que los nombres son más importantes para nosotros que para ellos. Las personas siempre queremos poner un nombre y una apariencia física a los ángeles mientras que ellos valoran más el amor que nos dan, su protección en los peligros, su guía cuando estamos indecisos o tenemos problemas, la comunicación diaria entre ellos y sus protegidos

Los Ángeles no necesariamente necesitan tener un nombre, pero como seres humanos que somos, tenemos la tendencia a buscarle nombre a las cosas, situaciones o personas.

Algunas personas se sienten más cómodas poniéndole un nombre a su ángel y los ángeles se alegran con ésto.

Algunos ángeles trabajan con el estilo moderno de los nombres tales como Angela o Jaime. Algunos otros parece ser que se adaptan más al sonido tradicional que suelen llevar tales como Taramiel o Joshuel. Sin embargo, llamándoles por un nombre específico o no, ellos simplemente son felices de que se les reconozca y se les acepte en nuestra vida.

Existen muchas maneras para encontrar el nombre para tu Ángel.

¿Qué pasa si no te gusta el nombre que haya llegado a ti de una forma u otra? Recuerda que los Ángeles no le dan mucha importancia a los nombres. Pero si te hace sentir más cómoda, cámbialo hasta que sientas una identificación y sensación de bienestar y seguridad.


*PRIMER MÉTODO:

Para saber el nombre de nuestro ángel guardián se debe ayunar por 24 horas y abstenerse de relaciones sexuales y toda sustancia adictiva.

Al otro día, al amanecer, asearse y en el momento en q está saliendo el sol, vestirse de blanco y enfrentar al este de pie con una vasija en las manos, conteniendo aceite de oliva, al que se le ha añadido hojas de laurel y un poco de incienso y mirra.
Colocando los labios encima del aceite repetid siete veces:
MI ÁNGEL GUARDIÁN, CÚAL ES TU NOMBRE?

En el momento en que se repiten estas palabras por séptima vez, va a llegar a la mente el nombre del ángel. Después de recibir el nombre del ángel guardián, se pone el aceite en una botellita y se guarda en un sitio seguro.

Este aceite se usará en meditaciones o cuando se desea contactar al ángel guardián, poniéndonos un poco en la frente, las sienes, el pecho, las manos y los pies.


*SEGUNDO MÉTODO:

Debido a que el ángel es una entidad cósmica de gran poder es aconsejable prepararse mental y físicamente antes de contactarlo. Esto no es superstición sino lógica. Toda energía que proviene del inconsciente debe ser lo más pura posible para poder ser utilizada de forma efectiva. Por esto se recomienda abstenerse de comer carnes, de tener relaciones sexuales y de usar sustancias adictivas como drogas, tabaco, alcohol o cafeína durante 24 horas antes de todo ritual. Bañarse y vestirse de blanco es también aconsejable ya que el color blanco es símbolo de la luz, donde está encerrado todo el espectro solar. Quemar incienso, especialmente incienso y mirra, ayuda en la concentración, como lo es la música suave y etérea.

Para averiguar el nombre del Ángel Guardián de una persona se lleva a cabo la purificación arriba indicada y se abre un libro al azar que puede ser una Biblia o un diccionario. La persona debe enfrentar el Este, que es donde sale el Sol y que simboliza las fuerzas positivas y creativas del universo, y se concentra en lo que desea antes de abrir el libro con los ojos cerrados. Colocar el dedo índice sobre la página derecha y apuntar en un papel sin rayas la primera letra de la palabra que está directamente debajo del dedo.

Esto se hace tres, cuatro o cinco veces, dependiendo de la intuición de la persona. Es decir, esta debe decidir si va a abrir el libro tres, cuatro o cinco veces. Si decide abrir el libro tres veces, va a apuntar tres letras; si decide abrir el libro cuatro veces, va a apuntar cuatro letras; y si decide abrir el libro cinco veces, va a apuntar cinco letras.

La mayor parte de las letras que apunte, ya sean tres, cuatro o cinco, van a ser consonantes, ya que existen más consonantes que vocales en el alfabeto.
Si escribe solo consonantes, procede entonces a colocar cualquiera de las cinco vocales, a, e, i, o, u, en el orden que su intuición le indique, entre medio de las consonantes. Si escribe una combinación de vocales y consonantes, coloca las vocales donde se necesiten. Luego que ésto se ha hecho, se le añade el final "el " u "on" al nombre que han construido, ya que la mayor parte de los nombres de los ángeles tiene esta terminación, como Miguel, Rafael, Gabriel, Sandalfón o Metratón. Por ejemplo, si las letras que se apuntan son H R M, se le pueden añadir dos A y una I para componer el nombre: HARAMIEL.
Ese es pues el nombre del Ángel Guardián de esa persona.

Por otra parte, si las letras que se apuntaron son DGALU, se le añade una sola vocal, como la I, para hacer el nombre DIGALUEL. Si escogen cuatro letras como A T R Z. se le puede añadir una I y la terminación ON, para formar el nombre ATRIZON, o el terminar EL para formar ATRIZEL. Esto es algo que la persona misma decide, guiada por su intuición y su propio Ángel Guardián que le revela de esta manera su nombre. Una vez que se sabe el nombre, se da gracias a Dios y a sus ángeles y se termina el ritual. Ya la persona sabe como llamar a su Ángel Guardián en cualquier momento que lo necesite.

*TERCER MÉTODO

El espejo de amatista
Existe otro ritual a través del cual se puede saber cuál es el nombre del Ángel Guardián y conversar con él. Para esto se necesita preparar espejo de amatista. Este es un cristal o vidrio redondo, transparente de alrededor 15 cms de diámetro que se puede conseguir fácilmente en una cristalería. También puede usar el cristal de un marco de cuadro barato. Este cristal se pinta por uno de sus lados con pintura color violeta o morada. Cuando esté seca la pintura, se le pega una amatista en cada extremo del cristal formando una cruz. Las amatistas deben ser colocadas en la parte del cristal que no esta pintada, pero que refleja una superficie violeta. (nota: recuerden que el color violeta o morado es el color de la transmutación, cambia las vibraciones o pensamientos negativos por positivos, de allí a que se use este color en este ritual).

Una vez que el espejo ha sido preparado de esta forma, se consagra colocándolo sobre un paño violeta sin usar. El espejo se cubre del todo con sal de mar por veinticuatro horas. Esto lo purifica y a la vez lo consagra en el elemento tierra que es simbolizada por la sal, cuando se cubre el espejo de sal se dice: "En Nombre del Creador del Universo y de sus ángeles, te consagro y purifico en el elemento tierra".

Luego se le saca la sal y se rocía con agua de los ángeles o con agua bendita para consagrarlo en el elemento agua. Al rociarlo se dice: "En Nombre del Creador del Universo y de sus ángeles, te consagro y purifico en el elemento agua".

Para consagrarlo en el elemento fuego, se enciende una vela color violeta y se pasa a través del espejo en forma de cruz, de una amatista a la otra. Se dice: "En Nombre del Creador del Universo y de sus ángeles, te consagro y purifico en el elemento fuego".

Por último se consagra en el elemento aire pasándolo sobre un incensario con incienso, mirra y lavanda y se dice: "En el Nombre del Creador del Universo y de sus ángeles, yo te consagro y purifico en el elemento aire".

Después que el espejo ha sido consagrado nadie más que su dueño podrá tocarlo. Cuando no esté en uso, se guarda en un sitio seguro envuelto en el paño violeta.

El espejo de amatista se usa para saber los nombres de los ángeles y establecer contacto con ellos, especialmente con nuestro ángel de la guarda. Se usa el color violeta y las amatistas porque este color es el rayo más alto que existe en el espectro solar y el que conecta la corona de la cabeza con las fuerzas de alta jerarquía espiritual. En el sistema de los chakras representa el séptimo chakra o centro vital que también está conectado con la corona de la cabeza.

Antes de usar el espejo, la persona debe haber ayunado por 24 horas, absteniéndose de relaciones sexuales, licor, tabaco y todo tipo de drogas. El ayuno es importante porque el estómago no debe estar lleno durante ningún ritual y la abstención ayuda a concentrar la atención de antemano en lo que se desea conseguir en el ritual. Las relaciones sexuales se evitan porque desperdician energías y esto disminuye el poder de la persona que va a hacer el ritual. La pureza de mente y de cuerpo son de importancia intrínseca en todo contacto con los ángeles.

El ritual se debe llevar a cabo solo en Luna Creciente y nunca en sábado. La mejor hora para hacerlo es la medianoche. La persona debe estar vestida de blanco y descalza. El lugar se despoja de vibraciones negativas rociándolo con agua y sal de mar. Luego se pasa incienso y mirra y lavanda.
Inmediatamente se hace un círculo invisible alrededor del cuarto con un cuarzo blanco, el cual se ha limpiado con agua y sal de mar y programado para llevar a cabo purificaciones de este tipo. El círculo se forma empezando y terminando en el Este para proteger a la persona de fuerzas negativas. Al hacer el círculo se dice: "En Nombre del Creador del Universo y los cuatro grandes Arcángeles, Rafael, Miguel, Gabriel y Uriel yo sello este círculo en luz y paz".

Después que el círculo ha sido sellado la persona se sienta en el suelo sobre una sábana blanca cubierta con pétalos de rosas blancas. Las luces se apagan de antemano. Sobre la sábana, frente a la persona, se coloca el paño violeta con el espejo amatista. A su alrededor se encienden cuatro velas cortas color violeta en forma de cruz. Luego se dice: "En Nombre del Creador del Universo, yo pido a mis ángeles guardianes que se revelen ante mí en este espejo sagrado de amatista, en el rayo violeta. Amén".

A continuación cierre los ojos, relájese y respire profundamente, inhalando por la nariz contando hasta cuatro, aguantando la respiración haciendo el mismo conteo y exhalando por la boca también en conteo de cuatro. Esta respiración se conoce como pranayama. Repita lo anterior seis veces.
Inmediatamente después empiece a contar hacia atrás, del diez al uno. Esto pone a la persona en un leve trance, en lo que se conoce como estado alfa, cuando es más fácil contactar las fuerzas del Inconsciente. Al llegar al número uno, levántese y diga: "Mi Ángel de la Guarda, que velas principalmente por mí, revélame tu nombre y tu rostro divino en nombre de Nuestro Creador".

Coloque de inmediato la mente en blanco, y espere. Casi al instante va a llegar a la mente el nombre del ángel. El primer nombre que se perciba es el nombre del Ángel Guardián. Es importante no analizar el nombre, sino aceptarlo sin duda alguna. Tan pronto se recibe el nombre del ángel, se abren los ojos y se mire al espejo, visualizando una luz violeta que refulge sobre su superficie. En el medio de esta luz se forma el rostro o imagen del Ángel de la guarda. Diga a continuación: Gracias, ángel mío... y mencione su nombre (el del ángel).

En estos momentos se pide un mensaje al ángel o se le pide ayuda en algo que se desea o necesita. Coloque de nuevo su mente en blanco y recibirá la respuesta del ángel. Esto también cuando sucede Ud lo va a entender, de esta manera se le pueden hacer preguntas al ángel y recibir su respuesta.

Naturalmente no es aconsejable hacer preguntas inapropiadas o que puedan ser ofensivas a un espíritu de alta jerarquía. La conversación con ángel de la guarda debe ser usada para ayudar la evolución espiritual de la persona o en acciones materiales sobre las cuales la persona no tiene control y que se esperan peligros para ella o sus seres queridos. El contacto no debe pasar de quince minutos.

Cuando el ángel ha contestado las preguntas, se le dan las gracias y se apagan las velas, antes de recoger el espejo y la sábana, se toma el cuarzo de nuevo y se hace un nuevo círculo diciendo: "En Nombre del Creador del Universo y de sus grandes Arcángeles Rafael, Miguel, Gabriel, Uriel yo desvanezco este círculo en luz y paz. Este ritual ha terminado".

El cuarto se recoge y se guarda todo para usarlo en otra ocasión. Los pétalos se echan a volar por una ventana.

*CUARTO MÉTODO

En general nuestro ángel custodio no tiene nombre a menos que nosotros le pongamos uno. Un amigo mío que es se encontraba muy enfermo me recomendó una vez rezarle a Dios para que me recomiende un nombre para mi Ángel Guardián, luego abrir la Biblia en una pagina al azar y leer hasta encontrar un nombre y usar aquel para mi ángel guardián. Tal vez no funcione para ti pero yo seguí el consejo de mi amigo y mi dedo terminó en un comentario a pie de pagina, no en un nombre de bíblico, pero si en el de un santo!

*QUINTO MÉTODO:

MEDITACION PARA CONOCER A NUESTRO ANGEL:
Esta meditación, debemos leerla haciendo conciencia de que nuestro Angel escribió para nosotros las líneas que se presentan a continuación, es muy sencilla, muy bonita y muy efectiva, y por medio de ella, conoceremos el nombre de nuestro Angel Guardián. Disfruten la meditación, y reciban todo el amor de su Angel protector, sobre todo a partir del momento cuando reciban su nombre. Se sugiere llevar un diario Angelical, para escribirle cuando así lo deseen, y así acercarse aún más a él.

"Todos los días hay un pensamiento de mí para ti, y un espacio por si tú también quieres decirme algo. Yo estaré aguardando con el más grande amor cada vez que desees hacerlo; pero igualmente seré inmensamente feliz si alguna vez no tienes ganas de escribirme.
Me gustaría muchísimo que supieras mi nombre. Yo te lo trasmitiré por medio de una meditación muy sencilla, que es preferible que hagas por la noche, cuando te dispongas a dormir. Deberás estar tranquilo y tener la seguridad de que yo me comunicaré contigo. Si no escuchas mi nombre en el momento del ejercicio, cuando despiertes una mañana lo sabrás; puede ser la misma mañana después de la meditación, todo depende de tu apertura hacia mí.
Cuando termine esta carta te describiré el ejercicio y una vez que conozcas mi nombre, podrás escribirlo en nuestro diario, después de cada mensaje mío para ti, y también podrás dirigirte a mí siempre por mi nombre.
Ese nombre que escucharás o que recibirás mentalmente, es con el que quiero que me llames. Te digo esto porque muchas personas a veces esperan oír un nombre bíblico o alguno que suene distinto a su idioma; pero no siempre es así, nosotros usamos nombres sencillos. La vibración de mi nombre producirá efectos positivos en ti...También al principio de cada mensaje de nuestro diario, que recibas de mí, te agradeceré que comiences con: "Querido ______" y con profundo amor te pido que en el espacio, escribas por mí, tu nombre.
¿Sabes que cuando recibiste tu nombre, fue susurrado por mí?... Tiene una vibración que nos une más... Cada vez que quieras hablar conmigo, lo puedes hacer; no es necesario que lo hagas siempre por medio de nuestro diario, aunque la comunicación mediante él reforzará nuestra unión. Yo siempre estoy junto a ti, y ahora que empezarás a pensar en mí, la luz que vas a proyectar me abrirá el espacio para acercarme más; te alumbrará tu propia luz y la mía y yo te mantendré cubierto con mis alas para que permanezcas siempre dentro de mi aura.
Recuerda siempre que te amo con el más grande y profundo amor; que hoy, todos los Angeles celebran este gran acontecimiento y quieren que te transmita este mensaje: "Somos tus amigos, te amamos, y siempre que nos necesites, solo tienes que llamarnos para volar en tu auxilio"... Ahora... trata de sentir todo el amor que unidos, todos los Angeles te estamos transmitiendo ...
Tu Angel Guardián.
Siempre he esperado este momento, y hoy, que te acercas a mí, me regocijo y mi alma resplandece con más fulgor. Todos los Angeles están de fiesta y yo te abrazo más fuertemente para guiarte con amor, por que te amo.
Ahora, para escuchar mi nombre, sólo tienes que tranquilizarte, aquietarte y escuchar con tu corazón.

Antes... respira profundamente tres veces, y mientras lo haces, piensa que estás inhalando aire fresco y dorado que emana de mi corazón angelical... Yo te abrazo y con profundo amor, te acerco a mi pecho... piensa ahora, que ves a muchos Angeles que transportan hacia ti todo el aroma del campo....te bañan con las esencias más sutiles... Resplandeces y eres feliz...ahora te susurraré mi nombre... escucha con el oído de tu alma ... Te amo profundamente, Yo soy tu Angel de la Guarda y mi nombre es: _____________________ " (anótalo aquí)

*SEXTO MÉTODO:

EL PÉNDULO NOS DICE COMO SE LLAMA NUESTRO ÁNGEL GUARDIÁN.

CONTACTAR CON TU ÁNGEL GUARDIÁN, pues Él es tu otra mitad y podrás consultarle cualquier duda sobre cualquier cosa y ten la seguridad que siempre te ayudará, pues está ansioso de poder hacerlo. Él es el primer círculo protector a tu alrededor.

Desde que encarnamos, nos es asignado un Ángel guardián, nos guste o no y lo sepamos o no, para que nos cuide, proteja y ayude. Hasta que por fin consigamos evolucionar espiritualmente y DESPERTAR para recordar quienes realmente somos y reencontrarnos con nuestro Yo Superior, ese Ángel nos acompañará. Por consiguiente, Él será tu mejor amigo para aconsejarte en esa nueva "vida" espiritual... si es que decides empezar a conocerla.

Y te preguntarás ¿cómo lo hago para contactar con mi Ángel? Pues es más fácil de lo que crees.
Existe una manera muy práctica con un péndulo.

No hace falta ninguno de especial pues en realidad el péndulo somos nosotros y lo que cuelgues de un cordel es un instrumento, lo mismo que el bolígrafo es el instrumento que usamos para escribir pero que por si mismo no escribe. O sea que de momento cualquier peso sujeto al extremo de un fino cordel de unos 10 centímetros de largo te sirve.

Mediante preguntas para obtener las respuestas concretas SÍ o NO podrás hablar con Él y posteriormente con las demás Entidades si ellas lo creen conveniente y necesario para tu desenvolvimiento.
Posiblemente con tu Ángel las respuestas serán lineales, con un movimiento de vaivén perpendicular a tu cuerpo con el SÍ y paralelo con el NO sujetando el cordel con el índice y el pulgar. También puedes obtener un movimiento de rotación en el sentido del reloj con el SÍ y contrario a las agujas con el NO y más o menos rápido según sea la contundencia de la respuesta (SÍ o SIIIIIÍ) Es cuestión de ir probando y preguntando para que te confirme el SÍ y el NO.

Por ejemplo puedes empezar preguntando: ¿un movimiento de vaivén perpendicular significa SÍ? y el péndulo se moverá en ese sentido si te lo confirma o se moverá en paralelo si te lo niega.
Y a continuación ya puedes empezar a "hablar" con Él, comenzando por saber su nombre. POR EJEMPLO ASÍ...

-¿Puedes decirme tu nombre?
*Sí
-¿Puedes indicármelo con cada letra?
*Sí
-¿Tu nombre tiene tres letras?
*No
-¿Cuatro letras?
*No
-¿Cinco letras?
*Sí
En un papel señala los cinco trazos para ir anotándolas: _ _ _ _ _
-¿La primera letra es una vocal?
*Sí
-¿Es la A?
*No
-¿Es la E?
*No
-¿Es la I?
*Sí
Y anotas: I _ _ _ _
-¿La segunda letra es una vocal?
*No
-O sea que es una consonante...
-¿Es la B?
*No
-¿Es la C?
*No
-¿Es la D?
*No
-¿Es la F?
*No
-¿Es la G?
*Sí
Y así vas escribiéndolas sucesivamente hasta completar su nombre: I G _ _ _

Y, cuando ya os hayáis "presentado", podrás preguntarle todo lo que se te ocurra o lo que Él telepáticamente te influirá para que se lo preguntes.
Inicialmente deberías limitarte a preguntas muy concretas y repetidas, sin miedo a ser insistente. Por ejemplo, después de recibir una respuesta dudosa:

-¿Seguro que estoy interpretando bien tu respuesta?
*Sí
y si todavía no estás totalmente convencida/o insistes:
-¿Seguro?
*Sí!!!

En cambio si le preguntas algo con una respuesta variable...

-¿De qué color es? no sabrá responder. Por el contrario si preguntas:
-¿Es negro?
*No
-¿Es blanco?
*No
-¿Es rojo?
*Sí
Y si no te queda claro repites:
-¿Seguro?
*Sí!!!

Al principio es cuestión de paciencia y a la mínima que dudes con una respuesta, te dices: "calma", dejas reposar tu mano, te concentras y vuelves a repetir la pregunta o procuras formulársela de otra manera. Poco a poco tendrás más agilidad mental y tus dotes telepáticas aumentarán considerablemente, ya lo verás.
Si se te hace difícil, para facilitarte la concentración y como deferencia hacia Él, puedes encenderle una vela blanca y simplemente mirando la llama, pídele que te ayude y proteja, mientras sostienes el péndulo para confirmar sus respuestas afirmativas. Y poco a poco irás notando un entendimiento y una comunicación fantástica entre vosotros.
Pronto estarás "hablando" constantemente con Él, como actualmente hablas normalmente contigo misma/o.

Y si aún así no lo consigues, olvídate de momento del péndulo. Sólo con tener el convencimiento absoluto de que tienes a tu disposición a un Ángel ya es suficiente. Háblale y pídele su ayuda porque aunque no captes sus respuestas, siempre está a tu lado. Verás como de aquí a poco vuelves a "sentir" la necesidad de utilizarlo y esa vez será porque Él te inducirá a ello.

*SÉPTIMO MÉTODO:

Un momento ideal puede ser antes de dormirte, cuando ya estás en la cama, cierra tus ojos, y dile a tu ángel de la guarda así, simplemente:

Querido ángel de la guarda, quiero saber tu nombre, hasta el momento sólo te he llamado de esta forma, tan impersonal, pero en realidad, me gustaría poder hablarte, como a un amigo, ya que te necesito, y siento tu presencia y tu compañía.

Dime tu nombre, de alguna forma que yo pueda comprenderlo, estaré prestando atención a tus mensajes, gracias, te amo

El te responderá, en el sueño de esa misma noche, o luego, más adelante, en el transcurso del día siguiente o días siguientes, presta mucha atención, a todas y cada una de las señales, es un ejercicio también, ya que hay que estar atentos.
Tal vez te hará soñar con alguien que lleva su nombre o un nombre parecido al que tiene.

El nombre puede ser de un idioma desconocido para ti, inclusive de una lengua no usual, una lengua que ya no se utiliza en la actualidad.
Puede ser un nombre en un idioma desconocido para ti, o que, aunque lo conozcas no sea el que tú hablas.

Si esto sucediera y tuvieras alguna señal que te diera la pauta de lo que puedes creer es el nombre, si crees que te lo ha manifestado, al día siguiente durante la vigilia le preguntas, en voz alta:me has dicho tu nombre? es...?
Y le preguntas el nombre que te ha parecido escuchar.

Entonces, dejarás que éste resuene en tu interior, sentirás dentro de ti la respuesta.

Es así como ellos se comunican, es así la comunicación telepática.
Debes sentirla, y debes aprender a diferenciarla de lo que es el subconsciente, o una idea que hayas tenido de antemano.
Tu propio Ser Interno, te dará la respuesta definitiva, o no, tal vez no debas saber el nombre en ese momento.

No desesperes, ya que en estas cuestiones, la paciencia es fundamental, deberás tenerla, para poder descubrir el nombre de tu ángel


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
 
por: ojitosb1
0
  Buenos dias consultas economicas
por: enamay12
1
 
por: manuell22
0
 
por: annal54
0
 
por: susanc6
0
 
por: lalycoseano
0
 
por: raissa012
0
  Me ayudais a interpretar gracias
por: virita34
2
 
por: raissa012
0
  Ofrezco consulta completamente gratis
por: vanesamartin
8
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com