« 

Las vitaminas y su importancia en la fertilidad

 

bueno chicas yo sigo buscando y buscando información para mejorar en todo lo que pueda mi otra búsqueda: la del bebé. y os mando este tocho por si os interesa. lo he sacado de dos libros: fertilidad natural de helen caton y el gran libro de la fertilidad de uta könig. espero que os resulte útil. un besazo

Los efectos de las vitaminas sobre la concepción y la fertilidad

-Vitamina A (retinol): Proporciona flexibilidad a la piel y fortalece las mucosas de la boca, los pulmones, el aparato digestivo, los riñones, la vesícula y los órganos genitales. Es indispensable para la conformación de nuestros huesos y para nuestra fertilidad. Protege las glándulas germinativas del hombre y allana el camino de los espermatozoides hasta el óvulo: en caso de déficit el cordón espermático y las trompas de Falopio se estrechan hasta producir esterilidad. Ayuda a prevenir los defectos congénitos, a evitar infecciones y a tener buen apetito. Produce las hormonas masculinas necesarias para la reproducción. Dosis recomendada: cuidado!! La vitamina A en dosis altas es venenosa, es mejor cubrir las necesidades a través de sus precursores, como el betacaroteno, que asimilar la vitamina A en estado puro de los despojos y el aceite de hígado de bacalao. La cantidad diaria necesaria es de 1 mg, y a partir de 5mg se manifiestan síntomas de intoxicación: náuseas, cefaleas y trastornos de la visión. Las 10 mejores fuentes: zanahorias, pimientos, col verde, hinojo, albaricoques, tomates, brécol, espinacas, pan integral y mantequilla.

Las vitaminas B deberían tomarse en forma de complejo. El aporte de vitaminas del grupo B a través de la dieta debe ser constante, de lo contrario puede producirse un estado carencial con relativa facilidad. Cuando preparemos verduras que contengan vitamina B hay que tener en cuenta que no deben servirse nunca cocidas sino crudas o , a lo sumo, escaldadas con muy poco agua, pues el contenido vitamínico se reduciría a la mitad.
-Vitamina B1 (tiamina): Consumida durante el embarazo previene el desarrollo de el labio leporino en el feto. Contribuye a solventar los problemas psíquicos: irritabilidad, escasa concentración y falta de memoria. Puede corregir la esterilidad y la infertilidad, reduce los vómitos, mejora el apetito y, con ello, el peso del bebe la nacer. Previene los casos que clínicamente se denominan parto de feto muerto. Dosis: 1.4 miligramos. Cuantos más hidratos de carbono ingerimos, mayores son nuestras necesidades de vitamina B1. el aporte de tiamina se ve alterado sensiblemente cuando está acompañado de un exceso de hidratos de carbono refinados: azúcar, harina o arroz molido. El alcohol y el café también perjudican su asimilación. Las 10 mejores fuentes: levadura de cerveza, carne de cerdo, aves, habas de soja, copos de avena, pan integral, germen de trigo, legumbres, arroz natural y patatas.
-Vitamina B2 (riboflavina): Hay que evitar el déficit de esta vitamina a toda costa ya que tiene graves efectos en el embarazo. Es la responsable de la obtención de energía de la s células y el crecimiento, en particular durante el embarazo. Su toma en forma de complejo vitamínico dará como resultado unos ojos sanos, así como piel, labios, uñas y cabello en buen estado. Dosis: 1.6 miligramos. Las necesidades diarias aumentan cuando la dieta es rica en grasas, pero también si se abusa del tabaco y el alcohol. Las 10 mejores fuentes: carne de ternera magra, levadura de cerveza, bacalao, col verde, espinacas, leche, queso, aves, pan integral, requesón magro.
-Vitamina B3 (niacina): Es importante para el desarrollo del feto en el seno materno, ya que participa en procesos suministradores de energía. Además tiene una acción vasodilatadora y estimula la circulación sanguínea. Previene los dolores de cabeza, la tensión, el nerviosismo y los síntomas de trastornos psíquicos graves. Previene defectos congénitos como la palatosquisis o fisura del paladar. Dosis: 15 mg. Las 10 mejores fuentes: aves, carne magra, champiñones, atún, caballa, sardinas, conejo, levadura de cerveza, salvado de trigo y leche.
-Vitamina B5 (ácido pantoténico): los complementos de esta vitamina ayudarán en caso de insomnio, depresión y trastornos digestivos, y sobre todo de náuseas durante el embarazo. Impulsa el crecimiento del cabello y vela celosamente por la pigmentación. Su déficit puede contribuir a una serie de problemas relacionados con la reproducción. Dosis: 6 mg. Pueden ser victimas de una carencia las personas que beben alcohol con regularidad o hacen régimen a menudo. Las necesidades aumentan considerablemente durante el embarazo así como en situaciones de estrés, infecciones y heridas. Las 10 mejores fuentes: alubias, champiñones, brécol, queso, huevos, pollo, leche, copos de avena, pan integral y levadura de cerveza.
-Vitamina B6 (pirodoxina): Su déficit puede provocar estados de ansiedad, depresiones, insomnio y síndrome premenstrual. Pero, sobre todo, es la vitamina del crecimiento por excelencia, puesto que es responsable de la división celular, sin la que el crecimiento sería impensable. En realidad, controla la especialización celular. Ello la convierte en la vitamina más importante durante el embarazo junto con el ácido fólico y la vitamina B12. su déficit puede provocar trastornos de las hormonas sexuales LH y FSH, ya que ambas forman parte de las hormonas proteicas de la hipófisis. Además también interviene en la fabricación de las hormonas esteroides, es decir, en la de las hormonas sexuales estrógeno y testosterona. Se indica para el tratamiento contra el insomnio y los calambres nocturnos. Es posible aliviar en gran medida el síndrome premenstrual mediante la ingesta de complementos de esta vitamina, así como los mareos y otros trastornos del embarazo. Dosis: 6 mg. El tabaco, el alcohol y la píldora anticonceptiva incrementan su consumo, de modo que a la larga puede producirse un estado carencial. Las 10 mejores fuentes: germen de trigo, pan integral, levadura de cerveza, caballa, arenques, aves, pimientos, judías verdes, carne magra de cordero, carne magra de cerdo.
-Vitamina B12 (cobalamina): Es necesaria para tener unos espermatozoides sanos. Alivia los trastornos menstruales. Ayuda a equilibrar el sistema nervioso, mantiene un hemograma sano y mejora los problemas dermatológicos. La vitamina B12 ayuda al ácido fólico en la producción de ADN y, por consiguiente, es absolutamente imprescindible para la formación de nuevas células y la división celular del feto. Un aporte suficiente de esta vitamina y ácido fólico reduce el riesgo de lesiones del tubo neural, boca de lobo y labio leporino. Un déficit puede ocasionar lesiones de nacimiento, trastornos en la función de los ovarios e, incluso, esterilidad. Dosis: 3 microgramo. Las 10 mejores fuentes: carne magra de ternera, caballa, arenques, ostras, queso, sardinas, gallineta, bacalao, requesón magro y carne magra de cerdo.

-Vitamina H (biotina): Ayuda a combatir la caída de cabello y las inflamaciones cutáneas graves. Favorece la división celular. Es necesaria para el cabello, la piel y las mucosas, para un crecimiento sano y un perfecto funcionamiento del hígado. Dosis: 200 microgramos. Los estados carenciales son muy raros. Se presentan en personas que comen grandes cantidades de clara de huevo cruda, hacen regímenes extremos, beben mucho alcohol o tienen que tomar antibióticos. Las 10 mejores fuentes: levadura de cerveza, champiñones, pan integral, arroz natural, lentejas, leche, huevos, coliflor, copos de avena y yogur entero.

-Ácido fólico: esta vitamina del grupo B actúa principalmente en el cerebro y el sistema nervioso. Es una sustancia decisiva para la división y el metabolismo celulares. Favorece el desarrollo del canal medular. Si este no se cierra correctamente en el embrión, pueden aparecer fisuras labiales y mandibulares y defectos del tubo neural como médula espinal al descubierto, parálisis, hidrocefalia y anencefalia (atrofia del cerebro). Dosis: 900 microgramos. Las 10 mejores fuentes: levadura, espinacas, brécol, coles de Bruselas, endibias, col verde, tomates, naranjas, habas de soja y pan de trigo integral. El ácido fólico es muy sensible. Pero aunque se preparen los alimentos con cuidado es muy difícil cubrir las necesidades diarias a través de una dieta natural. Para eso tendríamos que consumir más de cuatro kilos y medio de tomates. En el caso de las coles de Bruselas bastaría con 1.100 gramos.

-Vitamina C: Interviene en la producción de las hormonas sexuales. Su déficit está relacionado con el aborto espontáneo y la baja resistencia a las infecciones en los niños. Es útil para absorber el hierro y es importante para el bienestar general y una buena salud psíquica. Mejora la calidad del semen en los hombres. Dosis: 75 miligramos. Las 10 mejores fuentes: acerolas, escaramujo, pimiento rojo, espino amarillo, patatas, kiwis, fresas, cítricos, grosellas negras, todas las variedades de col. Una coliflor recién comprada contiene entre 57 y 124 mg de vitamina C por cada 100 g. una coliflor fresca de 120 mg tan solo contiene entre 10 y 12 mg de vitamina C después de pasar una semana en el frigorífico. El tabaco, las infecciones y la contaminación ambiental aumentan las necesidades de esta vitamina. El hombre ha perdido la capacidad de producirla en su propio organismo y la tenemos, por eso, que obtener de la dieta. Hay que digerirla a diario porque es hidrosoluble.

-Vitamina D (colecalciferol): Contribuye a prevenir los defectos congénitos que afectan al cráneo, las mandíbulas y la cara, es decir, endurece los huesos. Dosis: 5 microgramos. Si llevamos una vida sana no debemos preocuparnos del aporte de vitamina D. normalmente nuestra piel la produce de forma natural, siempre que le demos la oportunidad mediante paseos con luz diurna. No es posible excederse con la dosis, porque el cuerpo produce solo la que necesita. Su déficit produce raquitismo, huesos y dientes frágiles y quebradizos.

-Vitamina E (tocoferol): Es posible que influya sobre el sistema hormonal del ser humano. Estimula la hipófisis para que envíe más hormonas propias como neurotransmisores a las glándulas germinativas (ovarios/testículos) para que éstas produzcan más hormonas sexuales. Como consecuencia puede mejorar la potencia y la fertilidad masculina y las molestias menopáusicas femeninas. En cambio, la carencia acusada provoca daños en los órganos sexuales masculinos y puede llegar a suprimir la facultad de procreación. Además, se sabe que junto con la vitamina C actúa contra la aglutinación de los espermatozoides y aumenta su movilidad. Beneficia el desarrollo de los espermatozoides: confiere mayor flexibilidad a los que han alcanzado la madurez. Previene el aborto espontáneo y facilita el parto: contribuye a reducir su duración y a evitar el déficit de oxígeno en el neonato. Un aporte deficiente puede debilitar al feto y provocar una atrofia del corazón, cerebro, pulmón y riñones. Dosis: 12 mg. El déficit puede estar provocado por la píldora y, también, por una alimentación pobre en grasas. Las 10 mejores fuentes: aceite de germen de trigo, col verde, aguacate, hinojo, huevos, pimientos, mantequilla, almendras, escorzonera y semillas de girasol.

-Ácidos grasos esenciales: Corrigen deficiencias relacionadas con la esterilidad masculina y es un factor a tener en cuenta en el peso bajo del bebé al nacer. Mejora las alergias, los problemas de piel y los trastornos cardiocirculatorios. Es útil para regular la ovulación y la menstruación. Son el elemento constitutivo de las membranas celulares adiposas de todo el cuerpo. El exceso de grasa es perjudicial para la salud y la fertilidad. Sin embargo, el ser humano moriría si no tuviera grasa. La grasa aporta energía, es portadora de las vitaminas liposolubles A, D y E y, además, suministra los ácidos grasos esenciales (ácidos linoleico, linolénico, araquidónico, eicosapentenoico y docosahexaenoico) que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo en cantidad suficiente. El más importante, el ácido linoleico está presente en el aceite de cardo, de girasol, de maíz y de soja. Los ácidos grasos esenciales son necesarios para nuestro sistema hormonal: influyen sobre la producción de las prostaglandinas, las cuales regulan las hormonas sexuales. Su déficit provoca dolores menstruales, hipersensibilidad de las mamas y síndrome premenstrual. Dosis: entre 60 y 70g de grasa al día son suficientes para un adulto. Sin embargo, con nuestros hábitos alimentarios actuales ingerimos de 130 a 140 g al día. . Las 10 mejores fuentes: pescado de mar, aceite de: cardo, linaza, soja, pescado, onagra, cacahuete, borraja, girasol y germen de maíz.

-Vitamina K (filoquinona): Puede considerarse una protección antihemorrágica del cuerpo humano, sin ella nos desangraríamos incluso por un rasguño. Su déficit podría acarrear problemas de parto, pero por lo general se evitan mediante una dieta sana. Dosis: 10 microgramos. La vitamina K es tóxica si se ingiere en grandes dosis de preparado vitamínico. Las necesidades se pueden cubrir con productos naturales. Las 10 mejores fuentes: coles de Bruselas, colinabo, acelgas, rapónchigo, puerros, espinacas, tomates, pan integral, pechuga de pollo y legumbres.


Vídeo: ¿Cuáles son los mejores y los peores momentos de un embarazo?

  • ¿Cuáles son los mejores y los peores momentos de un embarazo?
  • ¿Cuáles son los consejos más importantes durante el embarazo?
  • Ejercicios para evitar molestias durante el embarazo
 

Lo subo!!

...


 

Super!!!

muchas gracias Tula, precisamente estaba pensando en eso, y buscaba en internet, ya que me he dado cuenta que mi moco cervical es muy poco y no muy consistente, asi que tomare en cuenta tus consejos y haber si logro encontrar el libro en la libreria xq se me hace muy bien los consejos q te dan y por lo que veo tambien es para embarazo...

un abrazo Viv


 

Muchas gracias

Está interesantísimo.
Por cierto, la levadura de cerveza aparece en casi todas partes.
Hice una dieta hace un tiempo también para esto y al final, cuando acabó me dijeron que habían descubierto que las mujeres que tomaban un suplemento de levadura de cerveza tenían más facilidad para concebir. Estuve tomando un poco tiempo pero luego lo dejé, asi que no se si volver a tomar...


 

por: tula43

yo también me he quedado con eso y con las vitaminas del grupo B. dicen que es mejor tomarlas en un preparado vitáminico porque son hidrosolubles y el cuerpo solo puede almacenarlas con limitaciones.
estoy pensando preparar otro tocho sobre los minerales y los oligoelementos, a ver si tengo ganas el fin de semana. la verdad que el gran libro de la fertilidad se ha convertido en mi libro de cabecera y cada vez que me asalta una duda, siempre recurro a él.
pues nada habrá que tomar algún complejo vitamínico y levadura de cerveza. ah, y el zumito de la mañana. un beso


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Consulta con el ginecólogo
por: carla1376
4
  ¿cuando estamos embarazadas, seguimos ovulando??
por: jhocie
4
  Ayer me dio negativo y me acaban de comunicar un embarazo...
por: bimba2112
1
  Ayuda ovulacion
por: bimba2112
1
 
por: cachitofresa
0
  Una preguntilla...acido folico
por: mhg178
4
 
por: sara5000
0
 
por: nukanala
0
  Por fa que lio llevo....ayuda
por: morvedre
4
  Se puede ovular a la semana de haber tenido la warry???
por: morvedre
2
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección