« 

¿quién manipula?

 

Una persona ha manipulado mis mensajes, de forma muy interesada, pego mi mensaje completo para que no haya ninguna duda, aunque algunos sean tan caraduras de decir que los demás hacemos esto y lo otro y sea precisamente quien más tiene que callar el que más hable.
En mi mensaje se ve que hablo de una persona del foro no de todo el mundo ni mucho menos de las víctimas del terrorismo, hay que ser un sinvergüenza para manipular las cosas de esta forma y sin despeinarse. Gracias a que muchos antielección sois tan malas personas nadie os hace caso ni podéis tener voz ni voto para aprobar leyes. Seguid así, nos lo ponéis muy fácil.

"No entiendo su interés"
Enviado por nixaba el 21 junio a 23:33

por las vidas ajenas, a mi me la pela si se conecta diez u doce horas diarias, como si se conecta una. Pues si piensa que le voy a contar el por qué lo lleva claro, jajaja.

Además está obsesionada con la vida personal y los conflictos que hayan podido tener los demás , y yo que deshecho la mayoría de gilip*lleces que cuenta sobre su (probablemente falsa) vida .

[http://foro.enfemenino.com/forum/F95/__f13683_r133062_F95-Aprovecha] -bolitazul-envia-un-mensaje-a- la-familia-de-eduardo-puelles- garcia.html


Vídeo: Consejos de seguridad infantil en internet: Grooming

  • Consejos de seguridad infantil en internet: Grooming
  • ¿Qué debería haber en una caja de maternidad?
  • ¿Cómo combatir la depresión postparto?
 

holanda comienza a hablar abiertamente del síndrome post aborto

"holanda comienza a hablar abiertamente del síndrome post aborto "
Enviado por 02azul el 24 junio a 13:32



Enviado por siempreazul el 23 junio a 13:54


Holanda comienza a hablar abiertamente del síndrome post aborto
5 Junio 2009.- Cada año se practican unos 30.000 abortos en Holanda y apenas se habla de ello. Se silencia que algunas mujeres sufren ataques de ansiedad, depresión y remordimientos, entre otros efectos tras abortar. La edición de Amsterdam de Metro (25 enero 2008) se ha decidido a hablar de La otra cara del aborto, con un amplio reportaje con testimonios de estas mujeres.

REDACCIÓN HO / METRO.- Las mujeres que abortaron suelen intercambiar sus sentimientos en foros de Internet. Marijke Veerman, redactora del citado diario, entrevistó a unas veinte jóvenes que sufren las consecuencias de abortos practicados en 2007. Sarah, de 19 años, Amanda y Brit, que tenía 18 años cuando abortó, cuentan los motivos que las indujeron, la inseguridad con la que llegaron a la clínica y el poco apoyo que recibieron en ésta, aun cuando daban señales de no estar absolutamente
seguras de su decisión.

A Sarah fue el novio quien la animó a abortar. Provenía de una familia turca que nunca le hubiera perdonado tener un hijo fuera del matrimonio. Mi amor por mi novio era entonces más grande que por la criatura, así que acepté -cuenta Sarah-. Ahora me pregunto: ¿cómo habría sido el niño?, ¿cómo habría ido todo? Le pido por favor a toda mujer que dude, que no vaya a la clínica. Nunca te lo perdonarás.

El síndrome post aborto, analizado en Nueva Zelanda

El reportaje cita una investigación realizada en Nueva Zelanda que siguió a un grupo de mujeres de 15 a 25 años. El 42 por ciento de las que habían abortado antes de los 25 años (cfr. Aceprensa 6/06) tenían serios problemas psíquicos, el doble de las que nunca lo habían hecho.

Gert-Jan Noorman, de la fundación de protección de los no nacidos VBOK, reconoce este efecto post aborto: A nuestra asociación acuden jóvenes descontentas, con sentimientos de culpabilidad y depresiones. Nosotros lo llamamos síndrome post aborto. A veces ocurre inmediatamente después del aborto, otras más tarde, cuando la mujer se da cuenta que habría podido vivir con ese hijo.

Los testimonios, silenciados

Un motivo de que este tema siga siendo tabú, lo achaca Laura van Lee, investigadora de la fundación Rutger Nisso Group, a que el actual gobierno quiera reformar la legislación sobre el aborto. Médicos y partidarios del aborto temen que los testimonios sobre efectos negativos del aborto puedan llevar a limitarlo e incluso a prohibirlo, reconoce Lee, cuya fundación más bien promociona el aborto que lo desaconseja. Añade también que por orden del Ministerio se está llevando a cabo una investigación sobre la legalidad del modo de actuar de las clínicas, a la que seguirá otra sobre las consecuencias del aborto. La ley actual permite abortar hasta la semana 22 del embarazo.

Brit reacciona de modo positivo: Yo creo que si me hubiesen preguntado más, hubiera dicho que dudaba, pero no lo hicieron. Espero que algo cambie en las clínicas y que se tomen decisiones bien meditadas. Para mí ya es tarde. Tendré que seguir viviendo sin mi hijo.

Fuente: Post-aborto Asturias

______________________________ ______________________________ _______________________

Nuevo libro de la terapeuta pionera del SPA
Theresa Burke creó la primera terapia específica del SPA, La Viña de Raquel, que No Más Silencio lleva a cabo en España. Ahora acaba de publicarse en español el famoso libro "The Forbidden Pain", traducido como "Mujeres Silenciadas". Recomendamos su lectura para una visión profunda y terapéutica del SPA.



Nuevo estudio sobre aborto y conflictos de pareja
La revista médica 'Public Health' confirma que el aborto provoca más conflicto en la pareja

Muchas mujeres abortan para conservar a su pareja; pero al hacerlo crece el riesgo de ruptura y los problemas sexuales.

Abortar y seguir manteniendo la misma pareja no es fácil ni eficaz. Muchas mujeres abortan presionadas por su pareja o para evitar que el hombre las abandone, o para que "haya menos presión en nuestra relación". Sin embargo, un nuevo estudio demuestra que abortar aumenta radicalmente el riesgo de discusiones y de violencia de pareja.

Así lo muestra el número de marzo de 2009 de la revista médica "Public Health" (sometida a revisión por especialistas, "peer-reviewed") que publica el estudio " Induced abortion and intimate relationship quality " a partir de datos de más de 1.500 entrevistas en profundidad (a 658 hombres y 906 mujeres), contrastados con datos estadísticos de salud pública en la región de Chicago.

El estudio refleja que el aborto va relacionado con más riesgo de disfunciones sexuales en la mujer (crecen entre el 122% y el 182% con respecto a las mujeres que no han abortado).

Además, después del aborto se observa:

- Más riesgo de conflicto con los parientes de la pareja (+80%)
- Más riesgo de discutir sobre la familia de la pareja (+99%)
- Más riesgo de discutir sobre niños con la pareja (+116% en mujeres, +196% en hombres)
- Más riesgo de discusiones sobre dinero (+75%)

Además, los hombres cuya pareja ha abortado tienen más riesgo de consumir drogas (+385%) y de ser celosos (+96%).

En España, una encuesta de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) del año 2006, demostró que el suicidio es la primera causa de muerte entre las mujeres de 30 a 34 años. Buena parte de esos suicidios van relacionados con un aborto previo: después de abortar, la tasa de suicidio femenino se multiplica por tres; si comparamos con mujeres que dan a luz, se multiplica por 7 .

______________________________ ______________________________ ______________________________ ____

Nace una nueva web de terapia del SPA en EEUU
Ver ...


 

Esto es lo que aplauden las proaborto .

"Esto es lo que aplauden las proaborto ."
Enviado por 02azul el 24 junio a 14:10



http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/bebe-Malaquias.html

http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/afiches-bebes-abortados.html

http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/olvidadas.html

http://www.100abortionpictures.com/Aborted_Baby_Pictures_Abortion _Photos/

http://abortionno.org/Resources/pictures_2.html

http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/advertencia.html

http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/historias-clinicas_index.html



 

El aborto aumenta el riesgo de problemas mentales

"El aborto aumenta el riesgo de problemas mentales "
Enviado por siempreazul el 23 junio a 12:43


El aborto aumenta el riesgo de problemas mentales




Un estudio del British Journal of Psychiatry revela que las mujeres que tienen un aborto corren un riesgo mayor de desarrollar problemas mentales

Los efectos secundarios del aborto
El debate se hace más agudo

ROMA, domingo, 14 diciembre 2008 ( ZENIT.org ).- El aborto y la vida han sido uno de los temas calientes en estas últimas elecciones en Estados Unidos. Y, a juzagar por las últimas noticias, el tema seguirá estando en el centro de atención.

El 30 de noviembre, el Medical News Today publicaba un resumen del estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda. El estudio se basaba en la investigación de un grupo de más de 534 mujeres nacidas en la ciudad de Christchurch, al sur del país.

Las mujeres fueron entrevistadas seis veces entre los 15 y los 30 años. Además de preguntas sobre sus embarazos y abortos, también se les dio cada vez asistencia sobre salud mental. En el grupo hubo un total de 686 embarazos, de 284 mujeres, antes de que alcanzaran los 30 años de edad. De estos hubo 153 abortos, que implicaron a 117 mujeres.

Los investigadores encontraron que las mujeres que habían abortado sufrían un 30% más de problemas mentales que las demás mujeres.

No obstante, el estudio concluía que los efectos del aborto son sólo responsables de un efecto moderado en la salud mental de las mujeres. Según los investigadores, el estudio no apoya la conclusión de que el aborto tiene un efecto "devastador" sobre la salud mental de las mujeres, pero rechazan claramente la postura proabortista de que el aborto no tiene ningún efecto nocivo. "El aborto es probable que sea un acontecimiento estresante y traumático en la vida que coloca a los expuestos a él en un riesgo modestamente creciente de problemas comunes de salud mental", concluían los autores.

Leer más...



Un estudio neozelandés revela que el 42% las mujeres que han abortado antes de los 25 años han sufrido depresiones

18-01-2006

Según un estudio neozelandés publicado en el "Journal of Child Psychology and Psychiatry"(1), cuando una mujer joven aborta incrementa significativamente el riesgo de padecer problemas mentales. Según los investigadores, el 42% de las mujeres que se habían sometido a un aborto antes de los 25 años experimentaron una depresión en los cuatro años siguientes.

El estudio está dirigido por David Fergusson, psicólogo y epidemiólogo. Los datos del estudio están tomados del seguimiento de una cohorte de 1.265 niños desde que nacieron en Christchurch (Nueva Zelanda) en 1977. Los investigadores comprobaron que el 41% de las mujeres que permanecían en la cohorte habían quedado embarazadas antes de cumplir 25 años y que el 14,6% habían abortado.

Aquellas que habían abortado tenían una tasa significativamente mayor de problemas mentales. Esa tasa del 42% de depresiones casi duplica la de las mujeres de la misma edad que nunca han estado embarazadas y es un 35% más que las que decidieron seguir adelante con el embarazo. Otros problemas detectados, aparte de la depresión, son ansiedad, tendencia suicidas y abuso de alcohol o drogas.

Fergusson, que se declara ateo y partidario del aborto, dice que él ha sido el primer sorprendido por los resultados, pero que hubiera sido una grave "irresponsabilidad científica" no publicarlos, a pesar de que pudieran provocar controversia. "Por hacer un paralelismo, si hubiéramos descubierto un efecto secundario negativo de un medicamento, tendríamos la obligación ética de publicarlo", dice. No obstante, no ha sido fácil: "Tuvimos que acudir a cuatro publicaciones, lo cual es insólito pues normalmente aceptan nuestros estudios a la primera", afirma el profesor ("The New Zealand Herald", 5-01-2006).

Al parecer, es frecuente que los investigadores que trabajan en la relación entre aborto y salud mental tengan una perspectiva favorable a la vida y sean acusados de llegar a conclusiones basadas en "pruebas poco sólidas o en sus creencias religiosas". "Nadie puede acusarme de eso dice Fergusson; estoy a favor del aborto pero es probable que haya revelado unos datos que favorezcan la perspectiva pro-vida. No actúo al dictado de intereses ideológicos: hago lo científicamente posible con un problema difícil".

El equipo reconoce que no esperaban encontrar ninguna relación entre aborto y enfermedades mentales, pero ha sido al revés. Si no han esquivado el fuego de las críticas ha sido porque la salud de la mujer está en juego. "Es escandaloso que la operación quirúrgica que se realiza en una de cada diez mujeres esté tan poco estudiada y evaluada", afirma Fergusson.

Una de las críticas al estudio es que no es totalmente concluyente. Esto irrita al profesor: "Nada en la ciencia es totalmente concluyente: es acumulativo. Nuestro estudio demuestra una fuerte relación entre someterse a un aborto y padecer una enfermedad mental", concluye. Fergusson mantiene que los resultados no pueden discutirse alegando que esas mujeres tenían ya problemas mentales. "Sabíamos qué personas tenían esos problemas antes de que estuvieran embarazadas. Hemos tenido en cuenta su contexto social, educación, etnia, la salud mental previa, el haber sufrido abusos sexuales y otros factores". El estudio continuará el próximo año, para averiguar más detalles sobre la influencia del aborto.

En Nueva Zelanda se realizaron 18.211 abortos en 2004, el 98% por riesgo de la salud mental de la mujer. Pero el estudio ahora publicado pone en cuestión precisamente que el aborto pueda mejorar la salud mental. Un paso más en el razonamiento del profesor le lleva a que la idea de que el embarazo puede provocar riesgo para la salud mental está "basada en conjeturas". Nadie ha examinado la relación entre coste y beneficios. "Si la legislación se basa en razones sanitarias, se debe estudiar más a las mujeres que han abortado", termina.

(1) "Journal of Child Psychology and Psychiatry", volume 47, n 1, Enero 2006, pp. 16-24.

http://www.aceprensa.com/art.cgi?articulo=12193



Aumenta el riesgo de hospitalización psiquiátrica
tras el aborto

¿Es el aborto una experiencia benigna para las mujeres? O puede contribuir a tener problemas emocionales, incluso graves? La Asociación Americana de Psicología (APA), que siempre ha apoyado el derecho al aborto, ha insistido a menudo en que el aborto es una experiencia benigna que predominantemente alivia a la mayoría de las mujeres. Algunos miembros de la APA han llegado a acusar de mentirosos a los que hablan de los traumas emocionales del aborto. Argumentaban que el aborto es tan corriente que si causara problemas emocionales, los psiquiátricos del país estarían llenos de pruebas de ello.

Ahora, un nuevo estudio publicado en el Canadian Medical Association Journal (CMAJ) en el 2003 muestra que esas pruebas sí existen. Una revisión de los informes médicos de 56.741 pacientes de Medicaid de California reveló que las mujeres que habían abortado tenían 26 veces más probabilidades que las que habían dado a luz de ser ingresadas en un psiquiátrico en los 90 días siguientes al aborto o parto.

La psicosis depresiva fue el diagnóstico más frecuente. Los índices de tratamiento psiquiátrico se mantuvieron significativamente más altos durante al menos cuatro años. Un estudio anterior de los mismos autores reveló que las mujeres que abortaban tenían también mayor probabilidad de necesitar tratamiento psiquiátrico ambulatorio posterior.

Según el autor principal del estudio del CMAJ, David Reardon Ph.D., una queja frecuente de las participantes en programas de recuperación post-aborto es que cuando hablaban del tema de sus abortos anteriores en busca de ayuda psicológica, sus terapeutas no le daban ninguna importancia al aborto.

"Los terapeutas que defienden la teoría de que el aborto es una experiencia benigna ya sea por ignorancia o por ideología política, están haciendo un flaco servicio a las mujeres que necesitan ayuda y comprensión, afirma Reardon. Este estudio, basado en informes médicos objetivos, valida la existencia de decenas de miles de mujeres en programas de terapia post-aborto.

Los editores de CMAJ, intentando ofrecer un punto de vista contrario, invitaron a la Dra. Brenda Major (abortista) a comentar el estudio en el mismo número de la revista. Major calificó el estudio de Reardon de chapucero y absurdo, a lo que Reardon respondió que el método que usó era exactamente el mismo usado por uno de los co-autores de Major, el Dr. Henry David, en un análisis similar de datos de Dinamarca, realizado en 1981, y que se limitaba a 90 días. David halló la misma tendencia hacia un mayor número de ingresos psiquiátricos entre las mujeres que habían abortado.

"Major no ha criticado nunca el trabajo de David, dijo Reardon, pero tal vez sea porque éste es un defensor del aborto y un colega que ha colaborado con ella en descartar la importancia de sus propios hallazgos. Prueba de ello es que David no hizo ningún seguimiento de su propio trabajo. Ahora Major y otros nos critican por hacer lo que ellos mismos deberían haber hecho cuando encontraron pruebas de índices más altos de ingresos psiquiátricos después de un aborto, hace veinte años. No creo que lleguen a aceptar nunca ningún resultado que vaya en contra de sus prejuicios.

Citas:
Reardon DC, Cougle JR, Rue VM, Shuping MW, Coleman PK, Ney PG.Psychiatric admissions of low income women following abortion and childbirth. Can Med Assoc J. CMAJ 2003; 168(10):1253-7.

Este estudio puede consultarse en : www.afterabortion/news.

Estudios en España

Según un estudio de la Fundación Iberdrola et al., en su Proyecto Esperi de Investigación presentado en abril del 2004, cerca de 700.000 adolescentes españoles sufren trastornos del comportamiento, lo que supone entre el 8 y el 10% de este colectivo. El 80% de los casos están sin diagnosticar. Más aún, según la OMS, estos índices están aumentando en los países industrializados. En España se estima que en los próximos años estas cifras lleguen hasta el 14-21 por ciento. Estos trastornos aparecen a veces ligados a conductas de riesgo tales como el abuso de alcohol y drogas y la promiscuidad juvenil. El aborto afecta también a una población de 800.000 mujeres españolas y potencialmente a otros tantos hombres. Considerando que la sintomatología del SPA coicide en muchos aspectos con los trastornos identificados, tenemos motivos para creer que el aborto constituye uno de los factores de riesgo en esta tendencia psicopatológica juvenil.


Encuesta del Instituto Elliot


A continuación pueden ver una lista parcial de síntomas tomada de una encuesta a 260 mujeres que habían abortado, una media de 106 años antes de ser entrevistadas. Estas mujeres eran voluntarias que habían solicitado terapia post-aborto, habían hecho terapia p-o en el pasado o habían acudido a un centro de ayuda a la embarazada para llevar a término un embarazo posterior a su aborto.



39%
Trastornos alimentarios que comenzaron después del aborto
(comer compulsivamente, anorexia o bulimia)

92%
Atonía emocional
(Falta de sensibilidad emocional o necesidad de ahogar las emociones)

86%
Mayor tendencia a los ataques de ira
(48% afirmaron reaccionar violentamente al enfadarse)

86%
Tenían miedo de que otros se enteraran de su aborto o sentían un miedo generalizado y difuso

82%
Mayor sensación de soledad y aislamiento

75%
Tenían menos autoestima

73%
Trastornos sexuales
(Más dolor durante la relación. Promiscuidad, frigidez o pérdida del placer)

63%
Negación
(Se preguntó a las encuestadas si había habido un periodo de tiempo en el que habrían negado la existencia de dudas o sentimientos negativos acerca de su aborto. Entre las que respondieron afirmativamente (63%), el tiempo medio de negación fue de 525 años.)

58%
Sufrieron insomnio o pesadillas

57%
Mayor dificultad en conservar o iniciar relaciones amorosas

56%
Sentimientos suicidas

53%
Iniciaron o aumentaron el consumo de drogas o alcohol

28%
Intentos suicidas


Para más información sobre este estudio, ver www.afterabortion.org/Survey2.htm



 

Testimonios de mujeres que abortaron

"Testimonios de mujeres que abortaron "
Enviado por siempreazul el 23 junio a 12:49


Testimonio de Jennifer O'Neill (Verano del '42)



ELISA Y LA TRISOMÍA 18

"Ahora sé que el aborto nunca es una solución, es solo el inicio de un problema mucho mayor"

Para empezar, siempre he sido y soy totalmente contraria al aborto, y para continuar, mi marido y yo somos una pareja con problemas de fertilidad, así que parecía inimaginable que que nosotros pasáramos por una interrupción de embarazo, sin embargo, ironías de la vida, aquí estoy contando mi triste experiencia.

En mi cuarta fecundación in vitro conseguí finalmente quedarme embarazada. La alegría que sentíamos era indescriptible, recuerdo esos primeros momentos del embarazo como la época más feliz de mi vida.

En la eco doppler de las 12 semanas se detectaron problemas, el feto era muy pequeño para la edad gestacional, se movía muy poco, tenía el pliegue nucal un poco aumentado y ductus venoso reverso (es un indicador que suele ir asociado a malformaciones cardíacas y a alteraciones cromosómicas). Me salió riesgo alto de síndrome de down, fue un golpe duro, lloramos un montón, pero lo fuimos aceptando, estábamos decididos a continuar con el embarazo y sacar adelante a nuestro hijo.

Era un dolor muy grande, pero lo podíamos asumir. Hicimos la amniocentesis para estar seguros y estar preparados para cuando naciera la criatura, pero el resultado fue algo que nunca hubiéramos imaginado, tenía trisomía 18 y nos dijeron que era incompatible con la vida.

Cuando me comunicaron el resultado yo dije que continuaría mi embarazo y mi hijo viviría lo que Dios quisiera, pero los médicos me dijeron que debía abortar.

A pesar de mi idea inicial, acepté someterme a un aborto que fue practicado sólo dos días después de conocer el diagnóstico de mi bebé. Sentí pánico ante la enfermedad de mi hijo, y el aborto era la solución.

Ahora sé que el aborto nunca es una solución, es sólo el inicio de un problema mucho mayor, aprender a vivir sin tu hijo y sabiendo que no está a tu lado porque tú has decidido matarlo.

Todo lo que ocurrió, desde el momento en que salí de casa hasta que salí del hospital tras la interrupción, está grabado en mi mente de una manera que jamás se podrá borrar. Estuve muy sedada, pero a pesar de eso lo recuerdo todo.

En el último momento, me anestesiaron totalmente, así que ni siquiera llegué a ver a mi bebé. Desde el mismo instante en que me desperté de la anestesia, fui consciente de la barbaridad de lo que acababa de hacer y me arrepentí profundamente de lo que había hecho. No podía entender cómo pude hacerle esto a mi propio hijo, debía haber dejado que viviera el tiempo que Dios tuviera dispuesto.

Al principio me sentía tan mal que creía que me iba a volver loca. Es lo más horrible que alguien pueda experimentar, es un dolor con mayúsculas.

Sé que me pase lo que me pase en esta vida, no habrá nada que me pueda doler tanto. Sin duda alguna el aborto es algo muy traumático para el cuerpo, pero sobre todo para la mente. Mi cuerpo se recuperó, pero en mi mente mi hijo siempre está y estará presente y una pena muy profunda me acompaña siempre.

Qué mejor que cuidar a mi hijo enfermo podría haber hecho yo en esta vida, el tiempo que hubiera sido, unas horas, unos días, unos meses. Acompañarle y mimarle hasta el último momento. Hacerle sentir que era querido. Pero en vez de eso lo eché de mi vida. Me siento una mala madre y una mala persona.

Ahora intento ser de nuevo madre a través de la adopción, hace más de dos años que empecé los trámites y aún estoy en el punto de partida con muchos años por delante para alcanzar el objetivo.

Mientras, escucho las estadísticas sobre el aborto en España. Si estos niños no fueran abortados no existirían estas tremendas listas de espera para adoptar. No tiene ningún sentido que mueran unos niños que serían muy, muy deseados en muchos hogares.

En alguna ocasión alguien me ha dicho que es muy traumático para una madre dar a su hijo en adopción y que por ello es preferible que aborte cuando se encuentra en una situación en que no puede criar a su hijo.

Sé por experiencia lo terrible que es pensar que tu hijo no vive porque tú lo has decidido y creo que para una madre siempre es mejor saber que tu hijo está vivo, aunque no esté contigo, que saber que nunca lo vas a ver, que nunca va a sentir lo que es ser querido, mimado, besado porque tú no le has dejado vivir.

Espero que mi experiencia sirva a alguien a replantearse una decisión que no se puede tomar a la ligera, pues sus consecuencias para muchas personas son irreversibles y nefastas.

______________________________ ______________________________ ______________________________ _____




CARTA DE UN PADRE

Querido hijo:

Al empezar a escribir estas líneas me asaltan las lágrimas, y también la alegría de hablar contigo. Por fin. Hace doce años. ¿Recuerdas?. Yo he estado intentando olvidar, intentando apartarte de mí, de mi vida. Sin saber que, para ello, tenía que adormecer, que anestesiar, que matar en definitiva, una parte de mí. La parte más bonita de un ser humano: la parte de nosotros que ama, que se emociona, que se ríe, que se alegra, que ve el futuro con esperanza y optimismo. Esa parte de mí quedó cubierta por una especie de nube negra el día que me faltaste y decidí que mejor no hablar de ello y tirar para adelante.

Leer más...

______________________________ ______________________________ ______________________________ ___

Cristina y el aborto por malformaciones

Leer...

______________________________ ______________________________ ______________________________ ____

Testimonio en inglés de Silent No More



______________________________ ______________________________ ______________________________ ____

Correo recibido en No Más Silencio:

"Estoy pasando el SPA y no tengo consuelo, no tengo esperanzas por la vida y me pregunto...ahora que?...estoy con terapia y buscando ayuda espiritual que aun me falta.

Quisiera volver atras para revertir lo sucedido y el dolor que hoy llevo en el alma, me deja sin aliento para encarar mi vida, mi vida egoista de vivir cuidando de mi propia tumba : MI CONCIENCIA" y viviendo en mi propio cementerio "MI CUERPO"...Estoy transitando este mundo, que mas me convenzo que es el purgatorio y la felicidad es una utopia..."solo se que muero porque no muero" o estoy MUERTA EN VIDA ...y lo peor del caso es que mi unico descanso mental es pensar en el alivio de la muerte (aunque se diga que es la ilusion falsa de la pronta solucion y evasion del dolor)...UN DOLOR LLEVA A OTRO DOLOR...el haber sacado a mi hijo por sentirme acorralada con "EL NO PUEDO" sentimientos contrapuestos que no pude manejar ni resolver, "QUIERO PERO..." , a su vez me atormentaba la sola idea de estar sola con una vida a mi cargo...me llevo a aceptar la solucion de desembarazarme de la situacion, pero claro abri la puerta a otro tipo de embarzoso DOLOR, "EL DE MI ALMA"...Y SI TRATO DE TERMINAR HOY CON ESTE DOLOR DEL ALMA, usando la pronta solucion ilusoria de la muerte...seguramente entrare en otro plano mayor de dolor, que dudo pueda desembarazarme....Por todo lo relatado, les pido ayudenme para no entrar en la estadistica fatal y poder convivir con esta experiencia de indescriptible dolor humano.

María

______________________________ ______________________________ ______________________________ ______


TESTIMONIO de un suicidio publicado en el foro de www.enfemenino.com

Enviado: 28 marzo de 2008 a las 19:46

Por lo visto el que yo contara lo que le pasó a mi hermana dio lugar a que ustedes empezaran a hablar al pedo sin saber cómo fue realmente la historia en realidad.
Yo tenía 23 años y ella 16, y me confesó que estaba embarazada, que estaba sola y que tenía mucho miedo, yo le dije que no se preocupara, y ella decía que nuestros padres se iban a poner furiosos y que tenía miedo de que la echaran de casa, y yo le dije que nuestros padres serían incapaces de hacer una cosa así, y que si en una de esas se atrevían a echarla, yo me iba con ella y le prometí que ni a ella ni a mi sobrino le iba a pasar nada, y que la iba a ayudar a hablar con nuestros padres.

Ahí parecía que se había tranquilizado, aunque todavía no habíamos encontrado el momento para decírselo a la familia . Pero a los pocos días, una tarde que llego de la facultad la encuentro tirada en la cama y sangrando. Cuando vi la caja de pastillas abierta en la mesa de luz me di cuenta de qué estaba pasando y la llevé de urgencia al hospital (estábamos solas en casa, mis padres no supieron en ese momento lo que pasaba). Más tarde, en casa, le pregunté por qué lo había hecho (no a modo de reproche, antes de que empiecen a decir cualquier cosa) y me contó todo: que le habían taladrado la cabeza con que no era un bebé, que el aborto no es un asesinato, que si tenía al bebé se iba a arruinar la vida y nos la iba a arruinar a todos, que no podía tener un hijo a esa edad, que era una egoísta por querer traer un hijo al mundo para que después nos tuviéramos que hacer cargo nuestros padres o yo. Mi hermana lloraba, estaba destruída, decía que era una mala persona, yo la abracé y le dije que no, que no era ninguna mala persona, porque no lo había hecho por maldad ni por egoísmo, sino por malas influencias que le llenaron la cabeza, que esas eran las malas personas y no ella, me hizo prometerle que no diría nada a nuestros padres y yo no sabía qué hacer porque cada día estaba peor. Cuando salíamos a alguna parte, veía una embarazada y lloraba, veía un bebé y lloraba, esas crisis eran realmente terribles y fue empeorando, se la pasaba encerrada en su cuarto y tirada en la cama, no quería salir, no quería comer, no quería ir al colegio, había perdido absolutamente las ganas de vivir.

Intenté convencerla de que hiciera terapia pero ella a cada momento decía que lo único que quería era morirse, que era una mierda, que no merecía vivir, le decía que eso no era verdad y no me quería escuchar, yo no sabía qué hacer, pensaba en decirle a nuestros padres la verdad, para que así ellos trataran de ayudarla, pero por otro me daba miedo porque si mis padres se enteraban de que mi hermana abortó, se enojarían mucho y eso la hundiría más y sería peor. Trataba de convencerla de salir, de ir al colegio, de hacer cosas, de tomar terapia pero todo fue en vano, y un día que nos levantamos a la mañana, el baño estaba cerrado con llave. Golpeamos la puerta del baño, llamábamos a mi hermana, no respondía. Mi papá fue a buscar las copias de las llaves, entramos y encontramos a mi hermana muerta. Fue muy fuerte, es algo de lo que todavía no logramos reponernos. Cuando la estábamos velando, les conté la verdad a mis padres y ellos se lamentaban, decían que por qué Ana no había confiado en nosotros, que por qué no había hablado con ellos antes, yo me sentí culpable por no haberles dicho la verdad antes a mis padres y por no haber sabido cuidar a mi hermana de las malas influencias que la llevaron a ese aborto y a esa depresión.

Hoy, después de casi 2 años, mal que mal aprendimos a vivir con eso pero no lo vamos a poder superar nunca, porque esa mierda que se llama aborto no sólo mató a mi sobrino, sino que también destruyó a mi hermana y nos arruinó la vida a mí y a mis padres.
Para que vean, a mi hermana nadie la llamó asesina. Nunca. Por lo menos en nuestra casa. De lo único que puedo sentirme yo culpable es de no haber hablado con mis padres a tiempo y de no haber cuidado más a mi hermana de los que la llevaron a esto.
Así que ahora, si van a hablar de mi hermana, háganlo sabiendo bien cómo fue todo y no conjeturando, ok?

Firmado: Rocío

______________________________ ______________________________ ______________________________ _____


Hola, soy --- vivo en -----,

Nececito por favor que me ayuden. Les voy a contar mi historia: Nos conocimos en el año 2001, nos pusimos de novio muy rapido, ella tenia 15 y yo 22 años. Nos enamoramos, nos amamos mucho, y nuestra vida sexual era excelente, teniamos relaciones practicamente todos los dias, la pasabamos muy bien, hasta que paso lo que ustedes ya suponen. No nos cuidabamos nunca, no tomabamos conciencia de lo que finalmente ocurrio, y mas yo que tenia 22 años, ella se dio cuenta e hizimos una prueba de esas de farmacia y se nos vino el mundo abajo. Yo les voy a contar algo que a ella no le dije: yo iba a apoyarla siempre en lo que ella decidiera: por si o por no, de lo unico que estaba seguro era que no la iba a contradecir, quiza suene como que me lave las manos pero les juro que no fue asi. Ella se sintio muy mal, y su primera reaccion fue un NO porque era muy chica,`porque nos ibamos a cagar la vida, por la escuela, por sus padres, y yo la apoye en todo, no la contradeci en nada. Pero fue muy raro, no sabiamos que hacer, a donde ir, a quien preguntar. Pero a su vez ella se tocaba la pancita, llorabamos juntos, me ponia la mano en su panza (la verdad es que no lo puedo creer!!!!!!)

Al final, averiguamos, mejor dicho averigue yo, porque a ella no sale expresarse con facilidad y menos en ese tipo de tema, les decia, averigue con otra chica de mi pueblo que se habia echo eso, aunque ella era de mi edad, conocia a Maria Emilia, y me pregunto si estabamos seguros, que iba a ser dificil, y todas esas cosas, me paso la direccion de un doctor, consegui la plata, y un dia fuimos. Le pregunte si estaba segura y me dijo "ya lo hablamos". Fue algo muy feo, el tipo nos dijo que estaba de dos meses, pero que no habia problemas: ella paso atras de una cortina la hizo abrir de piernas en una camilla y le coloco como unas pastillas bien adentro (que feo que es contarlo!!!, y mas para ella haberlo sentido!!!) Le dijo que al otro dia le iba a "venir" mucho, y listo. Nos fuimos, lloramos, ya estaba echo. todo esto sin que la madre ni nadie de su familia ni del pueblo supiera nunca hasta el dia de hoy. Al otro dia me llamo: le salio mucha sangre con pedazos de no se que durante casi todo el dia, yo la acompañe y la cuide durante todo el dia. Nuestra vida juntos siguio, fue linda durante un tiempo mas, pero ya nada fue lo mismo. Nuestra vida sexual empezo a fallar y con ello todo lo demas. Yo fue como que me olvide del tema, ya no lo recorde mas. Pero ella si. Pero nunca me dijo nada. Yo queria acariciarla y siempre habia una excusa, siempre. Eso me llevaba a mi a decirle de todo (nada referente al aborto), a hacerla llorar, me senti muy malo, era feo, pero nunca queria. Y cuando se daba la relacion sexual, era todo muy traumatico. Ella decia que le dolia. Todo nuestro amor se fue desgastando. Yo empeze a perder mi autoestima, no me sentia hombre, creia que el que fallaba era yo, empece a desconfiar de ella, empece a pensar que podia haber otro hombre, nunca imagine que era por lo del aborto. Tenia miedo que ella tuviera relaciones con otro, me moria de angustia, y ella tambien sufria mucho cuando yo le decia que siempre tenia una excusa. Despues en los otros aspectos todo era hermoso como siempre, yo estaba cuando ella me nececitaba y visceversa. Yo era el amor de su vida y ella el mio. Todo bien hasta que llegaba el momento de hacer el amor, ahi era todo feo. Lo que mas me extraña es que hasta aqui nunca mas habiamos tocado el tema del aborto, ella nunca me lo nombraba, supuestamente ya era algo del pasado, yo no lo tenia en cuenta y pense que ella tampoco. Esto tan feo del aborto fue al año de estar juntos, luego seguimos juntos durante tres años mas, nos peleamos hace tres meses. Todo bajo una sospecha de infidelidad, todos comentarios que salieron sobre ella que me habia sido infiel. A todo esto hacia tres meses que no teniamos relaciones. Yo me desespere, ella me nego todo, y es el dia de hoy que no se que creer. Perdon me desvie del tema, Cuando yo le digo todo lo que me habian contado (lo de la infidelidad) ella me nego todo llorando, y diciendome que yo era el amor de su vida, ahi nos tranquilizamos, y le salieron un monton de cosas de adentro de su alma que yo no sabia que hacer: Me dijo (despues de tres años del aborto) que no puede superarlo, que cada cancion le hace recordar ese feo momento, que no puede olvidarse del "doctor" maldito ese, que recuerda los pedazos de cosas que le salian de adentro, el colchon lleno de sangre, que le da "cosa" cuando la acaricio, como un tipo de rechazo, que es horrible y que cree nunca poder superarlo. Me puse muy triste, no quiere ir a un psicologo ni juntos ni ella sola, dice que no se lo quiere contar a nadie, es mas me olvide de contarle que despues del aborto nunca fue al ginecologo, solo fue apenas paso pero no para revisarse sino para pedirle pastillas anticonceptivas, que no las dejo de tomar siquiera cuando pasabamos meses sin tener relaciones (eso tambien me hacia desconfiar de que habia otro, quiza mas por ignorante que por otra cosa). La cuestion es esa: nuestra historia esta a punto de terminar en un 80 % por ese trauma que NO puede superar.

QUIERO PREGUNTARLES AUNQUE QUIZA SUENE EGOISTA, SI QUIZA CON OTRO HOMBRE PUDO HABER TENIDO O PODRA TENER RELACIONES. YO SE LO PREGUNTE Y ELLA CASI ME MATA, ME DIJO QUE NO SABE SI CON OTRO VA A PODER, QUE NI PIENSA EN ESO, Y QUE EL SEXO PARA ELLA NO EXISTE (¿PUEDE SENTIR ESO REALMENTE, DIGANME.) YO HOY TENGO 27 AÑOS Y ELLA 20, Y DE LO UNICO QUE ESTOY SEGURO EN ESTE DURO Y TRISTE MOMENTO ES QUE LA AMO CON TODA MI ALMA Y QUE ES LA MUJER DE MI VIDA. AHORA ESTAMOS SEPARADOS, ME DICE QUE NO SIENTE LO MISMO QUE ANTES POR MI, PERO QUE ESTA SEGURA COMO LES DIJE QUE EN UN 80% ES POR ESO TAN FEO QUE NOS PASO. YO QUIERO SALVAR LA RELACION. QUIERO, SI PUEDE SER QUE ME AYUDEN A QUE ELLA SE CURE DEL TRAUMA TAN HORRIBLE QUE TIENE. ¿PODRE AYUDARLA? DIGANME POR FAVOR QUE HAGO!!! AYUDENME, ESTOY DESESPERADO. SE LOS VOY AGRADECER TODA LA VIDA, POR FAVOR!!!! NO SE QUE HACER!!!!

UN ABRAZO.

______________________________ ______________________________ ______________________________ __



______________________________ ______________________________ ______________________________ ______

"Aborté porque me sentí acorralada como un animal


Susana CB escribe su valiente testimonio a los Eurodiputados a través de www.hazteoir.org, tras conocer a través de esa Web el Informe Sandbaek. A pesar de que la regulación del aborto no es competencia de la Unión Europea, el informe Sandbaek sobre Salud y países en desarrollo: derechos en materia de reproducción y de sexualidad puede ser adoptado por el Europarlamento. Dicho informe, entre otras medidas, a cada cual más disparatada, incluye la posibilidad de pagar los abortos en los países del tercer mundo con el dinero destinado a los presupuestos dedicados a las ayudas al desarrollo. Esta es la valiente carta de Susana a los Eurodiputados:

Cuando he leído este informe me ha dado un vuelco el corazón, espero que entiendan el por qué de este sentimiento que se ha hallado en mí cuando, a continuación, les describa mi experiencia sobre este tema y mi deseo de que consigan ponerse en la piel de todas las mujeres que hemos sufrido este irremediable error que cometimos un fatídico día.

Hace tres años tenía la edad de 23, estaba viviendo como cualquier joven de esta edad las experiencias que esta sociedad prometen ser las mejores. Sin una mentalidad formada aún, porque a diario recibimos tanta información de diversas cosas que no llegas a distinguir lo que deseas realmente de tu vida y de tu persona. No te dan tiempo a pensar, únicamente te dedicas a vivir manejada como marioneta por la mano de los hombres que forman las sociedades.

Pues bien, al no tener esta formación y vivir superficialmente, me quedé embarazada. Mi mundo, el que ya no existía desde hace unos años, desde que exactamente creí poder ser independiente del seno familiar porque así me lo hacia entender todo lo que me rodeaba, ese mundo de ficción se me hundió, me sentí acorralada como cualquier animal que se siente acechado por otro ser mucho más fuerte el cual puede aplastarte...

Cuando te ves en esta situación se experimenta un pavor, que no deseo a nadie, actúas de modo que ya no eres tú , pierdes toda identidad y empiezas a ser esas personas a las que pides ayuda y te buscan soluciones ... Una de las soluciones que me dieron fue el aborto (aunque aquí es ilegal y espero siga siendo) al verme en esta situación en la que no aprecias ya nada de ti ni de tus valores, con tantísimos miedos, aceptas y apruebas a deshacerte del problema (de una vida) lo más rápidamente posible y, muy a pesar mío, aborté.

Sí, me deshice de mi problema, de la vida que podría haber sido si yo no hubiera intervenido, y ahora me toca vivir con el pesar de mi corazón y de mi persona al descubrir lo miserable que se puede llegar a ser por el propio egoísmo y la propia comodidad. Ahora siento no haber tenido una mano en mi hombro que me hubiera dicho que no tuviera miedo, que adelante con lo que la verdadera vida te regala y que se es más feliz con la vida de otra persona a tu lado que no con tan solo la tuya, aunque se pasen calamidades o aunque solamente puedas vivir unos escasos años cerca de las personas y, sobre todo, cerca de la de tu propio hijo.

Si hay alguien de la que yo estoy orgullosísima es de mi madre, la cual me dio la vida, aún sabiendo que mi vida le traería problemas, pero me quiere con locura y ese amor que he recibido durante todos mis años no se puede arrancar, ni por el hambre, ni por la miseria, ni por las guerras, ni por todas las situaciones de este mundo por las que se puedan atravesar. El Amor es único, tan único que es lo que se necesita para querer vivir y dar la vida.

Con este testimonio quiero expresar al mundo mi doloroso arrepentimiento y el penar de mi decisión de ese DÍA para el resto de mi vida. Sólo la persona que llega a hacer tal cosa es consciente de tal horrible error.

Desearía con todo el amor de que soy capaz de expresar, que meditaseis sobre esta cuestión y por el Amor de Dios, no seáis partícipes de lo que puede llegar a ser el destrozo y despedazamiento de la vida de dos personas, madre e hijo/a. El problema de los países subdesarrollados no es concienciar a estas personas de que el aborto es la única solución (todos en el fondo de nuestra alma sabemos que no es cierto). Por favor, no les hagáis tener más problemas de los que ya tienen, los que son evidentes: problemas físicos. Y ahora podréis conseguir que tengan problemas que no llegaréis a apreciar: los psíquicos. Hay muchas más soluciones que podremos encontrar si partimos desde el amor hacia los más pobres, y que sin duda alguna serán las soluciones más inteligentes.

Susana CB

______________________________ ______________________________ ______________________________ ______


Correo electrónico recibido de una paciente de No Más Silencio:

"Mira este poema que me enviaron; eso es lo que sentí cuando me hicieron el aborto, sentí como mi bebé se desprendía de mí y cómo me dolía el alma, no era dolor físico. Lo sentí cuando la desprendieron de mi y aun recuerdo eso..."


Escuché el llanto de un niño,
escuché como lloraba.
Pero no fue en mis oídos:
lo sentí dentro de mi alma.
Oí un grito en silencio,
sentí la noche en el alba
y ví el puñal asesino
clavarse entre las entrañas.

Y ví a la Virgen María
llegar hasta Elizabeth
y al niño dentro del vientre
saltar de gozo y de Fe.
A Cristo lo ví llorando
por tantas vidas truncadas,
en la Cruz lo ví sangrando
por madres desesperadas.

Sentí ese llanto en el alma.
Me lo traía la mar.
Y no pude hallar la calma,
sin luchar por la verdad.
Camino, verdad y vida
es para todos Jesús.
Para aquellos en tinieblas
que brille pronto su luz.

Escuche el llanto de un niño,
escuché como lloraba.
Pero no fue en mis oídos.
Lo sentí dentro de mi alma.

______________________________ ______________________________ ______________________________ ______

Testimonio de una paciente de No Más Silencio después de la terapia:

"Yo era una chica normal, buena estudiante, de una familia de clase media pero con un problema de alcoholismo de mi padre que marcó mucho mi infancia y la de mi hermano, dos años menor que yo. Desde pequeños supimos que pasaba algo en casa pero entonces no sabíamos muy bien el qué. Sabíamos que la tendencia era la siguiente: mi padre llegaba a casa tarde, mis padres discutían un poco, a lo mejor no se hablaban en dos días, pero después todo seguía igual, como si nada hubiese ocurrido. Nunca se hablaban los problemas en mi casa. Creo que fue la forma en que mi madre la pobre pudo continuar, olvidándose de lo que había en casa. Creo que lo hizo muy bien con nosotros dos a pesar de los problemas que el alcoholismo de un familiar genera.

Crecí siendo muy tímida y avergonzada del problema de mi padre, siempre me hizo sentir muy insegura, por si esto fuera poco además de no hablar de lo de mi padre, yo tampoco hablaba de mis problemas con mi madre por no preocuparla. Sabía que tenía puestas muchas expectativas en mi hermano y en mí y nunca quisimos preocuparla, sólo ser buenos hijos. Como digo era la tónica general en mi casa, nada malo se hablaba.

A los 15 años me enamoré locamente de un chico (mi actual pareja), yo solo quería ser feliz y olvidarme de los problemas de casa, sentía que él me quería y yo estaba como loca.

A los 16 años me propuso mantener relaciones sexuales y yo por esa falta de seguridad que tenía me lance, sentía que si decía que no le defraudaba (una vez más yo quería contentar a todo el mundo). El resultado fue que me quede embarazada. Cuando se lo dije a él se aterró, se le vino el mundo encima, éramos unos críos y él en aquel momento no supo ver otra opción que el aborto, me dijo que hablara con mis padres cuanto antes.

Yo sabía lo que había en mi casa y tenía terror solo pensar que diciendo eso les iba a disgustar, sobre todo le iba a fallar a mi madre, así que lo oculté hasta que estuve embarazada de 6 meses, a mi novio le daba largas, le decía que ya había hablado y que íbamos a poner remedio, que tranquilo. La verdad que tampoco se atrevió a venir nunca a casa de mis padres conmigo, creo que le superó la situación. Yo en mi mente de niña no se como fui capaz de olvidar el embarazo, pero viví todo ese tiempo como si no estuviera embarazada, es más, para mi no lo estaba.

Bueno pues evidentemente estas cosas tarde o temprano se saben y cuando mi madre se entero se quedó deshecha, todas las expectativas que había puesto en mi, sobre todo en cuanto a mi formación, se venían abajo. Así que se planteó el tema del aborto como primera opción (claro que ella no sabía que estaba de 6 meses), cuando se confirmó mi estado y el tiempo de embarazo, nos dijeron que donde yo vivía no había ninguna clínica que lo hiciera, pero que en Madrid había una clínica EL BOSQUE, que era especialista en abortos tardíos. Hablamos con una asistente social, llamó a la clínica y le dijeron que si iba al día siguiente me lo hacían.

A todo esto yo no decía ni mu, nunca decidí nada, no me sentía capaz. Ypara que mi madre tomara la decisión se dieron tres tristes circunstancias: 1-mi madre quería mi felicidad y pensaba que si tenía un hijo a esa edad no iba a ser feliz como no lo era ella, quería para mi lo mejor y se equivocó. 2-una prima mía (esto lo supe después del retiro) aborto hace 20 años también un embarazo de 6 meses y nunca tuvo ningún problema físico ni psicológico, se caso tuvo dos hijas y todo normal hasta ahora. 3-nos aseguraron que físicamente no había ninguna problema porque la clínica estaba especializada y saldría como si tuviera la regla, todo muy fácil, por supuesto de los psicológico no te hablan y por supuesto cuando actúas bajo el miedo no piensas realmente lo que vas a hacer.

Pues bien llegué a la clínica, me hicieron una ecografía y me dijeron que me lo hacían, que estaba dentro todavía de los límites legales. Me dijeron: -te va a doler un poco la barriguita, yo pensé: -bueno un poco vale, tampoco quería defraudar a mis padres y echarme atrás. Fue la única información que tuve sobre como iba a transcurrir todo. Me pasaron a una consulta con una psicóloga que recuerdo como sonreía y mascaba chicle, al entrar me dio unos test ya hechos y me dijo que si estaba de acuerdo, recuerdo que eran test sobre mi imagen física y el rechazarme a mi misma. Con el dinero por delante, mucho por cierto, me bajaron a una habitación (yo ya iba en ayunas como me habían dicho), me dieron un camisón, un gorro y unos patucos. Me lo puse y esperé en la cama de la habitación, mientras estaba allí el mismo ginecólogo que después vi en el quirófano entró en la habitación y sonriendo me acarició la barbilla y me dijo "¿tienes miedo?", todavía no entiendo aquello, ¿qué esperaba, que estuviese cantando? ¿y aquella sonrisa?

Me llevan a quirófano y el anestesista me pregunta cuánto pesaba mas o menos, me echan en la camilla y solo recuerdo la mascarilla de oxigeno. Me despierto en la habitación y tengo gasas mojadas en la vagina y estoy sondada. Me explican que me han pinchado la bolsa de líquido y por eso están las gasas mojadas. Yo pensaba que al salir del quirófano todo habría acabado, pero me quedaba un día entero de contracciones y parto para expulsar a mi hijo muerto. Y todavía una enfermera me reñía porque gritaba mucho y asustaba a las demás. Creí que me volvía loca de dolor, solo quería que aquello parase. Después de un montón de horas expulsé a mi hijo y vi que la enfermera se lo llevaba en una especie de plástico. Esa imagen estará en mis retinas para siempre. Después expulsé la placenta y pasé la noche en la clínica.

A la mañana siguiente me hicieron una ecografía para ver si había quedado algo por expulsar, yo solo pensaba: -¡no, por Dios, que se haya acabado todo! Estaba todo bien, me quitaron la sonda, me dieron de desayunar, una medicación y para casa que según ellos no pasaba nada.

Fue tan traumático que lo olvidé todo, seguí con mi pareja y nunca hablamos del tema para nada hasta los 23 años que tuve un recuerdo de ese día y empecé a tener problemas de ansiedad. Caí en una depresión, me recuperé y volví a olvidarlo todo hasta los 25 que tuve otra depresión de la que también me recuperé y esta última a los 28 en la que por fin he puesto remedio a tanto dolor gracias a No más silencio y su terapia. Hablé con mi pareja, le conté como había sido el aborto porque parecerá increíble pero no sabía nada, y conseguí perdonarle, porque todos estos años sin saber lo que me ocurría estuvo al píe del cañón y si no fuera por él yo no estaría aquí, fue mi bastón.

Le conté como había sido la terapia y también se quedo muy tranquilo. Ahora nos vamos a casar y solo esperamos seguir con nuestra vida sin olvidarnos de nuestro hijo Hugo que siempre va a estar en nuestros corazones.

Con esto quiero dar esperanza a mujeres que han abortado porque aunque no lo parezca hay solución, yo me estoy recuperando 12 años después del aborto, y también quiero decirle a las mujeres que están pensando en hacerlo que piensen bien lo que van a hacer porque ese día empezarán a morir por dentro.

En cuanto a las clínicas abortivas, pido que informen sobre lo que va a ocurrir, porque a veces el miedo te ciega, que nos expliquen también las consecuencias, pero me parece que es un negocio muy lucrativo como para empezar a informarnos.

Ánimo a todas las que habéis pasado por esto: hay esperanza."

Paula.

______________________________ ______________________________ ______________________________ ______

Carta dirigida a la psicóloga de la revista Tú eres Única - Febrero 2005:

He sido muy infeliz desde que aborté a mi bebé. Han pasado 4 años y no entiendo por qué me sigue doliendo tanto y lloro sin parar. ¿Me podría ayudar?

N.S.

______________________________ ______________________________ ______________________________ ______

1-9-2004 - Revista Tú eres única

Primera persona: El problema del aborto en una pareja de estudiantes

Ni miramos la ecografía. Era de seis semanas. En dos horas abandonamos la clínica.

Raúl, 23 años, estudiante

La historia: Un embarazo no deseado

Los protagonistas: Raúl y Rosa. Estudiantes. Sus edades: 20 años (ella), 23 (él)

El desenlace: Un aborto ¿evitable?

Me considero un chico como tantos
Soy un estudiante normal. Me gusta viajar, el deporte, escribir, la música. Divertirme con mis amigos... Soy de izquierdas. Me siento comprometido con las personas más desfavorecidas y no soporto las injusticias. He sido voluntario en varias ongs .
Desde los 17 años mantengo relaciones sexuales. En todo momento he tenido precauciones. Usando preservativo estaba seguro. Así me lo habían transmitido mis amigos, los anuncios de la televisión, la sociedad... Y los compraba en farmacias porque me fiaba más. Empecé a salir con Rosa: conectamos enseguida.
Conocí a Rosa tras romper con otra chica. Conecté pronto con ella: me comprendía y no se enfadaba cuando yo necesitaba salir solo con mis amigos. Con ella estaba -estoy- muy a gusto. Al mes y medio de salir juntos surgió tener relaciones sexuales.
La historia trágica vino después. Se debió romper el preservativo sin darnos cuenta y tuvimos la mala suerte de que coincidió con sus días fértiles. Otras veces, si notábamos que algo no iba bien, cambiaba de preservativo o parábamos porque ya no nos apetecía seguir. Pero esta vez fue distinto.

A los dos meses de conocernos, tuvo una falta
Rosa tuvo su primera falta. Ella me decía: Tranquilo, ya me vendrá (la regla); algunas veces he tenido retrasos. Pero los días pasaban y a las tres semanas la acompañé a la farmacia para hacer el test del embarazo. Dio positivo. No me lo quería creer pero ella estaba embarazada.

Rosa se puso a llorar y yo estaba perplejo pero la abracé, la besé y le dije que estaba con ella y que no la iba a dejar. Sólo llevábamos dos meses saliendo estaba conociéndola- y esto nos parecía tan poco tiempo que nos influyó para no seguir adelante con la gestación. ¿Qué hacemos? ¡Como diga algo en casa me matan!, me dijo ella.
Mi madre me había en varias ocasiones: Si dejas a una chica embarazada me das el mayor disgusto de mi vida.Así que me callé ¿Cómo iba a explicarles que sí, que estaba esperando y sólo con 20 años? Teníamos mucho miedo. No dijimos nada en casa y fuimos a la clínica

Optamos por no explicar nada a nuestros padres y solucionarlo por nuestra cuenta. Pensé que es la chica la que debe decidir si quiere continuar con la gestación y el chico tiene que apoyar su decisión. (Han pasado siete meses y ahora creo que el chico tiene mucho más que decir). Al día siguiente nos volvimos a ver. Le dije que no me separaría de ella de ningún modo. Yo ahora no me veo preparada para ser madre, me dijo. Yo le respondí que si ella no lo quería tener, no tendría por qué hacerlo. También pensé que cuanto antes procediéramos al aborto antes nos libraríamos del problema y que había que actuar rápido: había oído que al avanzar el embarazo había mayor peligro para la salud de ella.

Dos días después estábamos en la recepción de una clínica pidiendo una cita para la interrupción voluntaria del embarazo. (Cuando recuerdo el momento, se me pone un nudo en la garganta). Nuestra actitud era de resignación. Un amigo a quién consulté me dijo que abortar era lo mejor. Tras varias preguntas, la enfermera nos dijo que Rosa estaba de cinco semanas. Y que en ese estado costaba 300 con anestesia local y 390 con anestesia general. Elegimos la segunda y pagamos la factura a medias y por adelantado con nuestros ahorros. Tuvimos cuatro días de espera que los pasamos resignados convencidos de que no teníamos otra solución. Yo me sentía como atontado, sin poder pensar con claridad. A Rosa le pasaba lo mismo. Sólo se lo contó a un par de amigas. También recuerdo con los pelos de punta cuando ella me dijo que sentía mucho que yo estuviera pasando por todo esto por su culpa... No quisimos ni mirar la ecografía. En dos horas se acabó todo

Esa mañana nos saltamos una clase y quedamos para ir a la clínica. Antes de la intervención nos entrevistó un psiquiatra para asegurarse de que ella no deseaba seguir adelante con el aborto. Un análisis de sangre y una revisión ginecológica y... es la parte más dura. Recuerdo tener los ojos vidriosos y tristes. Entonces vino la ecografía (era la primera del embarazo). Yo no quise mirar la pantalla del ecógrafo. No quería guardar esa imagen. Ella, por su posición, tampoco pudo ver nada. Está aquí; es una gestación de seis semanas, dijo el médico.
Mientras esperaba en la sala, pensé que la quería y me sentía muy culpable de que estuviera pasando por esto. Pronto me dijeron que ya podía verla. La enfermera nos explicó que tenía que permanecer allí hasta que se acabase el suero: una hora y media, si se encontraba bien. Se encontraba perfecta y sólo le escocía un poco. Al cabo de un rato, se levantó, se vistió y en cuanto estuvo bien, nos fuimos. Unos antibióticos y una revisión a los 10 días y todo acabó. ¡Ya se había pasado todo en menos de 3 horas y a los cinco o seis días de saber que Rosa estaba embarazada!.

A partir del mes, empezamos a sentirnos mal.
A la semana, parecía que estábamos bien de ánimo. Ni siquiera lloramos, y nuestra relación siguió adelante. Pensamos que íbamos a tratar de darle la menor importancia, que no nos iba a volver a pasar esto jamás. En realidad, sientes que te has quitado un problema de encima los primeros días. Sin embargo, a partir del mes, en los dos comenzó a aflorar un sentimiento de culpa por lo que habíamos hecho. Algo nos decía que podíamos haber tomado otra decisión. Te sientes aludido por mil cosas: no paras de ver embarazadas por la calle, en las películas todo te suena a embarazo, a hijos... Siento que antes me veía a mí mismo como una buena persona y ahora no me veo así, aunque creo que tengo un buen corazón. Rosa pasaba noches enteras sin dormir. Yo también
En casa me notaron más triste pero nada más. No quería salir de copas con mis amigos, no me apetecía jugar al fútbol...
Parece mentira que sólo hayan pasado unos meses desde aquello pero me he dado cuenta de que ahora pienso de una forma muy diferente. Ahora sé que mi madre, a pesar del disgusto, me habría ayudado. En aquel momento creí que nuestros padres pasarían mucha vergüenza y les iba a afectar a su imagen social. Más que el dinero y el coste de tener un hijo, me aterraba que mi relación con Rosa fuera mal y el niño estuviera en medio.
Veo todo diferente y, por ahora, no hemos vuelto a tener relaciones sexuales. En esto estamos de acuerdo los dos. No tenemos ninguna prisa, queremos cuidarnos, mimarnos, ponerle mucha calma a nuestra vida. Deseamos de algo tan negativo, sacar algo bueno. Hemos llegado a la conclusión de que hemos hecho mal con lo del aborto, y eso lo vimos al mes de hacerlo. Ahora lo que quiero es verla sonreír. Y si volviera a pasar, se lo diríamos a nuestros padres.
Tres meses después tuve que pedir ayuda
¿Cómo salí de todo esto? Tres meses después del aborto tuve que buscar ayuda. Incluso, pensé en ir a un psicólogo. Al final, recurrí a un cura que conocía en mi parroquia que se portó genial conmigo e intentó comprenderme y echarme una mano. Fue una auténtica terapia para mí. ¿Qué me queda? Intentar ser el de antes: ayudar, hacer reír a mis amigos. También crear nuestra propia familia. En esto estamos de acuerdo Rosa y yo.
______________________________ ______________________________ ______________________________ ______

Testimonio de Analía

Cuando tenia aproximadamente 18 años quede embarazada y mi madre al darse cuenta enloqueció y comenzó a insultarme. Y o estaba muy asustada ya que le tenía mucho miedo. Yo quería tener al bebé aunque el padre me dejó en cuanto supo de mi embarazo. Éramos novios desde que éramos chicos y cuando cumplí 18 me entregué a el. Desde ese día jamás supe nada de él aunque ya era mi novio oficial en mi casa.

Un día mi madre regresó del trabajo y me dijo: nos vamos. Yo jamás pregunte a donde . En un taxi llegamos a una clínica muy oscura. Me pusieron una algas marinas que sirven para la dilatación y a la mañana siguiente regresamos. Yo estaba con más de 4 meses de embarazo .

Mientras el "doctor" estaba realizando el procedimiento yo me desperté, solo recuerdo que el hacia un gesto con sus brazos como quitando algo de mi, volví a quedarme dormida .

La recuperación era en otra habitación. Yo le pregunte a una enfermera ya mayor como era mi bebe, ella me dijo: ay, era chico como una semillita. Luego le hice la misma pregunta a otra enfermera pero mas joven, su respuesta fue totalmente diferente, ella me dijo: que querés que te diga si salio en pedazos.

A partir de entonces comenzó mi tortura, me desmayaba y comenzaba a tener temblores cuando estaba en el piso, llegaron a sospechar que podía ser epilepsia pero un electroencefalograma determino que lo mío era emocional.

Pasaron 11 años, y ya estando en este país comencé a trabajar para una organización Pro Vida. Allí vi una fotografía que me hizo ver mi realidad: vi la foto de un bebe abortado y así comprendí lo que había hecho.

Yo sabia que Dios me había perdonado ya que yo estaba sumamente arrepentida y dolorida pero no había ni siquiera pensado en perdonar a mi madre y a mí misma.

El año pasado tome un curso de sanación y Dios se encargo de esa tarea imposible para mí: el perdonar a mi madre y a mí misma. Esa carga que se tiene por haber sido débil y dejar que otra persona decidiera que mi bebe muriera ¡es muy grande!

El dolor de haber perdido a mi bebe me acompañará mientras viva. Ahora mi trabajo y compromiso es decirle a los demás que el aborto no es nunca una salida . Bien cierto es cuando se dice que en un aborto muere el bebe y la madre queda con ese sufrimiento para toda la vida .

Hay tanta información errónea sobre el aborto! ¡Tanta mentira!

Los que están trabajando para la Cultura de la Muerte quieren hacernos creer que ese "producto " (así es como ellos lo llaman), no tiene vida propia, que es decisión de la mujer, que el producto no siente dolor porque la anestesia que le dan a la madre le llega al bebe, ¡¡mentiras!!

Esa criatura es obra de Dios, jamás se volverá a repetir una como ella: ni su ADN, ni sus huellas dactilares.

¿Cómo va a ser decisión de la mujer el poder matar a otro ser humano que por unos meses es huésped de ese vientre, que necesita totalmente de la madre, que es el ser mas indefenso que pueda existir ?

El bebe siente cuando algo va mal, siente la presencia extraña cuando los instrumentos del doctor entran y entonces trata de huir, pero ¡¡¿para dónde?!! Y cuando la aspiradora los absorbe en sus primeras semanas o se le cortan las piernas y brazos cuando ya está de primeros meses, el bebe se queja de dolor. En el video "El grito silencioso " se puede observar cuando el bebé abre la boquita al sentir el dolor producido por el arranque de una de sus piernas.

Abran los ojos del entendimiento hermanos, tal cual como lo dijeron las enfermeras, se nos quiere hacer creer que es una semillita cuando en realidad es el desmembramiento de un ser humano pequeñito y tiernito.

Todos, absolutamente todos estamos llamados a defender a los mas inocentes de los inocentes. Pero son muy pocos los que responden a ese llamado. Y no quisiera estar en el lugar de esa persona cuando estén delante de Jesús y El nos pregunte: ¿Qué has hecho para parar el aborto?

La indiferencia no solo es cruel, ¡es mortal! Porque callando estamos otorgando, porque al NO hacer nada estamos permitiendo que Cristo muera una y otra vez en cada aborto.

El trabajo es bien grande pero pocos son los trabajadores.

Necesitamos despertar, salirnos de nuestra comodidad y empezar a trabajar para así salvar vidas: tanto las de los bebés como las de las madres , porque cuando una mujer se da cuenta de lo que hizo comienza ahí a morir en vida y solo con la ayuda de Nuestro Señor Jesucristo podrá entonces empezar la sanación del alma.

Ana Lía

______________________________ ______________________________ ______________________________ _____

Testimonio de Anny

Mi nombre es Anny Vanegas somos un grupo de mujeres que hemos vivido uno de las experiencias mas díficil de superar como madre y como mujer por la decisión de un aborto premeditado. Tambien somos mujeres que hemos experimentado la sanidad y la paz interior que nos permite ahora vivir en libertad para llevar un mensaje de redención.

El silencio no disminuye el dolor

Leer más...

______________________________ ______________________________ ______________________________ _____

Si tu vida o la de una amig@ está rota por el dolor del aborto, llámanos hoy mismo al teléfono 627 98 56 88 de España



 

Arriba este post

abajo la manipulación y las mentiras de ciertos foreros.


 

por: kiara120


 

Ejem, nixaba

no me voy a meter con si está manipulado o no. Tengo mi opinión, y es que el mensaje sí está cortado de forma tendenciosa para, deliberadamente, hacerte quedar como egoísta.
Ahora, de ahí a decir que todas los provida son malas personas... te has pasado. Te recuerdo que en el bando proaborto hay gente que va deseando la muerte de niños, y maridos ajenos. Te recuerdo que el bando proaborto hay ¿personas? que piensan comprar a sus hijas adolescentes una pistola como regalo cuando tengan su primera relación seria.
Y así, hasta el infinito.


 

No he dicho todos, he dicho muchos.

por: nixaba

Y lo digo por este foro, porque la mayoría de antiabortistas que se pasean por aquí o insultan, o nombran a Dios, o mandan castigos divinos, o hacen cosas como estas, eso no quiere decir ni mucho menos que todos los antiabortistas sean así. Pero repito que no he dicho todos en ningún momento.

"Gracias a que MUCHOS antielección sois tan malas personas nadie os hace caso ni podéis tener voz ni voto para aprobar leyes"

Sobre lo que te dijo Encina sobre tu familia sabes perfectamente que no lo apoyo en absoluto, lo dije en aquel post famoso pero lo borraron y no sé si llegaste a leerlo. Y sobre como Sarah eduque a su hija, pues no tengo mucho que decir, creo que Sarah por su trabajo debe saber mucho sobre violencia de género, y es cierto que a veces o matas tú o te matan a ti. Aún así creo que sus palabras no son más que una exageración del momento, no creo que le comprara pistolas.

Yasa yo no creo que tú seas como el resto de antiabortistas de este foro, pero que estés aquí exclusivamente para vengarte de alguien... no sé piensalo bien, pero la venganza no lleva a ninguna parte.


 

Yasa

por: camino71

déjame decirte que da gusto leerte hija.

Reconoces lo que otros no lo hacen, siendo imparcial aún pensado de manera distinta a otr@s.

Y creo que eso de.. "de ahí decir que todos los provida son malas personas"
lo mismo pasa con l@s del otro bando.

Si todos aprendieran de tu comportamiento qué gusto de foro por Dios.

Un saludo y espero que lleves bien el embarazo


 

No, sarah

por: camino71

No sabía quién era Lacci, de hecho nunca he leído un post con ese nick (que yo recuerde), como le he dicho a Llumeta la verdad que no he leído muchas intervenciones de Yasa.


 

Sara, por enésima vez

por: yasabeisquiensoy

no soy Lacci. Dime a mí lo que quieras, pero no te consiento que utilices el nombre de una persona que no está en el foro para ir contra mí, menos aún, las desgracias que esta mujer tuviera o tuviese.
Por otra parte, lo que realmente deseo es que tu hija no tenga que pasar por la experiencia del maltrato, caso que conozco desgraciadamente de cerca por una íntima amiga. Y ante el maltrato, la solución no es una pistola, asesinar al maltratador y que la maltratada pague en la cárcel. Ante el maltrato, ya que es inevitable que ocurra, o al menos utópico, la mejor solución es educación. Educación en igualdad para que no haya maltratadores y educación en valores y en autoestima para reconocer el maltrato, ya que no todo es que te den un bofetón o una paliza.
Francamente, si tuviera una hija y fuese maltratada, preferiría que acudiese a la policía a denunciar antes que que le pegase un tiro al maltratador.


 

Efectivamente

por: yasabeisquiensoy

no podemos eliminar a todos aquellos que se creen superiores a las mujeres y que las maltratan. Podemos educar en igualdad, podemos encarcelar a quienes maltraten a las mujeres, podemos poner penas cada vez más duras para quienes maltraten, pero a día de hoy, desgraciadamente, el maltrato es una lacra dificilmente evitable.
¿O tienes tú la solución?


 

En fin, camino

por: llumeta81

Cierto es que, a veces, yasa se pone en registro educado, pero creo que nadie debería aprender de ella. Mucho menos decir que da gusto leerla. Un par de perlas que ha escrito hace bastante tiempo (y puedes seguir con una simple búsqueda).


"Hasta que todas y cada una de las perrashijasdeputa"

Enviado por yasabreisquiensoy el 18 febrero a 13:23
que se creen con derecho a asesorar a nadie, se den por vencidas y se larguen de aquí de una buena vez.

"Lleva cuidado, no te dejes algo en el cementerio"
Enviado por yasabreisquiensoy el 10 marzo a 09:37


PRINGADA...

"Que hablas, loca?"
Enviado por yasabreisquiensoy el 11 marzo a 17:21


Si Bolita no ha abierto ningún tema, anormal... Has sido tú la que subiste este tema, diciendo que qué fuerte, como insultaba la gente. Pero como de capacidad lectora, cero, pues no te diste cuenta que los insultos venían por la parte proaborto. ¿Te queda clarito?


 

Llumeta

por: yasabeisquiensoy

te importaría, si no es mucho pedir, hacer gala de tu imparcialidad, y poner los post a los que respondían estos?

Porque por ejemplo y sin ir más lejos, el post

"Lleva cuidado, no te dejes algo en el cementerio"
Enviado por yasabreisquiensoy el 10 marzo a 09:37

respondía a uno de Encina en el que decía: "Me voy al cementerio a cagarme en tus muertos"

Concretamente:

Ahora te dejo ..."
Enviado por encina6 el 10 marzo a 09:37

que voy a la matrona y de paso voy al cementerio A CAGARME EN TUS PHUTOS MUERTOS.

[http://foro.enfemenino.com/forum/F95/__f12219_r118284_F95-Esto-es-l] o-que-opina-encina-de-las-muje res-que-han-tenido-un-aborto-e spontaneo.html


 

Llumeta

por: camino71

Me encanta que hayas escrito eso porque ya que se me persigue y requetepersigue por decir que "solo veo los comentarios ofensivos de los provida, que estoy ciega... bla bla" ahora se ve que no.. en fin.

La verdad que muchas intervenciones de Yasa no he leído por lo tanto supongo que sí, que a veces se habrá pasado ella también, pero intento quedarme con lo de que todas las provida no son malas personas, con lo cuál se ve que algunos provida de este foro quizás sí son malas personas y que lo mismo pasará con las proaborto, que no son todas malas personas ni mucho menos.

Después de leer tanta mhierda (hablando claro), tantas peleas absurdas por tonterías, cuando veo que alguien tiene la cabeza sobre los hombros y dice algo coherente e imparcial, sinceramente me alegro (aunque solo haya sido coherente e imparcial una vez).

Un saludo Llumeta


 

Yo no pienso

por: llumeta81

que la gente que está en contra del aborto sea mala persona, mi madre está en contra, por ejemplo. Tengo amigos que también (pocos, la verdad, porque me suelo rodear de gente bastante libre) y no pienso que sean malas personas. Lo que pienso es lo que te dije ayer, quienes están aquí obstaculizando el funcionamiento de un foro que es para colaborar, en la medida de lo posible, con quien hace alguna consultita, suelen atacar personalmente a quienes pensamos de otra forma. Es el estar fuera de lugar, porque yo no me voy al foro de embarazo a decirles si me parece bien o no que tengan hijos.

Y creo que decir que tiene un comportamiento ejemplar alguien que ha gastado muy, muy malos modos en el foro (pese a que la considero lista como mínimo) es equivocarse bastante.

Saludos


 

Llumeta

por: camino71

Con lo de comportamiento ejemplar me refería (en ese comentario en concreto) hablar respetuosamente y con reconocer que se han cortado o podido cortar post para dejar a Nixaba (creo que era a ella) en evidencia, eso no lo hacen todos los provida.


 

No estoy de acuerdo

por: llumeta81

bien hecho está (aunque es que no se puede negar lo obvio). Pero esto no es algo que "no hacen todos los provida". Que haya dos personas en este foro que están con la única y absoluta función de pasar su tiempo intentando provocar mediante el insulto no significa:

-Que sean provida (desengáñate, son lo que haga falta con tal de armar bronca).
- Que los provida sean así mayoritariamente.

Puedo tener desacuerdos frontales contra los supuestos provida y denunciar sus engaños si lo creo conveniente, pero estás confundiendo provida con seres incordiantes (por cierto, la black es genial para aligerar el foro cuando hay tanta morralla como hoy).


 

No llumeta

por: camino71

No confundo provida con seres incordiantes, en absoluto, ser provida o no no tiene nada que ver, el ser incordiante tiene que ver con la personalidad de cada uno no con sus creencias, y por supuesto que todos no son así, hay de todo. Hay provida como por ejemplo Lincy que también me parece una persona respetuosa y seguro que muchos nicks más.

Solo me refiero a que lo que es habitual es echarse miherda unos contra otros y no creo que muchos de aquí reconozcan lo que ha reconocido Yasa, todo esto lo digo desde el punto de vista de no llevar mucho tiempo aquí y desde el punto de vista de ver tantos post de insultos.

Quizás sí estoy confundida y aquí algunos son provida o lo que haga falta solo por el hecho de armar bronca.


 

Ni lo dudes camino

por: mercemalaga

hay nicks que son provida o le que le digas con tal de intervenir para insultar, amenazar y demàs, ¿que hay que hacer con ellos?, ignorarlos y comportarse hacia ellos como si fuesen fantasmas en el foro.

Respeto profundamente a los providas, de hecho jamàs he utilizado este adjetivo como insulto cuando en su momento alguien me acus de utilizarlo como tal, en este foro hay personas que siguen participando y otras que apenas participan que son providas en el caso de una de ellas participa activamente en nuestro forito, lo que no comparto es que manipulen o mientan sobre informacin referente al aborto sobretodo de una forma tan maliciosamente y que utilizen insultos, provoquen y amenazen constantemente.

Precisamente Yasa y Lincy son dentro de las providas las màs moderadas y al menos se puede dialogar con ellas, aunque tengo que reconocer que como dice Llumeta, Yasa tampoco es una santa y ha lanzado cada mensajito que "pa que", pero bueno, hay que reconocer que al menos es clarita y de las pocas que te reconocen algo.


« 
Otras páginas de respuestas: 12
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Complicaciones del embarazo - complicaciones del aborto
por: kiara120
23
 
por: 02azul
0
  Interesante
por: llumeta81
15
 
por: siempreazul
0
  Una web ofrece la posibilidad de cambiar impresiones entre personas afectadas por el aborto
por: siempreazul
1
 
por: bolita901
0
  Asociación española de neuropsiquiatría titulado mujer y salud mental
por: siempreazul
2
  "uteros secos", "cagafetos" estas son las formas de refererirse de las proaborto a mujeres que han
por: bolita901
1
  Esto es lo que defienden los anti-eleccion
por: kiara120
7
  Abortar sin estar segura
por: amaranto13
3
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección