« 

El hombre geminis

 

El hombre Géminis
Podría contarte mis aventuras
empezando por las de esta mañana...
Por lo menos esta mañana,
al levantarme, sabía quien era,
pero creo que debo de haber cambiado
varias veces desde entonces.

Estar enamorada es algo que le da a una gran sensación de cálida seguridad. Es un consuelo celestial saber siempre que hay alguien cuando una lo necesita, que ya no hay por que seguir andando sola. Todas las dudas que conociste antes, lectora, se evaporan como el rocío... a menos, claro, que te hayas enamorado de un mercuriano, que puede reducir esa cálida <<seguridad>>. Con Géminis será mucho mas realista que si lo mandas a buscar el pan el lunes, no lo esperes de vuelta hasta el jueves. Nunca lo busques si no le ves venir, ni te le cuelgues de los faldones de la americana cuando quiera irse.
Una vez que te hayas adiestrado en la aceptación de su espíritu inquieto e impredecible, es posible que las cosas funcionen, pero no insistas en el <<consuelo celestial de saber siempre que hay alguien cuando una lo necesita>>. Probablemente jamás estés segura de cuando va a estar este hombre en ninguna parte, de modo que eso puede seguir manteniendo en ti algunas de las dudas que supuestamente se disipan con el romance. Es verdad que si estás enamorada de un Géminis no estarás sola. Eso, seguro que no. Tendrás por lo menos dos hombres que anden contigo... y los dos serán él. Ya sabes que nació bajo el signo de los Gemelos, pero en su caso, no se trata jamás de verdaderos gemelos, de mellizos idénticos. La naturaleza dual de Géminis combina dos personalidades completamente diferentes. Hasta podría ser que te vieras envuelta con uno de esos mercurianos que son trillizos o quintillizos, y en ese caso no te faltaría abundante compañía, ni siquiera cuando estuvieras sola con él.
El Géminis típico es el favorito de las amas de casa. Le gusta la gente; cuanta más gente hay, mas contento está. Es raro el mercuriano que no sea una perfecta delicia como conversador. Tiene un gusto exquisito, es pródigo en comentarios ingeniosos, y sus cumplidos son obras maestras de cálida sinceridad. Con su habitual e impecable dominio de los modales y su instinto social, es quien mantiene la fiesta, en más de un sentido.
¿Conoces ese juego que se llama la caza del tesoro, en que las parejas deben conseguir los objetos de una lista disparatada, como un pelo de la cabeza de una famosa estrella de cine y un trozo de secante que hay sobre el escritorio del jefe de policía, y en el que gana el premio la pareja que ha reunido mas cosas de la lista? Es la diversión favorita de Géminis, porque combina el mayor contacto posible con toda clase de gente con la mayor oportunidad posible de ir de un lugar a otro, y al mercuriano le encantan ambas cosas.
Si llegas a conocerlo en una reunión social donde él esté representando su fascinante acto de las personalidades múltiples, no tienes salvación: quedarás convencida de que es el hombre más atractivo, interesante e inteligente que hayas encontrado jamás. Eso, nadie podría discutírtelo; es probable que lo sea, y no es raro que tú estés excitada e impresionada. Pero antes de que por él te decidas a cambiar de apellido, asegúrate de que eres capaz de hacer frente a un destino incierto con un hombre cuyos caprichos pueden cambiar con el viento, y cuyas metas en la vida pueden ser completamente distintas antes de que hayáis terminado la luna de miel. <<¿Es que me contradigo?>>, escribió una vez el Géminis Walt Whitman, <<...Contengo multitudes>>. Lo supiera o no, estaba resumiendo en esas palabras la naturaleza de Mercurio.
Es posible que un día tu galán Géminis aparezca con un mono parlanchín encaramado en un hombro y te invite a ir a un circo de pulgas. Te traerá flores, perfume, un disco o un par de libros, y hasta posiblemente uno del que él es autor. Las horas pasarán en un soplo mientras tú gozas, feliz, en su cordialidad, te ríes de sus ingeniosos chistes y te derrites bajo su encanto cálido y alegre. Géminis te dirá <<Te amo>> de cien maneras diferentes, como no podría hacerlo nadie mas en el mundo.
Al día siguiente te llamará por teléfono para deshacer una cita sin ningún motivo aparente, y tú empezaras a imaginarte toda clase de cosas. ¿Hablaba en broma cuando dijo que te amaba? ¿Estará saliendo con alguna otra chica? ¿Tendrá algún problema? Es posible que tus temores tengan fundamento, pero también es posible que no lo tengan. Una semana después, Géminis reaparece, lleno de comentarios sarcásticos, malhumorado e irritable. Se mostrará impaciente, crítico y quisquilloso. Es posible que critique tus zapatos, tu lápiz de labios o tu gusto literario, y que esté carcomido por dudas sobre la posibilidad de que lleguéis a ser felices juntos. Claro que también es posible que se le vea hosco y preocupado, mentalmente distante, lejano. Y de nada sirve preguntarle por qué: no obtendrás ninguna respuesta coherente.
Si sobrevives a esa experiencia, al cabo de pocos días mas estarás visitando una galería de arte, un teatro, un museo o biblioteca con tu cortejante Géminis, absolutamente hipnotizada por sus conocimientos y por la amplitud de sus intereses. Le encontrarás excepcionalmente tierno, lleno de sueños frágiles como mariposas y de dulces esperanzas para el mañana. Entonces, te propondrá el matrimonio. Así, con la rapidez del relámpago. Y tú, olvidada de los truenos y de los nubarrones, y de toda la lluvia que ya viste caer, le contestarás que sí antes de que cambie de parecer y... ahí estás, comprometida con un enigma.
Sí, enigma he dicho. Si esperas otra cosa, digamos un hombre estable y paciente que se muestre siempre gentil contigo mientras el amor y la vida se desenvuelven con la calma de una góndola que se pasea por los románticos canales venecianos, entonces van en la misma dirección que una calesita: en círculo.
Bájate a toda prisa sin pensar que podías haberte ganado el anillo. No dejes que la música, ligera y alegre, te engatuse y te haga ir en pos de una escena pintada de colores que no son nunca los mismos, y en la que tan pronto puede aparecer un gris deprimente como un radiante amarillo o un sedante azul. Si eres una romántica incurable que pretende encontrar la armonía perfecta, corres algo más que cierto peligro.
Diga lo que diga el resto de su carta natal, si el Sol estaba en Géminis cuando el nació, este hombre no seguirá estando mañana donde está hoy, ni conservará de ayer ningún recuerdo perdurable. De una manera o de otra, cambiará. Es cierto que los cambios pueden ser siempre para mejorar, que es posible que apunte constantemente a metas más altas. Pero eso nunca podrás saberlo con certeza. Si tienes alma de jugadora, es posible que con él tengas suerte y te encuentres celebrando tus bodas de oro en medio de una gloriosa armonía mental y emocional. Pero los buenos jugadores saben cuales son las posibilidades antes de hacer su apuesta. Asegúrate de que tú las sabes. Dos raras excepciones a la inestabilidad geminiana son, aparentemente, el presidente Kennedy o la reina Victoria de Inglaterra. Sin embargo, no olvides que John Kennedy tuvo siempre múltiples intereses que cambiaban constantemente, y la reina Victoria (que por su posición planetaria se acercaba mucho a Tauro) introdujo muchos cambios importantes en las costumbres de su país. De todas maneras, entre nosotros no hay muchos que se casen con reyes, reinas o presidentes, a quienes las circunstancias han obligado a madurar y a adaptarse a una pauta establecida.
Un excelente ejemplo de la dualidad de expresión de Géminis es la confesión de una mujer que fue víctima de ella. El Mercurio era un productor cinematográfico y la mujer una famosa actriz, una morena nacida bajo el signo de Piscis. Después de un fin de semana que ella y otros signos pasaron como invitados en el yate de Géminis, y durante el cual el huésped se mostró con ella abiertamente insultante, grosero y distante, en forma alternativa, la actriz se sentía desalentada e intrigada.
No se que es lo que le pasa comentó. Supongo que me odia. Yo jamás le he hecho nada, y sin embargo casi no me ha dirigido la palabra durante todo el fin de semana. Ah, pero es que... vaya si ella le habrá hecho algo: había hecho que Géminis se enamorara de ella, y con la seriedad suficiente para que se casara con la actriz poco después del incidente. ¿Pero cómo reaccionó al tomar por primera vez conciencia del amor que sentía por ella? Como si su amada hubiera sido Lucrecia Borgia.
Es probable que esa experiencia no impida que las lectoras se zambullan en un romance con un hombre de Mercurio, pero tal vez les calme el dolor de las heridas a algunas chicas que hayan venido padeciendo la frialdad de un Géminis que está, casi con seguridad, perdidamente enamorado de ellas, pero que lo oculta cuidadosamente por sus propias e insondables razones. Géminis tiene una necesidad inconsciente de disfrazar sus verdaderas intenciones, de entablar con los otros una suerte de esgrima verbal y de encubrir sus motivos con acciones duales.
En general, buscarán confundirte. Después, con la característica incongruencia de Géminis, harán un giro de 180 grados y se mostrarán tan directos que te dejarán poco menos que sin aliento con su franqueza y brusquedad.
Con Géminis, el amor es fácil y divertido, siempre que no trates de aproximarte demasiado. Hay un núcleo íntimo que sólo le pertenece a él, que jamás compartirá con otro ser humano, ni siquiera contigo. Mantén las cosas calmas y no te muestres abiertamente apasionada ni dramática. No le aburras, interésale siempre, y tu romance con Géminis puede ser muy especial. No te rebeles contra su versatilidad; cambia con él. Mantente tan alerta, interesante tanto por la vida como él. De otra manera, tu amor podría no ser mas que... una de esas cosas. Mercurio busca, por encima de todo, una compañera mental, que esté a la altura de su ingenio, que incluso pueda superarle de vez en cuando, porque no es egoísta. Es muy realista y disfruta de los desafíos mentales. Lo último que quiere es un felpudo o una ratita aburrida. Deja que a través de tu imaginación femenina se trasluzca el cerebro, que eso no le asustará, como podría pasar con otros hombres. Le hará girar en la dirección debida: hacia ti.
Géminis tiende a dejar a los viejos amigos por otros nuevos, pero eso no significa que no tenga corazón. Su propia personalidad fluctúa y avanza de manera tan inevitable que un sentido.
¿Conoces ese juego que se llama la caza del tesoro, en que las parejas deben conseguir los objetos de una lista disparatada, como un pelo de la cabeza de una famosa estrella de cine y un trozo de secante que hay sobre el escritorio del jefe de policía, y en el que gana el premio la pareja que ha reunido mas cosas de la lista? Es la diversión favorita de Géminis, porque combina el mayor contacto posible con toda clase de gente con la mayor oportunidad posible de ir de un lugar a otro, y al mercuriano le encantan ambas cosas.
Si llegas a conocerlo en una reunión social donde él esté representando su fascinante acto de las personalidades múltiples, no tienes salvación: quedarás convencida de que es el hombre más atractivo, interesante e inteligente que hayas encontrado jamás. Eso, nadie podría discutírtelo; es probable que lo sea, y no es raro que tú estés excitada e impresionada. Pero antes de que por él te decidas a cambiar de apellido, asegúrate de que eres capaz de hacer frente a un destino incierto con un hombre cuyos caprichos pueden cambiar con el viento, y cuyas metas en la vida pueden ser completamente distintas antes de que hayáis terminado la luna de miel. <<¿Es que me contradigo?>>, escribió una vez el Géminis Walt Whitman, <<...Contengo multitudes>>. Lo supiera o no, estaba resumiendo en esas palabras la naturaleza de Mercurio.
Es posible que un día tu galán Géminis aparezca con un mono parlanchín encaramado en un hombro y te invite a ir a un circo de pulgas. Te traerá flores, perfume, un disco o un par de libros, y hasta posiblemente uno del que él es autor. Las horas pasarán en un soplo mientras tú gozas, feliz, en su cordialidad, te ríes de sus ingeniosos chistes y te derrites bajo su encanto cálido y alegre. Géminis te dirá <<Te amo>> de cien maneras diferentes, como no podría hacerlo nadie mas en el mundo.
Al día siguiente te llamará por teléfono para deshacer una cita sin ningún motivo aparente, y tú empezaras a imaginarte toda clase de cosas. ¿Hablaba en broma cuando dijo que te amaba? ¿Estará saliendo con alguna otra chica? ¿Tendrá algún problema? Es posible que tus temores tengan fundamento, pero también es posible que no lo tengan. Una semana después, Géminis reaparece, lleno de comentarios sarcásticos, malhumorado e irritable. Se mostrará impaciente, crítico y quisquilloso. Es posible que critique tus zapatos, tu lápiz de labios o tu gusto literario, y que esté carcomido por dudas sobre la posibilidad de que lleguéis a ser felices juntos. Claro que también es posible que se le vea hosco y preocupado, mentalmente distante, lejano. Y de nada sirve preguntarle por qué: no obtendrás ninguna respuesta coherente.
Si sobrevives a esa experiencia, al cabo de pocos días mas estarás visitando una galería de arte, un teatro, un museo o biblioteca con tu cortejante Géminis, absolutamente hipnotizada por sus conocimientos y por la amplitud de sus intereses. Le encontrarás excepcionalmente tierno, lleno de sueños frágiles como mariposas y de dulces esperanzas para el mañana. Entonces, te propondrá el matrimonio. Así, con la rapidez del relámpago. Y tú, olvidada de los truenos y de los nubarrones, y de toda la lluvia que ya viste caer, le contestarás que sí antes de que cambie de parecer y... ahí estás, comprometida con un enigma.
Sí, enigma he dicho. Si esperas otra cosa, digamos un hombre estable y paciente que se muestre siempre gentil contigo mientras el amor y la vida se desenvuelven con la calma de una góndola que se pasea por los románticos canales venecianos, entonces van en la misma dirección que una calesita: en círculo.
Bájate a toda prisa sin pensar que podías haberte ganado el anillo. No dejes que la música, ligera y alegre, te engatuse y te haga ir en pos de una escena pintada de colores que no son nunca los mismos, y en la que tan pronto puede aparecer un gris deprimente como un radiante amarillo o un sedante azul. Si eres una romántica incurable que pretende encontrar la armonía perfecta, corres algo más que cierto peligro.
Diga lo que diga el resto de su carta natal, si el Sol estaba en Géminis cuando el nació, este hombre no seguirá estando mañana donde está hoy, ni conservará de ayer ningún recuerdo perdurable. De una manera o de otra, cambiará. Es cierto que los cambios pueden ser siempre para mejorar, que es posible que apunte constantemente a metas más altas. Pero eso nunca podrás saberlo con certeza. Si tienes alma de jugadora, es posible que con él tengas suerte y te encuentres celebrando tus bodas de oro en medio de una gloriosa armonía mental y emocional. Pero los buenos jugadores saben cuales son las posibilidades antes de hacer su apuesta. Asegúrate de que tú las sabes. Dos raras excepciones a la inestabilidad geminiana son, aparentemente, el presidente Kennedy o la reina Victoria de Inglaterra. Sin embargo, no olvides que John Kennedy tuvo siempre múltiples intereses que cambiaban constantemente, y la reina Victoria (que por su posición planetaria se acercaba mucho a Tauro) introdujo muchos cambios importantes en las costumbres de su país. De todas maneras, entre nosotros no hay muchos que se casen con reyes, reinas o presidentes, a quienes las circunstancias han obligado a madurar y a adaptarse a una pauta establecida.
Un excelente ejemplo de la dualidad de expresión de Géminis es la confesión de una mujer que fue víctima de ella. El Mercurio era un productor cinematográfico y la mujer una famosa actriz, una morena nacida bajo el signo de Piscis. Después de un fin de semana que ella y otros signos pasaron como invitados en el yate de Géminis, y durante el cual el huésped se mostró con ella abiertamente insultante, grosero y distante, en forma alternativa, la actriz se sentía desalentada e intrigada.
No se que es lo que le pasa comentó. Supongo que me odia. Yo jamás le he hecho nada, y sin embargo casi no me ha dirigido la palabra durante todo el fin de semana. Ah, pero es que... vaya si ella le habrá hecho algo: había hecho que Géminis se enamorara de ella, y con la seriedad suficiente para que se casara con la actriz poco después del incidente. ¿Pero cómo reaccionó al tomar por primera vez conciencia del amor que sentía por ella? Como si su amada hubiera sido Lucrecia Borgia.
Es probable que esa experiencia no impida que las lectoras se zambullan en un romance con un hombre de Mercurio, pero tal vez les calme el dolor de las heridas a algunas chicas que hayan venido padeciendo la frialdad de un Géminis que está, casi con seguridad, perdidamente enamorado de ellas, pero que lo oculta cuidadosamente por sus propias e insondables razones. Géminis tiene una necesidad inconsciente de disfrazar sus verdaderas intenciones, de entablar con los otros una suerte de esgrima verbal y de encubrir sus motivos con acciones duales.
En general, buscarán confundirte. Después, con la característica incongruencia de Géminis, harán un giro de 180 grados y se mostrarán tan directos que te dejarán poco menos que sin aliento con su franqueza y brusquedad.
Con Géminis, el amor es fácil y divertido, siempre que no trates de aproximarte demasiado. Hay un núcleo íntimo que sólo le pertenece a él, que jamás compartirá con otro ser humano, ni siquiera contigo. Mantén las cosas calmas y no te muestres abiertamente apasionada ni dramática. No le aburras, interésale siempre, y tu romance con Géminis puede ser muy especial. No te rebeles contra su versatilidad; cambia con él. Mantente tan alerta, interesante tanto por la vida como él. De otra manera, tu amor podría no ser mas que... una de esas cosas. Mercurio busca, por encima de todo, una compañera mental, que esté a la altura de su ingenio, que incluso pueda superarle de vez en cuando, porque no es egoísta. Es muy realista y disfruta de los desafíos mentales. Lo último que quiere es un felpudo o una ratita aburrida. Deja que a través de tu imaginación femenina se trasluzca el cerebro, que eso no le asustará, como podría pasar con otros hombres. Le hará girar en la dirección debida: hacia ti.
Géminis tiende a dejar a los viejos amigos por otros nuevos, pero eso no significa que no tenga corazón. Su propia personalidad fluctúa y avanza de manera tan inevitable que


Vídeo: Adam Levine, el hombre más sexy del mundo

  • Adam Levine, el hombre más sexy del mundo
  • "La gran revancha", con Sylvester Stallone y Robert De Niro
  • Risas y fútbol te esperan con "Un gran equipo"
 

Tal cual

hace 7 meses quwe conoci a un chico asi,gentil ,sensible pero lleno de proyectos.Observador como pocos exigente pero encantador a veces he sentido su calido abrazo otros su comentario directo hasta doloroso,hay semanas que ni noticias de el porque viaja o trabaja tuve que dejar de llorar pensando que el ya no me queria, si quieren a su manera lo acepto y lo adoro.


 

Me esta pasando tambien

hola yo hace dos años k conozco a un geminis y hemso estado separado por mas de 1 año y el me busco ahora estabamos juntos desde hace 5 meses y hace tres semanas se empezo a complicar la relacion, comenzo a salir solo yo no sabia nada de el, y no me llamaba y no me constestaba el telefono los fines de semana en la semana ningun problema pero llegaban los viernes y era atroz k llegara el fin de semana.
hace 5 dias se kedo fuera de la casa nuevamente todo el fin de semana sin llamarme ni nada

lo k me da a pensar k me estaba engañando, y hablamos al dia siguiente y me dijo k no k el problema lo tenia el k tenia demasiados problemas k no lo podia ayudar y k nos dieramos un tiempo, a mi me da muxa pena tengo roto el corazon pork no he sabido nada de el yo le dije k no lo iba a molestar k no lo iba a buscar pero tengo tantas ganas de saber de el k no se k hacer.
de exo los geminis son muy raros no se como de un dia te dicen k t kieren y te aman y te extrañan y al otro dicen k kieren un tiempo para pensar las cosas. lo k me da k pensar con sus actos k tiene a otra, no se si estare juzgando mal, pero necesito sber k puedo hacer


 

No te preocupes

por: darkitecto

Mira, uno de hombre gemelo, necesita su espacio, por lo que cuentas, no te engaña, solamente quiere un espacio para él y sus broncas, ya que uno no le gusta estar cargando a la pareja con los problemas de uno, lo sé podrá ser algo egoísta, pero es la forma de enfrentar los problemas que tenemos.

Si, podremos ser algo contradictorios, pero las intenciones siempre son buenas, se escucha extraño, pero es el acertijo que te toca descubrir amiga.

Yo te aconsejo que no lo presiones, el volverá a tí, sabemos muy bien valorar a quienes nos quieren y podemos hacer mil locuras para estar con esa persona, sólo es cuestión que aclare sus pensamientos.

Un gran saludo!


 

Me esta pasando eso..

Hace un rato acabo de renunciar a mi amorsote geminis, digo amorsote porque le amo con todo mi ser.Sin embargo el esta luchando contra su yo interior..y lo ha estado haciendo seguido.Esa frialdad memataba y hao le dije que ya no podia seguir asi.El me dice que yo no soy el problema sino que es él.Yo le dije que amandole sola...no lograria nada y como el esta asi de distante,pensando si formaliza conmigo óno...preferiria renunciar a él antes de seguir sufriendo su indiferencia.
Saben , se puso palido,me pidio que siguieramos conversando ó salinedo y le dije que no..que me dejara tranuilq..y que el dia que se de cuenta que me ama y q se quiere casar conmigi...solo ese dia me podra llamar.Pero que esta vez...yo ya no voy a esperar por el...Si llegara conocer a alguien..que me enamore,q me conquiste no dudaria nada en re-hacer una nueva relacion..
Renunce a él ,,mehice la fuerte.No se si funcionara,nunca nos hemos peleado antes y no hay nadie interfiriendo....Solo sus miedos...


 

Uy uy

por: enamorada348

eso me paso a mi con mi amorr!!
y sabes que??lo perdi!!cuando x fin me decidi xq vi que lo perdia,que su paciencia se termino y se alejaba yo me decidi,pero el ya se canso y se fue......


 

Holaaaa....

me siento muy edintificada con lo que has escrito,pues a mi me gusta un chico géminis y de momento a hecho la mitad de las cosas que he leído,de echo,hoy me ha llamado despues de un mes,hablándome muy bien,despues de un mes de viaje,se acuerda de mí,eso en principio está bien pues en ese tiempo no he dado señales de vida,y antes era yo quien lo llamaba y mandaba sms,bueno pues hoy cuando hablamos no quería meter la pata,así que me dediqué a preguntarle por su familia, y sus amigos,lo cual no sé si le gustó mucho,igual pretendía que le preguntase si me quería o algo así,pero ya estoy harta de siempre lo mismo,¿Crees que he echo bien,o por lo contrario he actúado mal?Dime algo porfa,que no quiero volver a perderlo ni meter la pata,¿Cómo crees que debería actúar para atraerlo hacía mí?Espero tús consejos Un saludo


 

Hola streytademar

por: sirenapiscis1

primero decirte que el post lo envie yo,pero nno fue escrito por mi.
pero si te puedo decir que estoy conociendo mucho a un geminiano.a veces no son lo que parecen te explico...
este geminis,alguna de las veces que lo llamo no me contesta a la llamada,no lo coje,yo solo lo intento una vez como mucho dos,espero y por fin me llama el cuando han pasado algunas horas,como si nada... el actua asi,pues yo tambien.no le pido explicacion,ni le comento nada de esa llamada sin contestar,me muestro simpatica,normal.. el se pika mas todavia por mi indiferencia,me lo reconoce!!! y ya esta ahi..todo el dia pendiente.si soy yo quien no le contesta la llamada se pasa el dia buscando,nervioso,intrigado...
yo creo que has hecho bien,yo soy asi y de momento me esta funcionando cada paso que doy.estoy contenta la verdad porque si los calas,son muy faciles de manejar,no son tan duros como quieren aparentar.solo les hace falta un poc de su propia medicina y si tiene 4 caprichos concederle solo 2.que no crea que lo tiene todo ahun ganado.
a mi me funciona espero que a ti tambien,si necesitas consejo aki estoy,espero ayudarte!!
suerteeee


 

Gracias....

por: streytademar

Hola,muchas gracias por contestarme,pues me hacía falta.Me alegro mucho de no haberme equivocado,pues con este chico parece que todo lo hago mal,si le demuestro que lo quiero,malo,y si me muestro ineferente,pues malo tambien,pero resulta más lo segundo que lo primero¿verdad?.Sabes que pasa,que nos separan muchos km.hay mucha distancia entre los dos por eso para él es más fáil,porque nunca me mira,nunca nos cruzamos en ninguna esquina,entonces pienso que pierde el interés,y por otro lado pienso que quizás sea lo mejor que nos puede pasar,porque así yo no le agobio y el se muere de incertidumbre,porque no sabe lo que yo hago,¿Crees que tengo razón?Ahora quedó en llamarme para felicitarme las navidad,si no lo hace yo tampoco,y si lo hace le cojo el teléfono o dejo que llame un par de veces,es que temo que si no le contesto a la primera no la vuelva a repetir¿Qué hago,me ayudas?Un saludo...


 

Tranquila

por: sirenapiscis1

es normal que si ve una indiferencia por tu parte se enfade,pero creo que es lo mejor,no creo que lo buenno sea que estas ahi siempre disponible para el.
por lo menos con el mio ya te dije que es la unica manera de tenerlo pendiente y mostrando algo de interes.
no te preocupes si no contestas a la llamada,y no lo vuelve a intentar cuando ayan pasado algunas horas,lo haces tu...como si no pasara nada(eso es lo que hace el no??¿)si te pide explicacion,de porque no cojiste el telefono le comentas cualquier escusa...x ejemplo: cariño!lo siento estaba ocupada y ahora e tenido un rato... ahi le muestras interes,pero no le dejas ver que estas desesperada,tu tienes tus cosas tambien...
bueno lo dicho eso es lo que a mi me funciona.despues de eso...me sube a casa,y es todo un caballero!!jajja
espero que tu tengas la misma suerte!!
besitosssss


 

Se me olvidaba...

por: sirenapiscis1

yo esperaria a que llamara el,porsupuesto!!!
seguro que lo hace!si aguantas,el se morira de curiosidad,creera que ya te olvidaste de el!!


 

Vale...

por: streytademar

lo voy a hacer,voy a esperar a que se mueva él,espero tener suerte,pero según parece no puedo ni tan siquiera decirle,"cariño" ni ningún adjetivo cariñoso,sino se da cuenta de que me tiene en el bote asi que le diré que estaba en la ducha,o que iva conduciendo,si me acuerdo,porque eso se lo iva a decir esta vez,y me pongo tan nerviosa,que cojo el telf.a la primera,¿qué tonta,verdad?pero es que no lo puedo evitar,pero esta vez seré fuerte ¿eh? solo hay que cojerle el gustillo y darle lo que el me ha dado hasta ahora,¡Que fácil és hablar...! Venga un besito y gracias


 

Mira los resultados!!!

por: sirenapiscis1

ayer quedamos en que el me llamaria,pues no lo hizo,supongo que esperaria a que lo hiciera yo,y tampoco lo lo llame,y esta mañana tampoco,asi que el me a llamado y me a dicho vistete que vamos a tomar un cafe.a venido a la puerta de mi casa a buscarme,hemos tomado el cafe y a estado de lo mas cariñoso conmigo!!
ese detalle ,
digo detalle porque viniendo de el es un detallazooo,no lo habia hecho nunca!!
se fuerte.
por cierto yo creo que el hecho de que lo llames cariño,o seas cariñosa con el no lo demuestra todo,yo soy muy cariñosa y con el tambien.no creo que le guste que te muestres fria. simplemente que puedes vivir sin el y que eres independiente
estoy felizzzzzz


 

Feliz....

por: streytademar

me alegro de todo corazón que seas feliz y que todo vaya sobre ruedas,sigue así ¡Suerte! Dime que opinas sobre lo que te dije de la distancia.¡OLE!por ti Un besito


 

Gracias!!

por: sirenapiscis1

mira yo a el no me lo encuentro en ningun lugar tampoco,por eso mismo no sabe lo que ago ni donde voy si no me llama,asi que por una parte creo q es mejor,cuando dije que se ponia nervioso y buscaba me referia a sus llamadas,mensajes etc...
aunq tampoco vivimos muy alejados.
no se si podria tener una relacion con alguien que viviera muy lejos,yo necesito el contaco fisico.
pero creo que eso ya depende de cada uno como lo sepa llebar...


 

Holaaa....

por: streytademar

yo tambies necesito el contacto físico,pero me he enamorado y ahora ya no puedo remediarlo.Te diré que soy de Pontevedra y el está en Madrid,¿hay distancia eh?pero bueno espero que me salga la cosa bien...la verdad es que todo surgió de una forma rara y ahora ya está en mi corazón.Seguiré haciéndota caso y ya te contaré Un besito


 

Uyy

por: annaa24

yo hacee 2 semanas que toy de novia con un geminis
y la verdad que es raro jaja
a veces me re demuestra que me quieree y otras veces no lo demustra casi nada, o a veces dice algoo que no me cae bien.. y tiene muchisimas amigasss
y yo me pongo muy celosaa! jaja
y el no es para nada celosoo eso odio de el jaja!
le habloo de chicos para que se ponga celoso o algoo
y no pasa nada, lo toma normal!
es dificil de entenderloo..me confunde mucho!
y estamoss distanciados tambien, no nos podemos encontrar en la calle!
me gustaria que me ayuden!!
un besooo


 

Me pasa lo mismo

por: lala1691

Yo llevo con mi geminis 2 años y me esta volviendo loca. Ha tenido sus idas y venidas como buen geminiano que es pero llevamos 2 meses q esta muy raro, distanciado, no me llama para nada, siempre tengo q ser yo la q da el paso y ya no se q pensar, pero se me ocurre de todo. Esta noche le he mandado un sms y ni me lo ha contestado. No se sí estará agobiado o que pero no puedo seguir asi. Creo que voy a hablar con el y dejarle las cosas claras porque esque aparte de todo, siempre dice que lo nuestro no es relación y hacemos vida de pareja, por favor necesito q me aconsejeis. Yo se que me quiere porque aunque no me lo diga se lo noto en la forma de mirarme y en como actúa.


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Géminis asc.piscis & virgo asc. sagitario? quien me ayuda?
por: 1nisha25
1
  Me tiene loca un geminiano, yo soy tauro!!! ayuda, no entiendo!
por: peque9012
1
  A alguien mas le pasa esto???
por: geminiana311
7
  Estoy a punto de terminar con mi geminiss q hagoo yo no quiero
por: yanecita29
1
 
por: yanecita29
0
  La profesion de tus sueños
por: chihuas
10
  Termine con mi geminis ¿que opinan?
por: leonalizz
4
  K se hace para que una chica geminis pierda la cabeza???
por: renki
11
  Géminis con ascendente piscis. alguien mas
por: geminis667
3
 
por: nenacondudas
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección