•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
 
« 

El amante de mi suegra

 

Hola, me gustaría que leyeran este relato sucedido en mi vida, ya se que es un poquito largo pero creo que merece la pena. También me gustaría que dejaran algún comentario de si les agradó y tal. Muchas gracias.
Todo comenzó cuando me empecé a fijar en mi suegra, en las miraditas que la hacía de arriba abajo, y la verdad es que es una mujer que haría disfrutar a cualquier hombre; tiene un bonito y redondito culo y gracias a que muchas veces lleva camisas un poco transparentes puedo verle el sujetador y las formas de sus pechos. Llevaba ya un tiempo imaginándome fantasías con ella, pero nunca había intentado nada pues me da mucho apuro por si se pudiera enfadar.
Pero de tanto pensar en ella pues uno se vuelve loco y empieza a pensar como insinuarse para ver si ella estuviera receptiva.
La primera vez que ocurrió algo fuera de lo normal fue de casualidad; fue una mañana que estábamos ella y yo solos en su casa puesto que había dormido allí, mi mujer había ido a trabajar al igual que mi suegro; estaba yo en la habitación en pijama viendo unas cosillas en el ordenador, mi suegra se había levantado hace un rato y estaba fregando, al oirme hacer ruido se acercó a la habitación para darme los buenos días y preguntar que tal pasé la noche, yo contesté:
-Muy bien gracias, estoy mirando una cosas en el ordenador.
Ella abrió las ventanas y se volvió para la cocina. En ese momento empezaron a pasarme por la cabeza fantasías con ella, y mi pene empezó a crecer considerablemente, estaba allí en la habitación muy empalmado y ella en la cocina... los dos solos... aún así no pensé en hacer ninguna locura, simplemente me desnudé para cambiarme de ropa, me quité el pijama, me puse una camiseta y justo en ese momento escuché unos pasos en el pasillo y vi como la puerta se abría viendo a mi suegra, venía a preguntarme que si quería desayunar, yo me quedé de pie frente a ella con tan solo una camiseta, con mi pene empalmado, durito y en todo su esplendor, intenté taparme para disimular pero me ponía muy caliente pensar que me la estaba mirando, fueron solo unos pocos segundos, hasta que ella se dio cuenta que yo estaba desnudo, me miró el pene unos segundos y se dio la vuelta pidiendo perdón:
-Quieres desayunar?.... Uy, perdón...
Al rato salí de la habitación ya vestido y no hablamos nada del tema, aunque a mi me ponía muy caliente pensar que me había visto el pene empalmado, me preguntaba que le habría parecido, pero no me atreví a preguntárselo.
A los pocos días se me rompió la cuerda que sujeta el pantalón del pijama a la cintura, la fui a preguntar que si tenía un poco de cuerda para ponérmelo, ella se acercó a mi, levantó un poco mi camiseta del pijama para ver que tipo de cuerda era, agarró los pantalones por la cintura, justo encima de los botones, miró un poco y me dijo:
-luego me los dejas y yo te pongo otra cuerdecilla
y se fue a la cocina. Supongo que mientras miraba los pantalones se daría cuanta de que yo estaba empalmado de sentir su mano tan cerca, se notaba un buen bulto en los pantalones; tampoco hicimos comentarios.
Estuvimos pasando unos días en casa de mis suegros mientras terminaban de construir nuestra casa, no pensaba en hacer ninguna locura, aunque a veces cuando me duchaba por las mañanas dejaba la puerta un poco abierta, la veía pasar por el pasillo, pero ella nunca hacía el intento de mirar a la ducha, yo me ponía super caliente y en alguna que otra ocasión me tenía que acabar haciendo una paja porque si no podía explotar; que chorretones de semen salían en estas ocasiones, sólo de pensar que yo estaba desnudo empalmado en su ducha y solo nos separaba una puerta, que gozada de pajas madre mia.
Pasó el tiempo, mi mujer y yo nos fuimos a vivir a nuestra casa, a esta casa vienen sus padres a pasar el verano, puesto que tiene piscina, pista de tenis y está en el campo, cosa que les gusta mucho, les acomodamos una habitación para que vinieran estos meses, y con el tiempo llegó el verano y vinieron sus padres a pasar las vacaciones, yo seguía con mis fantasías y mis pensamientos hacía mi suegra, y ahora con ella tan cerca igual podría intentar algo.
Empecé a pensar la forma de hacerla saber que me atraía, tenía mucho tiempo puesto que todos los días nos quedábamos sólos al estar yo de vacaciones y mi mujer y mi suegro iban a diario a trabajar.
Un día después de comer salí a la piscina, mi suegra se encontraba dentro de la casa viendo la televisión, me metí en la piscina y como estaba solo pues me quité el bañador, estaba empalmado de pensar en mi suegra, al rato me fui a un rincón de la piscina, donde me cubría por la cintura y empecé a acariciarme el pene pensando en ella, cada vez más fuerte y más rápido y terminé por correrme en el agua, mientras me calmaba un poco me di cuenta de cómo flotaba el semen por la piscina, y rápidamente lo limpié y lo puse fuera de la piscina, entre unos matorrales. Al rato seguía yo caliente pensando en ella, a si que algo tenía que hacer, entré en la casa con tan sólo un toalla tapándome de cintura para abajo y la pedí una crema para las picaduras, ella fue a por la crema me la dio y fue hacia la cocina a beber agua, yo me senté en el sofá del salón, abrí un poco la toalla y empecé a darme unas gotas de esa crema en el pene, como si tuviera algún picotazo de algún moscón, al poco llegó ella y yo disimulando hice como que no la había visto y seguí dando cremita en mi pene, ella al verme agachó la cabeza y se puso a mirar unos papeles, entonces yo me tapé y me fui a la habitación; había conseguido que me volviera a ver el pene, eso me ponía muuuy caliente.
Los dos días siguientes tramé un plan para que me viera otra vez el pene, y resultaron; el primero de esos dos días después de comer salí al jardín, me tumbé en una tumbona con tan sólo una toalla encima, me puse una camiseta en la cara para que pareciera que estaba dormido, pero por un agujero de la camiseta se veía la puerta de la casa y parte del jardín, por si salía mi suegra poder ver su reacción. Me puse la toalla de tal manera que se dejara entrever un poco mi pene; al rato salió mi suegra a barrer la terraza del porche de la casa, al principio no se percató de mi presencia, pero tras un par de minutos, y cuando estaba a unos 30 metros de mi me vió, yo la miraba a traves del agujerito de la camiseta, ella creería que estaba durmiendo y se dio cuenta que desde donde estaba ella barriendo podía verme el pene, dio un par de pasos hacia delante haciendo que barría y echo un par de miraditas a mi pene fijando la mirada en el, disimuló un poco y se volvió a la casa, yo creo que le daba pudor mirarme. Al día siguiente hice lo mismo, pero esta vez me tumbé en el césped encima de la toalla completamente desnudo, con tan sólo la camiseta en la cara, como si estuviera tomando el sol, me puse en un sitio tras unas plantas, en aquel punto estratégico no se me veía bien desde la puerta de la casa. Al rato salió mi suegra, se percató que estaba allí, yo creo que quería ver si estaba desnudo, se asomó un poco por la terraza del porche hasta que pudo ver bien que estaba desnudo, yo la veía a ella pero ella no lo sabía, se dio la vuelta, fue hacía la casa pero se quedó unos segundos mirándome desde allí y se metió para dentro, creo que le gustaba mirarme el pene, pero no estaba seguro, ella pensaría que por mirar no pasa nada. De esta manera conseguí que me viera el pene otras dos veces más, y ella no decía nada de si estaba bien o mal que me desnudara en el jardín, puesto que hay vecinos y me podrían ver, al no decirme nada pensé que le gustaba mirarme.
El siguiente plan sería dejarle una nota en el salón y que ella la viera, y así fue; yo salía todas las mañana una hora y media a pasear a caballo, y un día, debajo de un baso de adorno que hay en el salón la dejé una nota con la esperanza de que ella la viera puesto que limpiaba a diario, la nota decía así: mañana, cuando nos quedemos solos, ¿puedo ir contigo a la cama?... contesta aquí por favor, no puse para quien era la nota ni nada, por si se enfadaba comentarle que era para su hija. Al volver de pasear con el caballo me di cuenta que la nota no estaba como yo la había dejado, eso daba a entender que la había leído. Esperé un rato y cuando estuve solo en el salón cogí la nota y fui a la habitación, empecé a abrirla con la esperanza de obtener respuesta, pero al abrirla nada, no había contestado, es seguro que la leyó pero no quiso contestar, le daría apuro contestar tanto si fuera un si como si fuera un no, ella hizo como que no la había leído.
Por mi cabeza no hacían más que pasar ideas de cómo insinuarme a ella, así que volví a intentar algo para ver si ella comentaba alguna cosa. Así fue como una tarde, después de comer estaba ella viendo la televisión en el salón, yo estaba en la habitación con el ordenador, me bajé un par de videos porno y los puse con el volumen lo suficientemente alto como para que ella lo escuchara, estuve un buen rato pasando los videos, ella escuchaba desde el salón los gemidos de las chicas de los videos al ser penetradas, pero en ningún momento vino a la habitación a decirme nada, incluso cuando apagué el ordenador y fui al salón a ver la tele me comentó nada, hizo como que no había escuchado nada.
Al día siguiente yo tenía que salir después de comer, así que me duché, me vestí y me preparé para irme, fui al salón a decirla que ya me tenía que ir, ella se levantó para despedirse de mi, al levantarse me di cuenta que no llevaba la misma ropa de la mañana, se había cambiado, ahora llevaba unos pantalones cortos y la parte de arriba del bikini, ella no solía estar así dentro de casa, solía estar más tapadita; yo me quedé fijo en sus pechos, se le notaban bien los pezones, ella se percató de mis miradas a sus pechos, pero no hizo ni dijo nada al respecto.
Pasaron unos días sin sucesos hacia mi suegra, hasta que un día se encontraba en el salón, sentada en el sofá, con la mano en la cabeza, yo la pregunté:
-¿Qué te ocurre?
A lo que ella contestó Me duele un poco la cabeza, es por culpa de las cervicales.
En ese momento, me puse detrás del sofá y la empecé a masajear los hombros, ella se dejaba hacer, no dijo nada; entonces la comenté que si quería la podía poner una crema que tenemos para esos dolores, ella dijo que sí. Entonces se quitó la camiseta, se quedó con la parte de arriba del bikini y se tumbó en el sofá boca abajo, yo me puse encima de ella con las piernas abiertas, a la altura de su culo, por supuesto que ya estaba empalmado y me coloque de tal manera que la parte baja de mi pene tocara su culo. Comencé con el masaje, acariciando su espalda con esa cremita, ella tenía los ojos cerrados, entonces desabroché su bikini porque me molestaba, ella no dijo nada, mientras yo seguía masajeando la espalda, cada vez mis manos acariciaban más los costados, intentado rozar sus pechos, tampoco insistí mucho por si pudiera molestarla, a la vez que masajeaba hacía un pequeño movimiento con la cintura para rozar mi pene con su culo, ella se percató de mi pene duro, me dejó seguir sin decir nada, y al rato comentó que se encontraba mejor, yo me levanté limpiándome las manos con una toalla y ella se incorporó tapándose rápidamente los pechos sin dejarme ver nada; nada más pasó ese día.
Cada día que pasaba mis pensamientos eran más intensos, tenía que intentar algo o me volvería loco; una tarde estaba yo leyendo una revista y venía un test de sexo, una de las preguntas se refería a que si se acostaría con una persona más joven que usted, entonces me decidí a preguntárselo a mi suegra que estaba allí sentada viendo la tele:
-Mira, aquí en la revista viene un test para mujeres- dije yo y siento curiosidad por una pregunta que hacen a las mujeres como tu-
Ella, mirándome, me dijo pues a ver, dime, que es esa curiosidad- con una ligera sonrisa en la boca, creo que sabía que la pregunta tendría que ver con el sexo.
-Pues mira, la pregunta se refiere a que si te acostarías con un chico más joven que tu-
A lo que ella contestó pues no, yo estoy casada y no me tengo que acostar con nadie-
Yo insistí No!, Me refiero a que si no estuvieras casada, con tu edad, te acostarías con un chico más joven que tu, como por ejemplo de mi edad-
Se quedó pensativa unos instantes -mmmmmm, pues no lo se, es que no me lo he planteado nunca-
Yo insistí ¿pero lo harías? ¿Si te atrajera ese chico, te acostarías con él?-
-Supongo que si- contesto ella, a lo que yo comenté por pasar un buen rato de sexo no pasa nada, ¿verdad?-
Ella sonrió y dijo bueno, a mi edad no se piensa tanto en el sexo, pero si me acostaría con ese chico, supongo-
Entonces pasaron unos segundos de silencio, y sin más yo dije -¿Te acostarías conmigo?- ella puso cara de sorprendida y dijo un rotundo -¡No!- pero sonriendo tu eres el marido de mi hija-, a lo que yo dije bueno, me refiero a que si tu no estuvieras casada y yo no fuera el marido de tu hija, ¿podrías llegar a acostarte conmigo, te apetecería?- ella sonriendo y mirando hacia la televisión dijo no se, supongo que si, si no estuviéramos comprometidos y tu y yo tuviéramos una relación, supongo que nos acostaríamos- Allí acabó el tema, no hablamos más de ello, pero su respuesta me hizo que pensar, aquello significaba que al menos le atraía, el que ella pensara que pudiéramos acostarnos, aunque fuera en otras circunstancias, me ponía muy caliente.
Aquella noche, durante la cena con mi mujer y mi suegro, estuve lanzándola miraditas a los ojos y a veces a sus pechos, ella se percató sin hacer ningún gesto ni comentar nada. Por la noche estuve pensando un buen rato que tenía que dar el siguiente paso e intentar algo, pero tenía miedo por si mi suegra pudiera enfadarse conmigo.
A la mañana siguiente me levanté tramando algún plan, pero no se me ocurría nada, estábamos los dos solos como de costumbre, entonces pensé en dejarle otra vez una nota en el salón a ver si esta vez hacía algo al respecto, me disponía a salir a pasear a caballo y dejé una nota en el salón que decía: Cuando vuelva, espérame en la cama desnuda, por favor. PIÉNSATELO. Salí de la casa, pensando en todo momento que leyera la nota y como se lo tomaría, espero que no se molestara y que no se enfadara.
Al cabo de una hora me dirigí de vuelta a la casa, dejé al caballo en su caseta y entre a dentro, no escuchaba ruido, era como si no hubiera nadie en la casa, fui al salón a ver la nota, y cual fue mi sorpresa que no estaba donde yo la había puesto, no la veía por ningún sitio, no sabía si eso era bueno o malo... entonces caminando sigilosamente llegué hasta la habitación de mi suegra, tenía la puerta cerrada; golpee dos veces la puerta con los nudillos y escuché la voz de mi suegra, muy bajita, que decía pasa, esta abierto- yo abrí la puerta, no había mucha luz en la habitación, sólo la que dejaba pasar las cortinas de la ventana, mi suegra se encontraba metida en la cama, la cubría tan sólo una sabana, se me quedó mirando sonriendo un poco, vi la nota encima de su mesilla de noche y me percaté que en la silla estaba la ropa que llevaba puesta y unas braguitas negras, supongo que son las que llevaba puestas; entonces yo dije veo que te lo has pensado, ¿no te ha molestado, verdad?- a lo que contestó ella no, no me ha molestado, aunque me lo he pensado mucho y aún no me creo lo que estoy haciendo- yo la dije no te preocupes, nadie sabrá nunca esto, solo quiero disfrutar contigo, hace ya algún tiempo que me atraes y quería acostarme contigo- y ella dijo ya había notado yo algo, que me mirabas mucho y que no te importaba que te viera desnudo-. Entonces yo agarré la sabana y la deslicé hasta su cintura, dejando a la vista sus pechos, por primera vez los veía, yo ya estaba muy caliente y tenía el pene durísimo. Comencé a desnudarme, me quité la ropa y dejé a la vista mi pene empalmado, ella lo miraba fijamente, me metí en la cama con ella, comencé a acariciarla el brazo lentamente y nos besamos, al principio lentamente y poco a poco abriendo la boca y rozando nuestras lenguas, mis manos comenzaron a acariciar sus pechos, lentamente, que redonditos, que gusto, a ella le gustaba, y poco a poco fui bajando la mano hasta llegar a su entrepierna, ella no se opuso y abrió un poco las piernas, tocaba los pelitos cortos de su ... luego acaricié su vagina frotándola poco a poco, sentí que se empezaba a mojar; mientras ella acercó su mano a mi pene, acariciándolo, que placer sentir su mano en mi pene, que gran gusto; aparté la sabana completamente, me deslicé hacia su ... y comencé a lamérselo con la lengua, ella no dijo nada, me dejaba hacer de todo, mientras la metía la lengua en el clítoris miré hacia arriba y la vi que estaba con los ojos cerrados, con cara de placer y gimiendo un poco ahhh, ahhh, mmm- yo seguí chupándoselo a la vez que la metía un dedo, ella también se movía arriba y abajo, estuve un rato así, cundo noté que tenía el ... bien lubricado con sus flujos me incorporé hacía arriba, poniendo mi pene en su ... acariciando su clítoris y la dije me dejas que te la meta- ella contestó mirándome si que puedes, ya he tomado precauciones- entonces yo apreté mi pene contra ella y penetró fácilmente en su vagina, no me lo podía creer, tanto tiempo esperando esto, me estaba follando a mi suegra, metía y sacaba mi pene de su ... ella llegó al orgasmo, y me empujaba en la espalda para apretarme contra ella, tenía las piernas muy abiertas para facilitar el coito, al poco yo también me corrí, dentro de ella, que placer más grande, podía sentir con mi pene el calor de su vagina inundada de mi semen, seguí un rato con mi pene dentro de ella, frotándolo, hasta que ella dijo que la sacara ya, que la empezaba a escocer; saqué mi pene acompañado de semen que caía de su ... ella se apresuró con un pañuelo y lo limpió, yo estaba ya más tranquilito, había conseguido follarmela y me había dado mucho placer, entonces la pregunté ¿qué tal?- y ella contestó pues muy bien, me ha gustado mucho- y pregunté -¿repetiremos?-, -no, lo se- contestó ella no es bueno que nos acostemos, a ver si nos van a pillar alguna vez- entonces se levantó y se fue a la ducha, yo me vestí y me dirigí al salón, al rato vino ella y estuvimos hablando de lo sucedido, quedamos en que no hablaríamos del tema, ella decía que se sentía incomoda hablando de ello, que si alguna vez volvía a surgir algo que ya vería si lo volvería a hacer, y que no me pensara que íbamos a ... todos los días, yo dije que respetaba su opinión, y que si no quería volverse a acostar conmigo lo entendería.
Esa noche, cenando, me puse muy caliente pensando lo sucedido, asi que al acabar de cenar, estábamos mi mujer, mi suegro y yo en el salón viendo la tele, mi suegra estaba en la cocina, me levanté y me dirigí a la cocina, me acerqué a mi suegra por detrás rozando mi pene con su culo, ella giró la cabeza y me dijo ten cuidado, a ver si te van a ver- entonces la dije en voz baja
quiero que me hagas una cosita
-¿el qué?- pregunto ella
-pues otro día que nos quedemos solos, me gustaría que me la chuparas-
ella un poco sorprendida contestó eso no quiero hacerlo, nunca lo he hecho-
eso no me lo creí, no me creía que nunca se la chupara a nadie, e insistí venga, por favor, piénsatelo, al igual que yo te he chupado el ... y te ha gustado, a mi me gustaría que me la chuparas- se quedó pensativa y me dijo que lo pensaría, entonces me fui al salón y así se quedó la cosa.
Al día siguiente me levanté y fui al salón en pijama, puse la tele para ver los informativos y me senté en el sofá, mi suegra me dio los buenos días, estaba limpiando el salón, hablamos un poco del tiempo que hacía y que tal había pasado la noche, que le dolía menos la espalda, no quise sacar el tema del sexo para no incomodarla, al rato ella se puso frente a mi, puso un cojín en el suelo y se arrodilló, con una sonrisa en los labios me abrió un poco las piernas y me dijo me lo he pensado y tienes razón, tu me hiciste gozar y ahora te lo haré yo a ti- bajó mis pantalones y mis calzoncillos hasta la rodilla, cogió mi pene con la mano y acercó su boca, comenzó con la lengua, mi pene estaba durísimo, poco a poco se lo metió en la boca y comenzó a chuparlo arriba y abajo, que placer más grande, sentir a mi suegra como me la chupaba, veía perfectamente como mi pene entraba y salía de su boca humeda por la saliva, estuvo así un buen rato hasta que me corrí dentro, pese a salir un gran chorro de semen ella se lo tragó, hasta la última gota, que placer, me miró y me dijo -¿qué tal?-, y yo contesté estupendo, que bien lo haces- se limpió un poco y siguió con sus tareas mientras yo fui a ducharme.
Pasaron unos días sin hablar del tema ni hacer nada al respecto, aunque yo seguía pensando en ella en ocasiones. Una mañana me puse a conversar con ella, la pregunté que tal estaba después de lo sucedido entre nosotros:
-Pues estoy bien, disfrutamos mucho de lo que pasó, no me arrepiento de nada, pero ya te dije que no nos acostaríamos a menudo-
entonces la dije ya, si yo no te pido nada más, me gustó mucho acostarme contigo, si surgiera otra vez me encantaría, pero no quiero que estés incomoda conmigo. Solo me gustaría pedirte una cosa, aunque no creo que te atrevas a hacerlo-
ella, con curiosidad dijo y que es eso que quieres que haga, que no me atreveré-
-pues me gustaría hacerte el amor en el jardín-
ella con cara de sorpresa respondió -¡No!, imposible, en el jardín no, que hay vecinos y nos pueden ver...-
yo insistí mira, se de un sitio en el césped que no nos ve nadie, de verdad-
ella, con cara de contrariedad dijo no, que pensarían si nos ven los vecinos-
y yo la contesté mira, tengo comprobado que donde yo te digo no nos ve nadie, yo te espero allí, si te apetece vienes- y salí al jardín, extendí la toalla en aquel sitio estratégico que ya comenté antes, me desnudé y me tumbé a esperarla. Al rato la vi que se acercó, se quedó allí de pie a mi lado, mirando para todos los lados, comprobando que en verdad desde allí nadie nos podía ver y comentó pero que locuras me haces hacer- se quitó los pantalones cortos que llevaba al igual que la camiseta, se quedó en braguitas y sujetador, seguía mirando desconfiada para todos los lados y a continuación se bajó las braguitas desprendiéndose de ellas y se soltó el sujetador quedándose completamente desnuda, se tumbó junto a mi y empezó a chuparmela, creo que le gustaba sentir mi pene en su boca, al rato la dije para-, la puse a cuatro patas en la toalla y desde detrás la abrí el clitoris y se la empecé a meter, hasta el fondo, los dos disfrutábamos mucho, ella estaba muy mojada de sus fluidos, me dijo ponte tu debajo ahora-, así que saque el pene y me tumbé boca arriba en la toalla, ella se sentó sobre mi con las piernas abiertas, agarró mi pene con la mano y se lo metió en su ... comenzó a cabalgar sobre mi gimiendo, cada vez más rapido, así hasta que consiguió hacer que me corriera, todo el semen dentro de ella, estuvo aún un poco tumbada encima de mi hasta coger aliento y se levantó, me limpió el pene con la mano de restos de semen, se vistió y se fue a duchar. A mi me había gustado mucho, me daba mucho morbo hacerlo en el jardín. Al salir ella de ducharse la dije:
-gracias por hacerlo en el jardín-
a lo que ella dijo de nada cariño, a mi también me ha gustado mucho, me haces disfrutar mucho-
Pasaron unos cuantos días y mi suegra y su marido se fueron a su casa, ya terminaron las vacaciones, ahora cada vez que nos vemos no comentamos nada del tema, aunque esperemos que el verano que viene tenga alguna oportunidad más de acostarme con ella. (¿Creéis que al verano que viene, cuando vuelva a pasar las vacaciones, debo de intentar otra vez acostarme con ella? ¿Querrá otra vez hacer el amor conmigo?)

Bueno, aquí acaba este relato esperando repetir historia el próximo verano, y si no puedo repetir al menos me quedo con lo sucedido que me ha gustado mucho.

Un saludo a todos los que lean mi relato desde mi Veracruz natal, en México.


Vídeo: ¿Has oído hablar de la habitación del sexo?

  • ¿Has oído hablar de la habitación del sexo?
  • El sexo no adelgaza
  • ¡Juega con la cosmética erótica!
 

Copion

este relato lo copiaste de otra pagina de relatos con titulo diferente pero el contenido el mismo es una lastima que solo desees a tu suegra ya que no tienes los huevos para decirle y cantarle asi que solo seras un pajero mas que desea algo y nunca tendras pobre iluso............


 

Excelente

Muy buena tu historia


 

Es interesante

Tu historia me ha parecido muy realista he interesante, pues creo que en verdad te ha sucedido tal y como lo dices, y me encantaria tener alguna experiencia con mi suegra también. Ella debe tener 63 años aproximadamente y se que le gusto porque cuando esta sola sentada en la sala y yo paso por ahi frente a ella, me mira mi el bulto que llevo, y se que eso le gusta, pero no me atrevo a declarmele por dos razones. La primera es que mi esposa es algo celosa y me anda cuidando donde estoy jeje, y la segunda es que no se si sea aceptado por mi suegra como en tu caso, me encantaria poder hacer realidad mi fantacia, pero no encuentro el momento para hacerlo. De cualquier manera, me haz dado algunas ideas buenas con tu relato, lo intentare también haver que pasa. Saludos


 

No mames wey..........

Eres un mentiroso de mierda que no tienes vida mas que estar robando relatos de otras paginas para que tomen en cuenta eres pesimo un vulgar y ... pero veo que hay varias personas que te ponen en tu lugar y se dan cuenta lo mentiroso y cagason que eres............


 

Yo también...

Yo follo con mi suegra desde hace un año aproximadamamente.
La atracción fue mutua desde el primer día que nos conocimos pero el deseo se cumplió después de un tiempo un tanto prolongado.
Nos entendemos muy bien en la cama y es algo cargado de mucho morbo por parte de ambos.
Ela es muy buena folladora, de un físico privilegiado y bien cuidado siendo envidia de mas de una mujer.Y otra cosa, tiene una tremenda vitalidad y muchas ganas de disfrutar de la vida.
Saludos a todos.
fideas1964@hotmail.com....


 

Incongruente

tu relato es erótico y como fantasía es muy cachonda, pero yo no te creo que sea cierta porque cae en varias incongruencias. Te las enlisto:

1. ¿es que tu no trabajas, cómo es que estabas en tu casa todo el tiempo? (tanto cuando estaban e casa de tu suegros, como cuando estaban en tu casa)

2. ¿cómo es posible que tengas una casa con cancha de tenis, alberca y al parecer hasta un caballo y no haya un solo sirviente?

3. ¿Porque tus suegros se iban a ir a tu casa en el verano, si tu suegro no tenía vacaciones?

4. un méxicano no usa palabras como PIÉNSATELO, FOLLANDOMELA o CREÉIS

5. En una publicación que hiciste posterior dices que no tienes computadora en tu casa, por lo que no hay forma de que te descubran... ¿cómo es que tienes una casa con alberca, cancha de tenis y no tienes computador? más aun cuando los celulares de hoy en día no solo toman fotos sino que cuentan con conexión para internet inalámbrico...

Insisto el relato está chevere, pero tiene muchas incongruencias.

espero no tomes a mal mis comentarios.


 

Que inteligente!!!

por: j51n

Oye Alahita, que astuta eres...muy inteligente....como es que te has dado cuenta de todos esos detalles....debemos reconocer que el relato es bueno...más allá de si es cierto o pura imaginación....es bueno...a mí me gustó...
escucha Alahita, ya que tu eres astuta e inteligente....porque no me dices como hago para tirarme a mi tía....que me tiene duro como un garrote.....te lo voy agradecer..... hechame una mano..... ella está sola..... es muy activa..... pero no me animo....dime como hago y te tendre en mi oraciones.....jajaja.........s ean felices!!!!!


 

Que bueno!!

Me gustó tu relato, un poco larguito pero bueno, además te envidio, a mi me pasa lo mismo con una tía que tengo, me gusta pero no me le animo, no se como insinuarme ante ella, alguien podría ayudarme con alguna idea?, necesito alguna trampita para acercarme a ella, a veces me dan ganas de decirle directamente pero me achico, no se que podría pasar si la atropello nomás, espero se me dé algun día, este tipo de relato es lo que hace falta en este sitio, no tanta pendejada con anuncios de pendejos, espero que la sigas disfrutando a tu suegrita!!!


 

Rica suegra

Pues yo estoy pasando por algo parecido, hay muchos días que me quedo sólo con mi suegra y ella se pone sólo una bata semi transparente en la que se le pueden notar las chiches tan ricas que tiene y además abajo sólo está en calzón. Además como vive a la vecindad, llega a bañarse a mi casa diciendo que le gusta más el agua caliente y luego baja en la misma bata. La vez pasada me le acerque por detrás y le empecé a sobar el cuello, pero sólo hasta allí he llegado. El temor mío es que como va seguido a la iglesia, un día se arrepienta de la calentura y se lo diga a mi esposa y allí si se jodió todo. Por otro lado me calienta mucho la vieja, me mastrubo pensando en ella. Saludos.


 

Hola buenas...............

Pues a mi personalmente, me ha encantado tu relato.
Sea verdad o no, es respetable. Luego alla cada uno con su conciencia. Si es cierto y te lo has pasado tan bien como cuentas, enhorabuena y si no lo es, el relato es genial.

A mi de solo pensar, en que estabas desnudo por la casa con la toalla...........ufff que pensamientos.
Veo que ha pasado mucho tiempo desde que escribiste este relato, ha vuelto a pasar algo????
Saludos y gracias por compartirlo con tod@s.


 

Yo también

Yo también soy suegra y follo con mi yerno.
No gustamos, nos necesitamos y complementamos muy bien a la hora de ir a la cama.
Saludos...Livia


 

Hola

por: pabloblo

Hola,
Quería com


 

Felicidades

Pues para empezar , veo que la mayoria son mujeres las que comentan, pues mi estimado aaragon dejame decirte que me encanto tu relato , cuando empece a leerlo ya no pude parar, me exito muchisimo, pues sabes te tengo envidia de la buena ya que tu lograste tu fantacia yo me he imagino muchas veces que hago lo mismo con mi suegra, solo que pues de insinuaciones no he mos pasado, claro he hecho algunas de las cosas que relatas como el que me viera el pene a proposito esa ocasion me exite muchisimo, pero no se ha dado la oportunidad de que hagamos el amor , espero algun dia lograrlo, en fin.

Felicidades de nuevo
Saludos!!!

pd. esperare el relato proximo del siguiente verano heee


 

Mmmm....

bueno, solo te queriamos decir que nos parecio malisimo.... repites todo infinidades de veces, es muuuuuuy largo podrias abreviar un poco son muchos detalles no interesantes. cuanto estuviste para escribir todo eso!!!


 

Cochinote

hola como estas para ser ficcion esta bueno tu relato.pero si fuese veridico,como es ke estuvieran tanto tiempo solos y que nadien interrumpiera o algo asi,no me queda mas ke decir ke disfrutes al fin de cuentas es una mujer y tu un hombre.
pero jamas me atreveria a hacer algo similar..tengo una fantasia como esa pero no llega a tanto creo ke puede ser con cualkiera menos de su familia...cuidate


 

Hello! esta es mi opinion

hola Aaragon! mira yo radico al norte de Mexico, acá aun tenemos ideas un poco "atrasadas",quien hace esto que tu hicistes con tu suegra es porque es bien pero bien "aventado", es decir que hace cosas que no cualquiera las haria....me imagino que tu suegra ha de ser guapisima, y por si fuera poco el estar un poco desatendida en cuestion del sexo, pues la hace una mujer 'vulnerable' aunque en mi opinion, creo yo que hay muchos hombres para tener aventuras y el ultimo en pensar en hacer cualquier cosa pues seria con el yerno....primero que nada porque debe haber un respeto hacia su hija, viendo las cosas friamente. TU solo eres "EL marido y que respeto puedes tener contra tu esposa....pero su madre!!!! es su hija y como madre deberia de tener respeto para su hija, por el simple hecho de serlo.....si desea tener una aventura puede hacerlo conquien quiera, no le ha de faltar me imagino que es una mujer hermosa...que le puede pasar?...imaginas tu a tu padre teniendo una relacion con tu esposa???? es mas que nada cuestion de respeto!, no digo que no sea 'magico' y que sea erótico estar con esta señora, tu relato es muy erótico pero considera que los 'papeles se voltearan'...como te digo yo tengo otra manera de pensar pues soy de un pais que en cuestion de pensamientos y criterio aun hay provincias aqui en que las mujeres somos no muy abiertas en ciertos aspectos....Yo tengo 34 años estoy conservadisima pues soy esbelta, tengo una señorita que tiene 14 años y cuando voy a la escuela de ella noto como me miran los niños de su edad, les parezco talvez atractiva....yo estuve algun tiempo divorciada, ahora acabo de conocer al amor de mi vida...un hombre mayor que yo 2 años y es maravilloso...El me cuenta que en un tiempo sostuvo una relacion con una mujer por un periodo de 6 meses con la cual procreó un hijo, en ese tiempo el tomaba y se drogaba, y dice que en un momento de locura sostuvo un par de veces relaciones con su suegra, cuando el me lo contó lo hizo de tal manera como si le apenara mucho el contarmelo pues pensó que cambiaria mi forma de verlo y lo que yo sentia por el, y haz de creer que senti algo feo cuando me lo relató, pero le hice la misma observación que a ti.....El no le podia tener respeto a la mujer pero la madre de esta si debia de tenerselo por el simple hecho de que ella era su hija, no lo juzgo a El pero si a la madre....esta es mi opinion....'dicen que cada cabeza es un mundo' no crees?....revalora lo que te dije....mujeres hay muchas porque no tener una aventura con la vecina???? porque tiene que ser presisamente con tu suegra???


 

Hola lyzdiaz!

por: aaragon1

Hola lyzdiaz!
Primero de todo darte muchas gracias por tu comentario, la verdad que me gustó mucho tu forma de pensar, admito todo lo que dices, el respeto de mi suegra por su hija, lo que pasó es que ella al estar un poco desatendida en relación al sexo pues digamos que finalmente pudieron más las ganas de acostarse con alguien, aunque fuera conmigo. Ella por si sola no habría ido a buscar una aventura fuera de su casa, lo se, yo creo que fue al tenerme a mi tan cerca y notar que yo me acercaba a ella con esas intenciones, pues cayó en la tentación, se que le costó mucho tomar esa decisión, quizá la culpa sea mia por insinuarme tantas veces, no la culpes a ella, somos humanos y en la vida se cometen errores.
Por cierto, mi suegra, como tu preguntas, si que es guapa, bonito cuerpo y unos pechos firmes y sensuales....
Saludos


 

Hola a todos de nuevo!!

Hola a todos de nuevo!!
Tengo algo que contar sucedido con mi suegra... aunque decir primero de todo que no fue cuerpo a cuerpo, si no una conversación por telefono.
Suciedió la tarde anterior, había yo llegado a mi casa, estabamos yo y mi mujer, pues bien, me metí yo a ducharme, y tras salir yo de la ducha pues se metió mi mujer. Estando mi mujer en la ducha pues llamó mi suegra para saber de nosotros, a ve que tal estabamos, la conversación fué más o menos así, no recuerdo perfectamente los dialogos (como comprendereis), pero os podeis hacer una idea.
Llamó mi suegra y lo cogí yo:

-Hola, que tal? como estais?

a lo que yo contesto:
-pues bien, (en ese momento se me pasó por la cabeza comentarla que estaba desnudo recien salido de la ducha, aunque en realidad ya estaba vestido) mira, me has pillado desnudo recién salido de la ducha.

A lo que ella contestó:
-Uy! pues ten cuidado a ver si vas a coger frio, tapate con alguna toalla.

-No- contesto yo -aqui en casa no hace frio, se está bien.
y ella dice:

-pero tapate porque a ver si te va a ver alguien por la ventana del salón (en el salón tenemos un gran ventanal)

Yo ya estaba bastante calentito de comentarle que estaba desnudo, y aún así la dije:
-Bueno, si me viera alguien, no vería nada que no hayas visto tu...-

Mi suegra contesto ya en voz más baja.
-Anda, no digas esas cosas! a ver si te va a oir tu mujer.

-no, ella está ahora en la ducha. Además, no me dirás que no es verdad lo que te digo.

-Si, si es verdad...

-No me dirás, que te arrepientes de los sucedido en el verano.

Yo quería hablar de nuestra aventurilla de verano, aunque por su tono, creo que a ella no le apetecía mucho.
-No, no me arrepiento, ya lo hablamos en su día, pero sabes que no me gusta hablar de ello.

Yo ya iba descaradamente a hablar de aquello con ella.
-Pues quería decirte que yo no hago más que pensar en ti... y que me gustaría volverte a hacer el amor.

A lo que ella respondió:
-No quiero que te hagas ilusiones, me gustó acostarme contigo pero no se si lo haremos de nuevo.

-Ya, ya lo se, no quiero que pienses mal de mi ni que te he perdido el respeto, tan solo que me gusta mucho hacerte el amor.

-Bueno, de este tema ya hablaremos otro día cuando nos veamos a solas... (y tras unos instantes de silencio, me dijo) y... yo también pienso a veces en lo sucedido en el verano, no se si estuvo bien o mal, tan solo que disfrutamos mucho.

-Si, y bueno, aunque no lo volvamos a hacer, quiero que sepas que disfruté mucho...

En ese momento, escuche que venía mi mujer de la ducha y corté la conversación, le pasé el telefono a mi mujer y estuvieron ellas hablando.
Más o menos fue así lo que hablamos, igual se me escapa algo, pero para hacerse una idea sirve.
Ahora la que me tiene en duda es ella a mi, ya no se si querra acostarse conmigo de nuevo en un futuso, supongo que eso tendrá que surgir, a ver si la veo algún día a solas y puedo hablar con ella.
Os mantendré informados.


 

por: campusano1

kisiera sr tu suegra para gosar


 

Veracruzano?

por: pareja14

para mentir se nota que eres muy habil
nunca habia leido a un veracruzano que escribiera con modismos españoles, jeje mentirosillo, te cachara tu mujer, saludos a españa


« 
Otras páginas de respuestas: 123
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
 
por: alex01617
0
  Mujeres calientes!
por: tubebe30
1
 
por: ricmar4
0
 
por: leon08
0
  Alguien que quiera ver a una bella estudiante de 18 anios (mujeres nada mas)
por: v0793
9
 
por: ttitto1
0
 
por: calientito26
0
  Alguien que me mande videos pornos porfavor estoy muy cachona !!
por: chikitia69
6
 
por: alfredogdl
0
  Enseño pene gratiss
por: marco0018
3
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com