« 

Las hijas de mi hermana i parte-

 




Miraba las verdes colinas cubiertas de flores, sobre un cielo profundamente azul y el sol brillando sobre el espectacular paisaje y pensaba en las largas horas viajando ahora por una carretera ascendente rumbo a la finca de mi cuñado Jesús y el calor se hacia sentir, un calor que asfixia, un calor que derrite el asfalto de la carretera.
Mire a Sara mi mujer que me había sugerido este viaje para visitar a mi hermana Carmen pues hacia muchos años que no la veíamos y sabia que la situación de la familia no era la mas agradable. Ese fue el motivo, que por supuesto nos dolía por igual; por eso mismo, antes de salir compramos regalos que seguramente necesitarían. Sobre todo a mis sobrinas que no tenían la posibilidad de comprarse las prendas que necesitaban. Cansado y harto del viaje solamente la miraba sin llegar a demostrarle mi malhumor contentándome con seguir la raya amarilla del camino que nos llevaba casi hasta las altas cumbres donde nace el río que atraviesa el pueblo, donde mi cuñado tiene su finca algo alejada de el.
Al llegar al pueblo me sorprendí, la vida parecía transcurrir en fantástica armonía con la serenidad y sosiego en ese pueblo montañés. Recordé que la mayoría de los hombres trabajan en el campo, otros regentean negocios de artesanía. Hay una farmacia, la iglesia frente a la pequeña plaza donde se elevan hacia el cielo unos imponentes árboles que la embellecen, sobrepasando los techos de las viviendas continuas. La panadería que siempre esta abierta hasta muy entrada la noche, el almacén de ramos generales donde se puede encontrar desde alimentos a una bicicleta, cuadros descoloridos por el tiempo, herramientas, algunas revistas viejas y hasta una radio que esta en venta desde que abrieron la tienda. Hay también un Almacén de ramos generales que es lugar de encuentro de los vecinos que pasan largas horas charlando, discutiendo, jugando a las cartas o bebiendo. Y como no podía ser de otra manera el Municipio, la sede del gobierno y a continuación la comisaría donde se turnan para dormir los tres únicos uniformados del pueblo.
Las mujeres por su parte se encargan de mantener sus casas en condiciones y criar a sus hijos sanos y fuertes, para en un futuro hacerse cargo de los pequeños negocios de sus padres e incluso de prepararse para encargarse de los tramites burocráticos que la municipio requiere. El ciclo siempre funciono así y jamás se le ocurrió algún vecino reparar que las mujeres también tienen derecho a una vida independiente fuera de la casa. Pero la mayor característica del pueblo es el calor del verano, ese calor que al mediodía convierte el lugar en un pueblo fantasma, deshabitado
Al vernos llegar mi hermana y sus hijas nos recibieron alegremente y felices de tener una compañía que nunca gozan durante el año. Alegres y emocionados desempacaron los regalos que les llevamos. Como sabíamos del sacrificio de la familia de campo que generalmente atravesaban situaciones difíciles le habíamos comprado una gran cantidad de ropa y calzado que sobre todo las niñas a los gritos se probaban.
Mi hermana Carmen a los 40 años pese a verla decaída y tremendamente cansada, aun conservaba su particular belleza, resaltando sobre su blanca piel el negro de sus cabellos y el verde de sus ojos.
A Jesús su marido -50 años- lo veía mucho mas avejentado seguramente por el peso de la situación que se encontraban; pues no era difícil darse cuenta de ello. En cambio mis sobrinas claramente campesinas- habían crecido, Mara era el vivo retrato de su aun joven madre, y por estar tan cubierta de ropaje no podía apreciar su cuerpo, casi tan alta como mi mujer, cabellos negro azabache muy cortitos y despeinados, ojos grandes y verdes, con cejas firmes y bien delineadas, la notaba algo tímida. En cambio Clarita una alegre y espontánea mocosa parecida a su hermana, era delgada pero con senos bastantes grandes para su edad, pero con distinto temperamento.
Ella desde que llegamos tomo la costumbre de sentarse sobre mis rodillas y abrazarme y llenarme de besos, motivo por el cual mi hermana me recomendó:
No dejes que te moleste porque es muy cargosa. Debes de recordar Marcos querido, que desde niña solía hacerlo contigo. Tú eres su tío preferido.
Esa mañana debido al calor me había colocado unos bermudas y estaba sentado leyendo en un viejo árbol caído atrás de la casa. Mi mujer y mi hermana estaban preparando la comida en la cocina, mi sobrinita con una falda que le quedaba muy corta, -seguramente porque nos habíamos equivocado de talle- se puso a conversar conmigo sentándose enfrente con las piernas cruzadas durante varios minutos, en un momento levantó una pierna y pude ver claramente como le salían entre las bragas algunos vellos negros.
ven siéntate sobre mis piernas, le dije y le ofrecí mi muslo descubierto.
Pero cuando se iba a sentar levante su falda para que lo hiciera sobre la parte descubierta de la pierna, inmediatamente sentí sus braguitas sobre mi muslo. Mientras seguíamos hablando comencé a mover la pierna como jugando al caballito cosa que a ella aparentemente le encantaba porque sentía sus vellos sobre mi piel.
Clarita, algo me hace cosquillas en el muslo, que es?,
Clarita levantó su falda, miró y dijo es que se me corren mis viejas bragas, míralas!
Se levanto la falda permitiéndome ver que el elástico de los calzones había perdido la presión y un lado de su concha bastante peluda estaba expuesto con todos sus vellos sobre mi muslo, tranquilamente bajé mi mano abrí las bragas y acariciando su matorral de pelos le dije,
Cuando te vuelva a ver te comprare unas nuevas,
Ella sonrió y dándome un sonoro beso dijo, Gracias eres el mejor tío.
En ese momento mi verga totalmente parada estaba a centímetros de quedar descubierta saliéndose de las bermudas Clarita bajó su falda sin darle mayor importancia que su tío acababa de verle la concha, siguió conversando y yo sintiendo sus peludos labios sobre mi piel.
Clarita súbete mas a mi pierna para que no se me duerma"
Y lo hizo tan arriba que su movimiento corrió el prepucio dejando al descubierto la cabeza de la pija y quedando su conchita sobre ella, tapada solo por la falda. Pensé que se iba a asustar pero aceptó el contacto no se si por ignorancia o por suprema confianza en su tío, con el glande percibía los vellos que se enredaban en la ya mojada cabeza totalmente endurecida. Me quede quieto con una calentura que amenazaba con derramarse, mientras sentía como ella se acomodaba mejor sobre la cabeza que palpitaba sobre sus labios ya húmedos, no entendía si no se daba cuenta por su infantil ignorancia rural o porque le gustaba y no encontraba malicia en sentir el glande de su tío entre los labios de su concha. Descuidadamente con la mano baje mis bermudas dejando la pija destapada mientras acercaba hacia mi a Clarita, la pija se deslizo entre los labios húmedos y ella comenzó a buscar la cabeza con su hueco, la cabeza entró en su cálida gruta y sentí como entraba dentro de la concha, ella me miraba pero solo reía pícaramente, mientras se movía cadenciosamente sobre el glande, mi leche estaba por salir.
Desde la casa mi hermana llamo a Clarita quien rápidamente se paró, dejando al descubierto la roja cabeza que erguida salía de los bermudas, ella la miró y con pícaros ojos me dijo,
Me tengo que ir, pero después me dejaras sentarme nuevamente en tus piernas, ¿verdad tío?.
Se marcho y yo con mi verga al aire froté y olí mi mano...tenia esa suave fragancia de la juventud.
Por la tarde salí a caminar solo, más en un recodo del camino me encuentro nuevamente con Clarita, que venia del pueblo y me dice,
Hola tío como estás, ¿conociendo la finca? Ven que te muestro la cascada,
Tomamos un sendero apartado y al rato llegamos a un hermoso lugar que terminaba en un pozo de agua cristalina, por lo que dije,
- ¡Dan ganas de bañarse! sugiero
¿Nos bañamos? Pregunta de repente.
-Sí, ahora, yo lo hago en ocasiones, es refrescante - me contesto.
Pero no tengo pantalón de baño
-Te digo un secreto - esto es muy solitario yo me he bañado sin ropa y por aquí no viene nadie-
-Quédate tranquilo tío, que yo no le contare a nadie que vi bañándose desnudo a mi tío favorito
Lo pensé un momento y me pareció excitante bañarme desnudo delante de mi sobrina.
Comencé a desnudarme de pie apoyando una mano en la espalda de Clarita cuando se da vuelta y mirándome me dice
"dame la ropa tío yo la cargo para que no se ensucie,
Quedé asombrado con la naturalidad con que lo dijo y más cuando empezó a revisarme de arriba abajo Bueno ya me viste para que me oculto, cierto.
Me quede de frente a ella sin ningún pudor, me observaba sin aspavientos, lo que me calentó aun más. Es que ella veía como se iba endureciendo lentamente la pija y descubriendo el rojo glande, cuando estuvo bien parada entré al agua que me daba a la cintura, Clarita me la seguía mirando con curiosidad mientas me bañaba.
por que no vienes y te bañas conmigo, quítate esa ropa y ven.
Con toda tranquilidad me dice regio me desnudo -pero es nuestro secreto-
Empezó a desabrocharse la camisa manga larga que llevaba, se la quitó y sus senos que me habían parecido grandes confirmaron mis sospechas, dos tetas divinas y paradas emergieron y mi verga empezó a palpitar. Note que no se depilaba las axilas porque un mechón de pelos le adornaba bajo el brazo, cuando se quitó la falda estaba de espaldas y la vista fue excepcional, unas nalgas paradas y duras, que al girar de frente pude apreciar su peluda concha que venia hacia mí con dos tetas erguidas y sus rosados pezones parados.

Desnudos, con un pequeño bosque a nuestras espaldas y el mar enfrente, el agua nos engulló.
El agua está fantástica, gracias por la invitación, hace mucho tiempo que no gozo esta felicidad...

Sabia que un hombre de 45 años por muy tío que sea, no se baña con una niña de 15 así sea su sobrina y que además parezca muy natural, sin embargo traté de quitarle malicia al momento continuando el juego, ella me agarró las manos y entonces traté de sumergirla y para evitarlo se pegó a mí sintiendo sus duros senos sobre mi pecho y la punta de la verga tocó su peludo monte. En el juego me empujó, yo caí de espaldas riéndome y me quede así con mi verga en ristre, y ella para evitar que me levantara y le siguiera lanzando agua se me fue encima y se le ocurrió sentarse en mi pecho con las piernas abiertas y sus rodillas al lado de mi cara. Separe suavemente sus rodillas para abrir sus piernas y dejarla expuesta a mi contemplación. Me encantaba mirar ese cuerpo espléndido y su entrepierna mostrando el más preciado tesoro. Mi cara se perdió entre sus muslos, sople sobre los labios mayores, mientras percibía que su piel se erizaba, mi lengua recorría separando uno por uno sus labios menores deslizándose con experiencia y suavidad, recorriendo cada cavidad de su interior uniendo sus flujos a mi saliva par sacar de su escondite delicadamente a su clítoris que salió rápidamente vigoroso e imponente erecto y desafiando a mis dientes que se aferraron para aprisionarlos con una enorme dulzura. Los chasquidos de mi boca sorbiendo sus flujos y sus ahogados gemidos eran los únicos sonidos en la inmensidad del mar.
Salí de entre sus piernas para subir hasta su boca y saciarme en ella dejándole sus propios flujos.
Tomo mi rostro entre sus manos y me dijo: me impresionó sentir tu lengua en mi conchita, me gusto mucho, pero no estas enojado conmigo no imagine que pasaría esto porque seguro tiene un gusto feo. Porque no me lave.
Conteste- pero si sabe y huele deliciosa,
A lo que respondió Clarita De verdad? Yo pensé que olía mal.
Bueno déjame y lo huelo de nuevo porque me gustó me agache y metí mi nariz entre sus labios y aspiré su aroma,
No huele nada mal. Ahora te le voy a probar, sube tu pierna en mi hombro,
La lengua volvió v recorrer nuevamente aquellos labios tremendamente sensibles a mis caricias que daban a entender la agitación de Clarita y sus seguros gemidos. Sentí otra vez su estremecimiento y seguí hasta alcanzar sus ácidos flujos que se derramaban por entre los labios deteniéndolos con la lengua y sorbiéndolos.
Está delicioso, le dije poniéndome de pie.
Ella fijo su vista en la pija que se mantenía firme y dice:
-Tío yo quiero saber como huele y sabe la cosa de los hombres, puedo hacerlo con la tuya?,
- Claro que si, y puedes chuparla le dije,
Agachándose la tomó con una mano, comenzó a olérmela y con la otra siguió tocándola y oliéndome los huevos, unas gotas de semen comenzaron a aparecer en la punta de la verga,
¿puedo probar ahora a que saben?,- Claro puedes chupar, si quieres le dije,
Sacó su lengua y saboreó las gotas que salían y comenzó chuparme el glande, ¿que deliciosa sensación ver a mi sobrinita mamándome la punta?
Le empecé a meter lentamente el tronco restante en su boca y lo fue recibiendo casi toda, chupaba suavemente y recogía la piel de la verga tomando el ritmo de mis caderas, agarró mis nalgas e inicie el bombeo dentro de su pequeña pero cálida boca, cuando estaba por venirme se la saqué y ella me dice,
tengo ganas de sentir tu cosa en mi conchita, me levante y me senté en una gran piedra
,¿quieres que la meta en ella?, Y respondió Si tu quieres, tío,
Pensé en penetrarla, desvirgar y sentir su peluda concha tragarse mi verga, pero me arrepentí, abrí sus piernas y la senté a horcajadas sobre mi parada pija de modo que solo acariciara sus labios y su clítoris sin penetrarla. Al contacto con su concha fue impactante y ella espontáneamente inició un frotamiento lento suavizado por la cantidad de jugo que soltaba, miré sus labios vaginales estos estaban abiertos y los pelos empapados me cubrían y se enrollaban en la verga de la que solo aparece parte de la cabeza. Teniendo su cara joven tan cerca la bese suavemente en los labios y eso le encendió su juvenil pasión, e iniciamos un torpe pero intenso intercambio de lenguas, aumentando ella la presión de su vagina sobre mi miembro que al sentir la inminencia del orgasmo arreció el frotamiento, la agarre por las nalgas y aceleré el movimiento contra su clítoris, me apretó y empezó a morder mi hombro la oí jadear y gritó hasta desfallecer,
Tío...Tío!.Tío querido!Había tenido su orgasmo
Esto me excitó al máximo y un chorro de semen inundó su peluda concha y baño hasta su ombligo, apretó con sus dedos mi glande y el próximo chorro le cayo en su palma, lo observo, lo llevó a su boca y sorbiéndolo se lo trago.
Ahora si sé a que sabes tío y me gustó, espero que lo repitamos pero bien adentro de mi cosita.
Ya caía la tarde y el frío nos alcanzaba, nos vestimos y nos besamos, como cómplices regresamos a la casa cada uno por su lado.
A la hora de la cena dos comensales ya habían calmado su apetito solo los alegres ojos de Clarita, me recordaban que los tíos deben ayudar en la educación familiar.
Mateo colon



Vídeo: Las 10 posturas más populares del Kamasutra

  • Las 10 posturas más populares del Kamasutra
  • Las mejores posturas del Kamasutra para llegar al orgasmo
  • El tamaño sí importa: las mujeres los preferimos grandes
 

Yo la hubuera follado sin parar


 

Esta bueno a ver si todo es verdad

que tl si me envias todo el relato luna260681@hotmail.com


 

me gustaria estar en el lugar de tu sobrina
me enviarias las otras parte a mi msn linda_putik@hot...


 

Me gustaria saber si .....

hola me gustaria saber si seria posible q me enviaras a mi correo el relato completo es decir todas las partes he leido algunas pero no las he podido encontrar todas y te agradeceria mucho q me las enviaras mi correo es conlamismamoneda@hotmail.com gracias


 

Como siempre

Como siempre...bien! Maestro
Felictaciones

Te invito a leer mi blog http://mache442.wordpress.com


 

Me gusta tu blog

por: mateocolon2003

Lo lei y me gusto. Sigue adelante
Un abrazo
MC


 

me gustaria estar en tu lugar

xd


 

Ah, se me olvidaba

YA TE ESTABAS TARDANDO OK BYE QUE LA PASES SUPER


 

Que te parece un cambio...

NO PUEDE SER MARITA EN LUGAR DE CLARITA.... TE PARECE? JAJAJAJAJA LUEGO ME DICES QUE PASA... BYE SALUDILLOS


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Ola
por: julio564
1
 
por: marisa1525
0
  Me encantan los pies femeninos
por: danylogu
1
 
por: danylogu
0
 
por: estrella7121
0
 
por: manuela1773
0
 
por: sabe90
0
  Quiero masturbarme frente a una chica por webcam
por: sentella69
2
 
por: canariomaduro
0
 
por: juanma610
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección