•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Moda 
  • Belleza 
  • Embarazo 
  • Bebés 
  • Cocina 
  • Salud 
  • Pareja 
  • Bienestar 
  • Psicología 
  • Sociedad 
  • Sexualidad 
  • Astrología 
  • Ocio y tiempo libre
 
« 

Mi amante mayor...

 

Hola, les comparto la mejor experiencia que he tenido en mi vida, actualmente tengo 33 años, soy morena clara, mido 1.62, ojos grandes, no haré lo que hacen todas mintiendo que tienen tremendas chichis y un trasero envidiable, porque sería mentir, mi cuerpo es normal, digamos que no soy ni flaca ni gorda, hace 5 años me encontraba en una crisis muy fuerte, pues estaba en mi etapa de divorcio, una amiga del trabajo me recomendó una pagina, donde podía conversar con gente, e incluso podría conocer a alguien, pasaron varias semanas, platique con varios chicos, pero todo normal, algunos sacaban el cobre luego luego y los mandaba a volar, hasta que apareció alguien interesante, me saludo y me dice que quería charlar conmigo, me metí a su perfil, no tenia foto, su edad era 41 años, y comentaba que estaba casado, "Vaya desgraciado" pensé, pero quise seguirle el juego con cierto morbo, pero al mismo tiempo, como estaba despechada, saber hasta donde era capaz de llegar este sin vergüenza, total que le proporcioné mi correo y platicamos x messenger, la verdad me dejó callada, pues el tipo demostró ser todo un caballero, platicábamos de todo, de sus hijas, de su esposa, de mi ex, del trabajo, de la vida.... Nunca mostró algún comportamiento diferente que no fuese de amistad hacia mi, hablamos como 3 o 4 meses sin coqueteo, ni nada, llegó el día en que firmaría mi divorcio, regresé a mi casa, y me puse a llorar, cuando enciendo mi computadora, tenía un mensaje de el, diciendo que esperaba que todo saliera super bien, y que esperaba que pronto saliera de mi depresión, la verdad me gustó el detalle, más tarde, se conectó y platicamos del tema, y me invitó a tomar un café, yo acepté, y quedamos de vernos en un lugar que estaba relativamente cerca de mi casa, llegué algo nerviosa, y el ya estaba sentado esperándome, se paró de la silla, y me saludó con un abrazo, el cual sentí muy sincero, como abrazar a algún amigo de toda la vida, hablamos y hablamos durante muchas horas, al estar frente a el me pareció muy guapo, es un tipo que mide 1.90, blanco, nariz recta, cabello oscuro con algunas canitas las cuales lo hacen ver más interesante, y es muy inteligente, después de unas 4 horas, nos despedimos y cada quien subió a su coche, debo confesar que esa noche me masturbé pensando en él, continuamos platicando, y volvimos a salir un par de veces más, sin ir más allá de la amistad, en una ocasión, me conecté al rededor de las 12am, pues no podía dormir, y de repente apareció, me dijo que no podía dormir, y que se había conectado con la esperanza de encontrarme, hablamos durante varios minutos, no sé como fué que comenzamos con el tema del sexo, al cabo de un rato, ya estábamos contándonos muchas intimidades y la verdad me exité, pasaron varios días y el tema no se volvió a tocar, me volvió a invitar a salir, y acepté, esta vez, me preparé que hasta me fuí de compras, sabía que algo sucedería y la verdad lo estaba deseando, nos vimos en otro bar, platicamos, y yo lo miraba y me lo imaginaba cogiéndome, no podía aguantar más el sentirlo, el besarlo, el seguía como si nada, platicando, llegó el momento de despedirnos, me dió un abrazo, pero yo pegué todo mi cuerpo con el de él, para sentirlo, nos quedamos abrazados por unos segundos, y sentí como su pene comenzó a reaccionar, después ya nos estábamos besando, fué un beso tierno, pero a la vez me hacía desearlo cada vez más, me invitó a su auto, y ahí seguimos besándonos, arrancó y se fué hacia un parque que estaba a una cuadras del bar, seguimos con los besos, los cuales comenzaron a subir de tono, yo traía un vestido negro ajustado, el cual permitió que el pudiera meter sus frías y delgadas manos a mis muslos, y mi vagina emanaba fluidos como llave abierta, yo coloqué mis manos en su pantalón, pero me apenaba un poco abrirlo, el lo abrió y sacó su pene, que ya estaba erecto, era un pene tamaño normal, rosita, con circuncisión, era lindo y estaba mojado, después de un faje maravilloso, me dijo al oído "te quiero coger" en ese momento tuve un Pre-orgasmo, sus palabras me excitaron tanto que casi quería hacerlo en el coche, me dijo si íbamos a un motel y no dude en aceptarlo, llegamos a un motel muy bonito, yo quería llegar a lo que iba, el con toda tranquilidad llamó a recepción, pidió un par de cervezas, y un paquete de condones, llegó el servicio al cuarto, y el comenzó a platicar, yo estaba que me moría, y el con una tranquilidad absoluta, después de unos 20 minutos, me tomo de la cintura, me llevó a la cama y comenzó a besarme muy lentamente, acariciaba mi cara, mi cabello, y poco a poco fue subiendo de tono, comenzó a desvestirme poco a poco, me quito el vestido y me dejó en ropa interior, cabe mencionar que como comenté anteriormente, estaba estrenado un coordinado de encaje negro, muy sexy, me miró, y me dijo "Me encantas" le desabroché la camisa, y el se despojó de ella, y se quitó el pantalón, quedamos en ropa interior, se puso encima de mi, yo estaba que me moría de ganas por sentir ese pene dentro de mi, el pegaba su pene con mi vagina y hasta que me quito la ropa interior, comenzó a chupar mis senos de una manera que parecía un bebé con varias horas sin comer, luego recorrió mi vientre con su lengua, hasta llegar a mi vagina, con sus dientes, quito mi calzón, y comenzó con besitos tiernos, y pequeños lenguetazos, cabe mencionar que, ha sido el mejor sexo oral que he tenido en toda mi vida, e incluso con el mismo, llegó un momento en el que ya no pude más, y le dije que ya me cogiera, tomo un condón, se acomodó y lentamente me penetró, como si no le urgiera nada, una vez que estaba completamente dentro, lanzó un gemido, el cual me excitó mucho, yo comencé a moverme más rápido, él, me susurró al oído "Tranquila, déjame disfrutarte" me ha dado tremenda cogida, llegó la hora de mi primer orgasmo, me tenia boca abajo acostada, y el sobre mi, bien penetrada, con su mano derecha tocaba mi vagina y con la izquierda se sostenía para moverse, estábamos bañados en sudor, el aroma a sexo era muy intenso, y eso me excitaba más, además el no se queda callado, todo el tiempo estuvo diciendo cositas muy lindas, y gemía mucho, comencé a sentir que el momento culminante se acercaba, quería que llegara, pero al mismo tiempo no quería dejar de sentir la sensación de aquella penetración, lo alargué, hasta que más no pude, llegó, fue tremendo orgasmo, recorrió cada rincón de mi cuerpo, mi piel se puso de gallina, y hice gran gemido que me han de haber escuchado en el resto del motel, fue maravilloso!!! extraordinario!!, al cabo de 2 orgasmos más muy buenos también, sin llegar a desbancar al primero, llegó el momento para el, fué inolvidable, su gemido fue tal que casi supera el mio, sentí como vibraba, y como después de unos segundos continuaba con pequeños espasmos, una vez que recuperó el aliento, me dijo que había sido la mejor cogida de su vida, no se si me mintió, probablemente si, pero al menos la mía hasta el día de hoy si lo fue, nos bañamos, con muchos besos en la regadera, y fajes al por mayor, salimos y eran las 3.30 am, mencionó " a ver que le digo a mi esposa" y en ese momento recordé que era casado!! me calló un balde de agua fría encima, había faltado a mis principios, a mis convicciones! no me lo podía perdonar, el resto del camino, me vine callada, me sentía mal, pero aquella sesión de sexo no lograba que me sintiera arrepentida, al contrario, deseaba que se volviera a repetir, y les cuento que llevamos así 4 años... nos vemos como 4 veces por año, pero cada que nos vemos nos damos tremendo entre, y el se sigue portando siempre como un caballero conmigo, no cabe duda que los hombres maduros son los mejores amantes!!


Vídeo: Las caricias: la mejor forma de aumentar la seducción

  • Las caricias: la mejor forma de aumentar la seducción
  • Recupera el erotismo en tu vida
  • Conviértete en una experta en masajes eróticos
 

Que lindo.

Tu relato me gusto mucho es muy tierno, dulce, dan ganas de hacer el amor de esa forma, sentirlo, disfrutarlo con cada célula del cuerpo... Más alla que no comparto lo de estar con un hombre casado (siempre alguien termina sufriendo) te deseo lo mejor del mundo y que sigas disfrutando del sexo y las caricias. Besos

 

..

Me gustó tu relato y se ve q tu tmb lo disfrutaste. Probablemente el hecho de q esté casado lo convierta en algo prohibido y lo vuelva más excitante para ti, aunque la vdd te recomendaría q no lo siguieras haciendo ya q él sigue teniendo su vida y espero q tu no estés esperando algo más de él

« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
 
por: gerardo2122
0
 
por: doncharmant
0
 
por: gishot88
0
 
por: galvis09
0
 
por: enriquexm
0
 
por: yacc27
0
  En el metro insurgente de la cd de mexico
por: pepepecaspicavagina
1
  Mensajes eroticos
por: cardin238
3
 
por: fanatico1129
0
 
por: tuencantador21
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com