•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Moda 
  • Belleza 
  • Embarazo 
  • Bebés 
  • Cocina 
  • Salud 
  • Pareja 
  • Bienestar 
  • Psicología 
  • Sociedad 
  • Sexualidad 
  • Astrología 
  • Ocio y tiempo libre
 
« 

Mi confesión sobre como mi mujer me convirtió en cornudo sumiso.

 

A ver, quizá por el titulo parece una confesión triste o algo así. No lo es. Disfruto mucho de mi situación actualmente, que ya va por un año desde que empezó. Pero me sigo preguntando si hacemos bien. Será la moral o algo. Pero a veces me lo pregunto.

Bueno, no mareo más, y empiezo mi relato que como digo es rigurosamente real, no he inventado nada, y si hay licencias literarias espero que no modifiquen el relato real.

Somos jóvenes, al menos todavía, yo tengo 34 y mi mujer 31 años, estamos casados desde hace casi cuatro y antes fuimos novios durante 6 años. En total, 10 años como pareja, y nunca habíamos practicado nada fuera de lo considerado normal hasta que tuvimos una crisis hace poco más de dos años. La culpa la tuvo la rutina en la cama, y decidimos probar cosas nuevas. Al final la sumisión (siendo yo el sumiso de ella) fue de todo lo que probamos lo que mas nos llenó. Ella descubrió su lado mandón, y a mí me excitaba mucho verme sometido.

Dentro de esa sumisión habíamos hablado muchas veces de la posibilidad de que ella pudiese acostarse con otros y yo tuviese que aceptarlo, tan solo mirando cuando ella quisiera y sin participar, ni siquiera masturbándome. Sería la mejor forma de culminar los procesos de humillación a que ella me sometía y que tan dura me la ponían a mí.

Sin embargo, con el plan hecho no nos atrevíamos a dar el paso. Ella quería hacerlo, y yo ya había aceptado ser cornudo, pero nos costaba hacerlo real. Nos frenaba el entorno, que se enterase alguien que nos conociera... en fin, cierto miedo.

Sin embargo, el verano pasado, estando de vacaciones fuera de España conocimos a dos chicos en la piscina del hotel que tambien eran españoles, los dos de 28 años. Al principio como iban solos creímos que eran gays, además que se veían muy cuidados, de gimnasio... en fin, yo habría jurado que eran gays.

Nos caímos bien con uno de ellos (lo llamaré Rafa, aunque no es su nombre), sobre todo porque le gustó físicamente a mi mujer y aprovechó para hablar mucho con él, y durante dos o tres días siguientes fuimos casi inseparables los tres, porque a su amigo no le hizo tanta gracia nuestra compañía, y nos frecuentaba menos (por eso y porque además era el Mundial de Futbol y se subía a la habitación a ver todos los partidos, hasta los de países que ni conozco).

Empezamos a ir con ellos a la playa también, y una tarde mi mujer hizo topless a petición de él, después de que le dijese que tenía unos pechos preciosos y que le gustaría verlos. Eso me excitó muchísimo. No lo había hecho nunca con amigos. Nunca. Esa noche mi mujer y yo hablamos de él antes de acostarnos y acabó diciéndome que empezase a asumir que iba a volverme a España con dos cuernos bien puestos, que allí no corríamos ningún riesgo y que en la playa, en una pequeña siesta, había soñado ya que follaba con él. Yo, también excitado, le dije que me encantaría, y que ella haría conmigo lo que quisiese, como siempre.

El día siguiente fue cuando ella se decidió totalmente a actuar. No les vimos hasta la comida. Nos sentamos juntos y mi mujer empezó a hablar abiertamente de sexo. Primero con dobles sentidos y luego ya directamente, les dijo que mi presencia no era ningún problema para que ella disfrutase con quien le pareciese bien. Incluso mintió diciendo que yo era ya cornudo, y cuando él dijo que eso ya no se lo creía, me preguntó textualmente ¿Cariño, tú te molestarias si me follo a Rafa esta noche en nuestra habitación? yo dije que no, pero solo eso, así que ella me volvió a preguntar ¿A que realmente es lo que quieres que hagamos esta noche? Y de nuevo volví a decir que si.

Después de aquello, el amigo de él se levantó y se fue, y él se lanzó y dijo que por él no habría que esperar a la noche. Pero mi mujer le dijo que no, que necesitaba volver morena a España, que subiríamos juntos después de la playa.

Así fue. Tras la tarde en la playa, subimos los tres a nuestra habitación. Ella se duchó y pidió que pasara con ella al baño. El se quedó viendo la tele. En el baño yo pensaba que me diría si estaba preparado para hacerlo o lo dejabamos. Todo lo contrario. Me dijo que ahora iba a ser un sumiso de verdad, sin dejarme opción. Se duchó, salió con la toalla y nos dijo a los dos lo que quería de nosotros. De él quería que se duchase y de mí que bajase al bar del hotel a por hielo, para tomar unas copas del minibar.

Cuando subí con la cubitera, los dos estaban en toalla, hablando.

Mi mujer me dijo que les pusiera una copa a Rafa y a ella, pero para mí no. Yo solo podía beber agua. Lo hice y aun hubo otra ronda. Durante todo el tiempo ella se dedicó a contarle a Rafa algunas de las sesiones de sumisión que había tenido conmigo, y de cómo yo la obedecía en todo. El se fue excitando y se le notaba en la toalla, que a la altura de su ... hacía un efecto tienda de campaña bastante considerable.

Fue cuestión de visto y no visto, mi mujer me pidió que le quitara la toalla a Rafa y que me sentase en la terraza, mirando a la cama con mi vaso de agua. Ella no se iba a quitar la suya y se lo dejó claro. Rafa dijo que adelante, se puso de pie, con ella sentada al borde de la cama, y yo le quité la toalla desde atrás. Ella entonces me dijo que me sentase ya y mirase como era una ... de verdad.

No la tenía mucho mayor que yo, puede que un centímetro o poco mas, pero para ella suponía humillarme más, y el juego sabía que me gustaba mucho. Empezó a masturbarle, lento, cogiéndole la ... con una mano y los testículos con la otra. Con los testículos le gusta jugar como si fueran bolas antistress, y eso precisamente es lo que le hacía. Su ... ya no podía crecer más, estaba al tope, y las venas le iban a reventar. Se le veía durísima. Ella se dio cuenta enseguida y lo tumbó en la cama. Se puso entonces sobre él, con la toalla puesta, pero poniendo en contacto la ... de él con su chochito, que todavía no sabía que se había afeitado esa mañana, dejandose tan solo un hilito de pelo, incluso se le escapó un ¡qué dura está!, que me confesó luego que fue sincero, que no era por excitarme.

Rafa intentó quitarle la toalla, pero ella dijo que no, porque había gente mirando. Se refería a mí, y yo estaba a punto de estallar, pero ya me había dicho ella que no podía masturbarme ni desnudarme o sacarmela.

Ella siguió moviéndose como si estuviese penetrándola, pero sin que pudiese verlo. No sabía si lo estaba haciendo o no, pero por la cara de él, suponía que no, que todavía eran solo juegos. Enseguida Rafa comenzó a tocarle las tetas con una mano, por debajo de la toalla, y me dijo a mí directamente Tiene las tetas muy duras, como tus cuernos. Esa frase excitó mucho a mi mujer, que se quitó al fin la toalla. Era verdad, y tenía los pezones durísimos. Al quitarse la toalla, Rafa se dedicó a comerle las tetas durante dos o tres minutos, mientras ella se había tumbado y le cogía la ... a él con las dos manos, como un masaje suave. Mirándome, me dijo traenos un preservativo de los nuestros, cariño. Se le escapó el cariño, pero para mí fue igual de excitante y humillante. Me levanté, lo busqué en la maleta y se lo puse encima de la mesita, mientras veía de cerca como le cogía la ... a él y como él seguía repasándole las tetas.

Ella le pidió a él que se pusiera el preservativo, era de los de sabores de frutas. Cuando pidió que fuese de los nuestros yo ya me imaginé que sería para hacerle una felación, porque los usamos para evitar el sabor a flujo vaginal cuando me la quiere chupar después de la penetración.

Mientras se ponía el condón ella me miró y me dijo solamente cuatro palabras que tengo grabadas: veo nacer tus cuernos.

Después de decirlo, miró fijamente la ... de Rafa, tremenda, durísima, y de color naranja con el condón puesto, y se la comió de golpe. La fue sacando poco a poco, y empezó una felación de las que yo conocía muy bien. Repasando y apretando mucho con sus labios, para evitar que perdiera sensibilidad por el preservativo, rozandole el glande con los dientes, y siempre sin dejarle los huevos tranquilos.

En este momento podría omitir lo que sigue, pero sería mentiros.

Comencé a sentir una especie de revuelto en el estómago, y no podía mirarlo. Me daban nauseas, y tuve que correr al cuarto de baño. Vomité, y mi mujer fue rápidamente a ver como me encontraba. Rafa se puso la toalla y vino también. Acordaron que él se iba, y mi mujer le dijo que lo sentía mucho.

Después de 10 o 15 minutos me recuperé. Mi mujer me pidió perdón primero, luego intentamos dormir, pero no podiamos, hablamos mucho del tema, y finalmente quien le pidió perdon fui yo.

Al día siguiente me levanté temprano. Dejé a mi mujer durmiendo y fui a la habitación de Rafa, pero no había nadie así que supuse que estarían desayunando. Bajé, y encontré a Rafa con su amigo. Me senté con ellos y me disculpé con él por lo de la noche de antes. Él me dijo que lo entendía, y que si prefería que lo hablasemos a solas. Le dije que no, que hablaría estando los dos. Simplemente le dije que esa tarde yo me iría a la playa a las 4 y no volvería hasta las 7 o las 8. Que mi mujer se quedaría en el hotel, y que podrían estar juntos sin que yo viese nada, que podrían bajar a la piscina, o ... que eso ya no sería asunto mío. El me dijo que no, que no quería causarme problemas, y que era mejor olvidarlo. Y yo le volví a decir la hora: de 4 a 7, en nuestra habitación, si él quería, ella estaría esperándole.

Subí entonces a mi habitación y le dije exactamente lo mismo a mi mujer. Le dije que quería ser cornudo, que la había visto disfrutar y que no quería ser un obstáculo en eso. Que mi puesto con ella era el de un cornudo sumiso.

A las 4 me fui. Volví a las 7. Rafa acudió a la cita, como imaginaba. Cuando llegué ya se había ido, pero mi mujer me agradeció mi sacrificio con una mamada llamándome su buen cornudo, y contándome con todo lujo de detalles los dos polvos que habían echado, lo bueno que era en la penetración, su aguante y que si se hubiese podido enamorar de una ... habría sido esa. Todo mientras se sentía orgullosa de que fuese la primera vez que chupaba dos ... distintas el mismo día.



Desde entonces, han pasado varios chicos por su cama, y casi siempre lo he visto. Luzco mis cuernos con ella porque sé que han revitalizado nuestro matrimonio, y porque ella es la mejor ama posible conmigo.


Vídeo: Rosetta Forner: "Hacer feliz a una mujer es imposible"

  • Rosetta Forner: "Hacer feliz a una mujer es imposible"
  • Voz más grave, menos semen
  • Top 10 posturas del kamasutra para los más atléticos
 

Suertudote

esta bien tu platica,yo quiero eso para mi tambien per me dice q la lleve a a cancun mx y q alla me pone los cuernitos q tanto deseo y pues si yo la voy a llevar para ver como se la coje el socio,como es q le habre sus piernitas y como la hace gozar,felicitaciones de monterrey mx.

 

Vernos por cam

Yo trabajaba y me dijo que si. Le dije si el pregunto por mi y me dijo que si que le dijo que yo estaba trabajando. Eso me excito mucho. Le pregunte que ropa usaba y me dijo una bata cortita sin panties, y que tenia orgasmos ricos vuendole el pene.

 

Vernos por cam

Hace un tiempo con mi esposa nos veiamos por cam con otros hombres y parejas y disfrutabamos muchisimo. Yo me di cuenta que habia uno que la excitaba mucho a ella, el no tenia un gran pene pero era bien educado y eso a ella le gustaba mucho, el le ensenaba el pene y de masturbaba y ella lo miraba como le salia la leche. En una ella fue al bano y luego yo fui tambien. Alli encontre un papel con direccion electronica del hombre, pero no dije nada. Hace poco estaba con ella dentro del vehiculo frente a la playa, la tenia bien excitada y le recorde esos momentos con la cam, le pregunte si le gustaba ese hombre y me dijo que si, que era educado, le pregunte si le gustaba su pene y me dijo que si. Para esa epoca yo trabajaba de noche. Le
Le pregunte si de habian visto por cam mmientras mientras yo

 

Venezolano por cornudo

que bien amigo yo tengo una fantasia de estas pero nuca lo hemos podido consumar que bien por tu relación el machismo no bale de nada

 

Mi esposo quiere que le traiga un hijo

Hola, me llamo margarita desde hace 7 anos mantengo una relacion de libertad plena en cuanto al sexo, mi esposo me permite y me motiva a tener relaciones con otros hombres, y hasta ahora todo nos ha ido muy bien, la unica que puede tener sexo fuera de nuestra relacion soy yo y el tiene prohibido cualquier tipo de relacion que no sea conmigo.

Como podran entender a medida que he tenido libertades he fomentado un par de relaciones extramaritales de cierta constancia, con dos hombres que son espectaculares amantes, eso sumado a que mi esposo es bastante discreto ha producido que casi nunca tenga relaciones con el, al punto que me desagradan sus erecciones cuando duermo en casa, por lo que nuestros contactos son muy esporadicos pasando 2 o 3 meses entre cada uno de ellos, no obstante esto no me disgusta, es mas me agrada verlo excitado por mi y yo simplemente diciendole que no quiero ni que se me acerque y por el contrario pidiendole que me de el aventon al hotel donde tendre una noche de pasion con otro hombre.

Todo esta perfecto pero desde hace un tiempo Francisco me ha dicho que porque no tengo otro hijo (tengo un nino con el que tiene 10 anos ahora mismo), pero obviamente le dije que yo no deseo tener mas hijos de el que seria ilogico si ni siquiera mantenemos relaciones, a lo que el me dijo que tuviera un hijo de uno de mis amantes, no obstante stoy muy temerosa, pues ya no soy una jovencita tengo mas de 40 y me da temor la salud del nino, pero por otro lado me encanta la idea de dejar a mi cornudo cuidando al hijo de otro hombre mientras yo me sigo diviertiendo, alguna de ustedes ha vivido algo parecedo?

 

Tu y yo

te late volvemos cornudo a mi PAREJA el creo quee quuire que se la metan estas de acuerdfo tu me dices como bien by

 

Crees que puedo

convertir a me pareje sumisa y ma ricona y darle diario por el de atras siempre ayuden por favor

 

Y que pasa

si ella se enamora???? ....la perderás .... por que si encuentra que otro se lo hace mejor que tu, no se quedara contigo ....sorry pero eso pasara ....

 

Me gusto tu confesion, . . . .

Tambien gusto yo de que mi esposa me haga Cornudo, ella ya lohizo con un amigo de su trabajo hace algunos años, y se avento un faje con hombre que recien conocio, por ahi anda con la intencion de hacerlo con otro compañero, pero solo esperamos que se de, la verdad estoy de acuerdo contigo, la mujer como esposa debia de tener sexo con varios y darnos a probar las mieles de su relacion, para volvernos bien cornudos y sumisos, ya me anda porque mi esposa traiga su vagina llena de lechita de otro, saludos a mis amigos Cornudos. . .

 

Cornudo

por: escorpions4

mira yo soy nuevo en esto de compartir a tu esposa pero si me exita la idea de poder compartirla platicame mas de ella de ti y como fue su primera vez

 

Es algo inaceptable

COMO ES POSIBLE QUE DIGAS MI ESPOSA, MI MUJER, MI PAREJA SI EN REALIDAD NO ERES NADA DE LO QUE MENCIONAS SINO UN SIMPLE OBJETO QUE LE GUSTA UTILIZAR PARA SUS SATISFCCIONES SEXUALES, DE VERAS ALUCINO YO CON ALGUNOS ESPAÑOLES QUE TIENEN UNA MENTALIDAD CUADRADA SER TRATADO COMO ANIMAL PEOR QUE ESO DONDE ESTAN LOS VALORES DONDE QUEDO EL QUERERSE A UNO MISMO DEVERDAD FLIPO DE LEER ESTO....Y ALOS HOMBRES QUE LES GUSTA SER TRATADOS A SI NO SIRVEN NI COMO PERSONAS....QUE VERGUENZA DE HOMBRES CORNUDOS, PREFIERO LOS LATINOS QUE SI REALMENTE SON CELOSOS CON SUS MUJERES Y NO VAN CONPARTIENDO CON OTROS HOMBRES COMO SI FUERAN UNA MERCANCIA....

 

Idolo !!!!!

mi novia me mentia en algunas cosas y yo sabia que me estabe metiendo los cuernos la segui y la descubri , le pedi que me contara con lujos de detalles " si queria mi perdon" y la perdone . desde ahi le dije que me sentia re exitado en imaginar que culiaba con muchas ganas y de imaginarme su carita de putita al hacerlo . las mujeres son unas diosas y deben ser tratadas como tales , hay que dejarlas que disfrutan de ese hermoso tajo que dios le dio y que domina a los hombres que ellas quieran " que disfraten el ser mujer " creo que mi novia se merece todos los penes que ella quiera , asi no tiene que envidiar a ninguna mujer. saludos desde argentina para los dos . marrrcosss_031@hotmail.com

 

What the hell?

Que? estas fuera de tus sentidos?

 

Estas mal

por: gatita19101


deveras eso es anormal ,un matrimonio tiene que existir respeto y ella es una zorra y tu un bruto ...

 

Vale.. entonces...

por: anonimo147

Si tú lo dices, debe ser que somos anormales. Pero como digo en el post, nuestro matrimonio gracias a esto está mejor que nunca. ¡bienvenida sea la anormalidad entonces!

En cualquier caso, ¿que es anormalidad? Porque igual son solo ideas preconcebidas que te inculcan en esta sociedad... y si cambias de sociedad igual lo anormal es lo contrario.
Es mas, si por permitirlo soy un bruto, ¿que me llamarían por no permitírselo y maltratarla por pedirme algo así, o matarla por acostarse con otro?. Y lo que es todavía más preocupante ¿sólo por ser su marido tengo derecho a privarla de un deseo que se dirige sólo a lo sexual? ¿Debería entonces no consentirlo y que lo hiciese a mis espaldas?....

 

Wow!!!

por: curioso80

creo que todos tenemos fantasias, pero creo que la tuya fue hasta el limite.
contigo se hizo realidad lo que hacemos nosotros los hombres, claro que a escondidas de nuestra mujer, seria muy dificil encontrar a una mujer que acepte que nosotros nos acostemos con una y con otra con pleno conocimiento.
piensa en en eso un poco, pero lo que yo se es que tarde o temprano las fantasias o infidelidades te llevan a un camino sin retorno...

« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
 
por: erosgdl
0
  Con mi primo
por: lung001
10
 
por: giancarloss1
0
  Quiero conocer hombres maduros...
por: nenacaliente27
1
 
por: manigoldo24
0
  Un relato entre mi prima y yo
por: elbaron1
5
 
por: gab553
0
  Quiero excitarme
por: katem94
34
 
por: webcam411
0
 
por: pepepompin0
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com