« 

***relato erotico " traslado rápido en metro."

 



Ocurrió el día en que se celebra a San Judas Tadeo, lo recuerdo porque mi tía Marina y mi prima Verónica se dirigían hacia la iglesia de este santo que se encuentra afuera del metro Hidalgo, para hacerlo utilizaron ese mismo sistema de transporte. Ese día las encontré justo en la puerta de salida de la estación zócalo, yo venía del trabajo y me dirigía hacia mi casa; al verlas inmediatamente las saludé y pregunté hacia dónde se dirigían, me comentaron a qué lugar se dirigían y mi inmediata reacción fue decidir acompañarlas, no como espontánea amabilidad sino impulsado por la presencia de mi prima, y en consecuencia a la que en ese momento, dadas las circunstancias, se me antojaba una magnifica oportunidad de cachondear con mi prima y en presencia de mi propia tía.

Aquí debo explicar que si bien mi prima es muy fea y de pechos minúsculos, en compensación posee unas bien torneadas piernas que sirven de soporte al magnifico par de razones que hace inmediatamente exclamar a todos los hombres que la miran pasar: ¡qué buen culo!, o ¡qué ricas nalgas!. Y la verdad que mi prima, aún bajo su ropa, evidencia unas rotundas y majestuosas nalgas; redondas, alzadas y bien duras, pecaminosamente desafiantes y en la plenitud de sus 18 años.

Pues bien regresé al andén junto con ellas y esperamos que llegara el tren. Mientras esto ocurría, las personas que iban llegando empezaban a aglomerar la estación, pues era una de las llamadas horas pico. Durante este momento también me percaté de que varios hombres, que estaban atrás de mi prima, miraban con insistente procacidad sus enormes y deliciosas nalgas, mismas que yo, en esos momentos, estaba deseando disfrutar enormemente.

Premeditando la llegada del tren le propuse a mi tía que, si le parecía bien, Verónica la tomara por los hombros y yo igualmente lo haría con los de mi prima, con la finalidad de que no nos separáramos durante el momento de subir al vagón, ya que en el andén se empezaban a aglomerar los pasajeros. A mi tía le pareció una buena idea, y acordamos hacerlo de esa manera que, como anexo a mis intenciones resultaba perfecta. En el momento que llegó el tren, procedimos de la manera acordada; y yo previendo la sospecha de que, al subir varias manos intentarían acariciar de manera "accidental" las nalgas ya mencionadas, procedí, al instante de abordar, a sujetarla con ambas manos por la cintura, así situé, a mi gusto, tanto a mi prima frente a mí y fuera de manos "incógnitas" como a sus deliciosas nalgas justo junto a mi verga.

Una vez arriba y ya situados junto al tubo pasa manos, le pregunte a mi tía si no estaba muy incomoda, ella me contestó que no y que no me preocupara por ella, de tal manera que procedí a sujetar a mi prima con más firmeza, sintiendo con mayor deleite la curvatura y dureza de sus nalgas así como la rápida erección que me empezaban a causar. Finalmente al terminar de subir todas las personas quedamos completamente rodeados, lo que me exigía seguir pegado a mi prima, experimentando la placida sensación de unas ricas y duras nalgas que de tan combadas las sentía como un par de almohadones que se ofrecían a ser utilizados allí mismo, al instante les acomodé mi verga, que para esos momentos ya estaba totalmente dura y parada, amenazando salírseme de la bragueta como si presintiera su inminente entrada en acción.

Al iniciar el tren su marcha, mi prima volteó y me pidió que no la fuera a soltar, y yo qué remedio; no la solté y tan sólo deje que el acompasado vaivén de la marcha marcara el ritmo con que tallaba mi verga contra sus nalgas, sintiendo cómo ese rico trasero me transportaba poco a poco al cielo. Pues en verdad que si ella quisiera bautizar con un nombre a sus nalgas, el mejor sería "las puertas del alto cielo".

Entre tanto y por su parte mi prima dialogaba con mi tía; acerca de qué harían al llegar a la iglesia de san judas tadeo. Al mismo tiempo que simulaba no darse por enterada también levantaba suavemente su trasero brindándole el más cálido recibimiento a mi verga bien parada y encendida. Al principio nos movíamos suavemente y al unísono, con premeditada discreción, en movimientos circulares que yo remataba con ligeras estocadas buscando en medio de sus nalgas el botón de su culito.

Así viajamos por unos minutos hasta llegar a la siguiente estación. En la que bajaron y subieron más personas, momento que utilicé para deslizar una mano hacia sus ricas nalgas. Al reiniciar la marcha las sujeté suavemente con toda la palma de mi mano, primero una y después la otra, alternándolas a discreción, para finalmente apretarlas con mayor fuerza. Fui hundiendo uno a uno todos mis dedos hasta el centro mismo de su culito.

La faena fue fácil por ser su vestido de una tela muy suave y por contar con su grata colaboración. Debido al desplazamiento de personas que se acercaban hacía la puerta de salida, ante la inminente llegada, tuve que suspender este tratamiento para simplemente abrírselas de par en par, acto que fue muy fácil pues al tenerlas tan grandes se separaban con gran comodidad, y acomodarle nuevamente mi erecta verga, misma que nuevamente fue recibida del mejor talante.

Al llegar a la estación, ya no me separé de sus nalgas, aunque algunas personas ya se percataban de mi faena. Nuevamente subieron más personas y yo aún antes de que comenzara el movimiento del tren le daba profundos pases como si supiera que con ello llegaría a lo más cálido de su tremendo culo. Al reiniciar el viaje mi prima volteó para decirme que en la próxima estación bajaríamos así que me avisaba que me preparará a bajar en pocos minutos.

Para mí esto fue un aviso triste pues me había ya encariñado con su culito, así que me apresuré a terminar el trabajo. La sujeté aún con más firmeza y comencé a frotarle con enérgico ímpetu mi verga entre sus nalgas; ella a su vez se inclinaba hacia la ventana, para cerciorarse qué tan cerca estabamos de la siguiente estación, aunque en realidad buscaba acomodarse para facilitarme los embates sobre su delicioso culo, que para esos momentos emanaba un ardoroso calor.

Una y otra vez en circulares y ascendentes frotamientos le manifestaba mi gruesa y dura verga, aún en los momentos en que nos acercamos hacia la salida en medio de las personas circundantes no di ni un segundo de tregua a la batalla que libraban su levantado culo y mi verga erecta.

Durante un par de segundos, antes de bajar, ella volteó hacía mí con discreción y acariciándome la verga dijo que el viaje en mi compañía le había resultado de lo más lindo. Ya abajo del tren y entre la multitud rápidamente acomodé mi verga en mi pantalón para disimular su enloquecida erección. Acto seguido, llegamos a la puerta de la iglesia sitio donde pretendí despedirme, mientras mi prima se acercaba hacia la pila para tomar agua bendita y persignarse.

Pero para mi regocijo mi tía me pidió que esperara a que terminaran el rosario que tendrían que rezar, para que las acompañara de regreso a casa. Por mi parte y ante la vista de las fabulosas nalgas de mi prima no me quedó más que aceptar gustoso, pues esa petición presagiaba inminentemente un nuevo deleite con el gran culo de mi prima que regresaba secundando la petición, con el argumento de que muy pocas veces se había sentido tan protegida al viajar por el metro de la ciudad de México.

SI TE GUSTO EL RELATO ESCRIBEME O AGREGAME AL MSN HECTOR_XXX2000@YAHOO.COM.MX


Vídeo: Provoca un mar de sensaciones con los masajes eróticos

  • Provoca un mar de sensaciones con los masajes eróticos
  • Conviértete en una experta en masajes eróticos
  • ¿Te atreves con los juegos eróticos?
 

Bien narrada

Bien narrada la historia. My prima era así conmigo. Me dejaba que la manoseara incluso en público. El problema fue que me gustó tanto que me enamoré de ella. Ahora sigo enamorado. Donde está la segunda parte?


 

Ya publicaste la otra parte?

Me encantan estos relatos, donde puedo ver la otra parte el regreso a casa


 

buen relato ...
presente a tu prima... o si te nes mas primas asi haha


 

Hola

por: chilenoenusa1

me encantan los relatos en el metro o en el bus, super ricos. te felicito. cuentanos que paso a la vuelta, le metiste mas mano, paso algo mas?

saludos


 

Ya continuare esa experiencia

por: hectorrr1

saludos


 

por: hectorrr1

porque no comentan los relatos


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  erotismo via correo/chat (chicos y chicas)
por: felinaopenmind
34
 
por: licholoquillo
0
  Si quieren tener la mejor webcam con una chica de 22
por: sara252m
141
 
por: sirius175
0
 
por: elmaniatico69
0
 
por: elmaniatico69
0
  Me masturbe sobre mi prima mientras dormia
por: penegrande20cm
5
 
por: hugof21
0
 
por: carlos240301
0
  Quien enseña a una madura?
por: psantidrian
2
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección