•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Moda 
  • Belleza 
  • Embarazo 
  • Bebés 
  • Cocina 
  • Salud 
  • Pareja 
  • Bienestar 
  • Psicología 
  • Sociedad 
  • Sexualidad 
  • Astrología 
  • Ocio y tiempo libre
 
« 

(gimnasia ritmica)buena o mala?

 

Tengo una hija "laura"de 14 años que hace gimnasia ritmica desde muy pequeña y se sacrifica mucho y a veces me siento culpable k entrena 3 horas diarias xro por ejemplo el otro dia nos fuimos aleon al campeonato de esspaña y quedo en 5 posicion y eso le gusta mucho pero luego tengo otra de 9 "nerea" que entrena lo mismo que ella quedo 10 de españa y tengo miedo de que sea malo para su salud siendo ta pequeña entrenar tanto que opinais??


Vídeo: Consejos para practicar deporte durante el embarazo

  • Consejos para practicar deporte durante el embarazo
  • DIY con niños: cómo hacer barquitos con cáscara de nuez
  • DIY con niños: aprende a hacer ratoncitos con cáscara de nuez
 

Oo

por fabor no me denuncies s me a olvidado decirselo a mi madre

 

La gimnasia rítmica de bebes

yo cuando era pequeña es decir de tres años era así
mirad pero ahora soy así he mejorado un montón

 

La gimnasia rítmica

yo soy Aroa tengo 10 años y practico la gimnasia en la canaleja si teneis información sobre la gimnasia responderme ¿ ok ? ok adios

 

Es muy difícil darte una respuesta

Por un lado siempre es gratificante ver que tus hijos practican deportes y además lo hacen bien, pero por otro lado no sé si es necesario tanto sacrificio.

Si tus hijas están contentas y felices no veo porque deberías cambiar, pero si se sienten fustradas por no ser las primeras o adoptan determinadas conductas quizás sería mejor que no se especializasen tanto.

He leido el artículo que han puesto y la verdad me genera muchísimas dudas, supongo que la autora lo ve desde su punto de vista, pero yo no considero conductas normales dejar de comer por bajar peso ante una competición, ni comer solo yogures porque el día anterior comí un poco de chocolate.

Quizás no sea malo el deporte en sí, sino el grado de exigencia que hay alrededor y ante eso es quizás lo que deberías tener más cuidado.

Saludos,

Nuria y Marc

 

Pienso que..

por: ylenias6

..es mentira lo de dejar de comer por bajar peso ante una competición... por que yo estoy en gimnasia rítmica, no estoy gorda ¿vale? pero tampoco estoy tan flaca, peso normal.. pero bueno no me lo creo yo eso.

 

Lei esto chica, espero te ayude

HISTORIA DE SUSANA MENDIZÁBAL... lo bueno y lo malo de la gimnasia ritmica....


No tenía más que diez años cuando decidió engancharse para siempre a la gimnasia artística. Ahora, con treinta y nueve, no hay más que escucharla para descubrir que toda su vida gira en torno a un deporte que curiosamente no fue el primero en ocupar su tiempo. Empezó practicando natación y saltos de trampolín en Las Palmas de Gran Canaria, donde vivió dos años con su familia. Fue a partir de entonces cuando decidió salir del agua para convertirse en una de las primeras figuras importantes de la gimnasia en España.

Fue campeona de Canarias en 1972 en el club Metropole y ese mismo año acudió a los campeonatos de España, en Barcelona, donde terminó decimoséptima. Al trasladarse a Madrid, la selección nacional llegó a su vida y comenzó a participar en torneos internacionales de prestigio.

Alcanzó uno de sus mejores momentos cuando consiguió una plaza para los Juegos Olímpicos de Montreal, en 1976, aunque una lesión le impidió acudir a dicha cita. Nunca se vino abajo. Conoció los métodos del éxito de la Europa del Este gracias al entrenadora búlgara Ivanka Tchakarova, y practicó también la gimnasia rítmica cuando una lesión de cervicales le apartó de la artística.

Dejada a un lado la gran pasión de su vida, Susana Mendizábal continuó por otro lado ligada a su deporte favorito siendo juez internacional, profesora, entrenadora., todo con la única intención de no abandonar nunca la gimnasia.


Ahora, por tercera vez en su vida se ha lanzado a escribir un libro más, esta vez el tercero y de nuevo sobre gimnasia. En su casa a las afueras de Madrid, una hora de conversación ha servido para descubrir que la gimnasia ocupa una parte destacada en la vida de Susana Mendizábal. En esta entrevista para GYMNOS habla del citado libro y del panorama de la gimnasia, así como del presente, del pasado y del futuro; de los problemas que acompañan a la gimnasia y de su vida en general. Siempre ligada al deporte.




¿Qué pretende contar en este libro?
Este libro es la guinda a un deseo anhelado durante mucho tiempo. Es una tesis doctoral que empecé hace mucho, a la que he dedicado mucho tiempo, esfuerzo, entusiasmo y ganas. Es una tesis difícil porque analizo la gimnasia rítmica con todas sus consecuencias. Lo bueno y lo malo. Para demostrar lo bueno y tirar por tierra tópicos negativos de este deporte en lo últimos años. Esta tesis la leí y defendí en diciembre de 2000, y hecha la investigación, el paso siguiente era divulgarla, y qué mejor que un libro, gracias al Comité Olímpico español, con su aportación económica, y a la editorial GYMNOS, q ha vuelto a confiar. Al final ha salido este libro, contado de forma amena y fácil, que es un repaso de la gimnasia. Primero ofrece fundamentos de la gimnasia, su historia, bases y exigencias, y luego plantea la carrera deportiva de una gimnasta, desde que se inicia hasta lo que entrena, edades medias, cuando llega la selección nacional, alimentación, pasando por sus consecuencias a nivel de salud y aspecto afectivo, etc. He estudiado a las únicas gimnastas posibles, es decir, a lo mejor de lo mejor, a las q han pertenecido al equipo nacional español desde el 1974 hasta el 1992. Lo he dividido en dos generaciones y he comparado su evolución y su relación con entrenadoras, federativos, médicos, familiares y compañeras


Va dirigido al mundo de la gimnasia, para ver lo bueno y lo malo; va dirigido a la investigación en el deporte ya que, no sólo trata la rítmica, sino que se ha comparado con estudios de rítmica, artística y otros deportes. Para datos y estudios es un libro abierto a futuras investigaciones. Cuando defendí la tesis, el presidente del tribunal, ajeno a la gimnasia, me dijo que le había enganchado la introducción y que desde entonces sabía un poco más de gimnasia. Eso es una satisfacción.


¿Porqué a la gimnasia siempre le ha perseguido lo negativo, es decir, siempre se ha hablado más de lo perjudicial?
Pues porque, según mis vivencias, creo que vende más lo malo, lo polémico, las declaraciones polémicas de una gimnasta. Se coge lo malo y la prensa saca lo negativo. Es más vendible relacionar la gimnasia con la anorexia porque reflejar que las que hemos estado en un alto nivel volveríamos a repetir esa experiencia no interesa. Cualquier otro deporte de alto rendimiento tiene sus problemas, como todo en la vida, pero la gimnasia vende mucho porque al tratarse de niñas pequeñas parece que hay una especialización precoz. La mayoría hace esto voluntariamente sabiendo la dureza y el sacrificio que supone, pero también siendo conscientes de lo positivo que tiene la gimnasia.


Está claro que es un deporte poco seguido por la prensa. ¿Cómo se lleva esto, sabiendo que, además, se busca más lo noticioso?
Sí, parece que todo el mundo se queda con lo malo, por eso decidí investigar, porque había cosas que no me gustaban. Se hablaba mal, pero ¿eso es verdad o mentira?. Para dar contestación nos embarcamos en una investigación seria, rigurosa y sistemática, pero hubo un momento en que pensé que esto estaba llegando a mayores cuando en un informativo vi que hablaban de la anorexia y que se mostraban imágenes de gimnastas excesivamente delgadas que podían cambiar la opinión del espectador. Pensé que todo eso podía hacer cundir la alarma en el aficionado al ver a esas deportistas tan delgadas. Incluso leí en periódicos cartas de lectores que hablaban de "rostros de muñecas de trapo", y cosas por el estilo. Eso me parece demasiado. Está claro que hay casos puntuales pero no se debe generalizar.


De todos modos, recientes investigaciones han demostrado que la gimnasia es más beneficiosa que perjudicial.
Ha habido investigaciones, no sobre rítmica, porque son mínimas, pero sí en artística. Hay estudios sobre la densidad ósea que nosotros no hemos abordado en el libro, pero se ve que en muchas gimnastas esa densidad es superior a la de la población normal. También hay estudios que dicen lo contrario pero, al ser la gimnasia un deporte muy joven, todavía faltan años para llegar a la conclusión de si es buena o mala. No descarto en unos años adentrarme en una investigación sobre la densidad ósea, comparando a las generaciones actuales.


Lo que sí está claro es que, por el bien de la gimnasia, es necesario acabar de una vez con este tipo de informaciones sobre las lesiones.
Eso es lo único a lo que aspiro, es mi único objetivo, tirar por tierra todos esos tópicos. En abril de 2001, en el Instituto Nacional de Educación Física (INEF), cuando presenté al tesis, la prensa especializada dijo que se habían tirado de una vez los tópicos que más daño hacían a la gimnasia. Es casi una obsesión para mí acabar con todo eso.


Pero, curiosamente, una grave lesión la retiró a usted de la gimnasia
Sí, paradójicamente una lesión de cervicales me retiró de la gimnasia artística, al volver de los Juegos Preolímpicos de Montreal, donde conseguimos una plaza que luego yo no pude ocupar. Estuve seis meses inmovilizada, con collarín, pero cuando me recuperé comencé en la gimnasia rítmica. Mira, no hay mal que por bien no venga, me retiré de una pero empecé en otra.


¿Esa lesión le llevó a pensar que nunca podría regresar a competir?
En absoluto, tenía 13 años y tuve oportunidad de cambiar gracias a la seleccionadora búlgara Ivanka Tchakarova, que me conocía y me animó a empezar en la rítmica. Quizá en la artística sí hubiese tenido problemas porque la lesión sí me dejó secuelas, pero fue feliz con el cambio.

LA GIMNASIA ACTUAL


Si pudiera, ¿qué cambiaría de la gimnasia actual?
Ahora se ha llevado a cabo una profunda renovación, la mayor desde el año 62 en que se publicó el primer código de puntuación, que es muy positiva porque se ha quitado ese aspecto subjetivo que tiene la gimnasia como deporte estético. Ya no vale eso de "puntúo más porque me gusta", o "menos porque no me gusta". Sí me preocupa que la exigencia que se ha introducido en la rítmica va a machacar más a la gimnasta. Eso sí me alerta.


¿Porqué siempre se ha hablado más de lo extradeportivo (dureza, sacrificio) que de lo puramente deportivo?
Se habla de eso porque es una realidad, eso es innegable, pero en cualquier deporte pasa, no es una excepción aquí. Todo deportista de elite debe dedicar muchas horas, renunciar a cosas, sufrir. El que quiera llegar a ser algo necesita mucha dedicación, mucho esfuerzo, mucha fuerza de voluntad y sacrificio, si no, mira el ciclismo. De todos modos se habla de eso porque la gimnasia es un deporte de niñas pequeñas que se inician pronto, donde están muy cerca, y muy involucrados, los padres, y eso es una realidad. A pesar de todo esto, creo que es importante valorar los aspectos positivos de la gimnasia, que los hay. Se habla de todo eso porque están hay, y no es nada malo sino necesario. Además, las gimnastas que hemos estado ahí, que lo conocemos, intentamos beneficiar en lo que podemos a este deporte.


Hablábamos de los padres, ¿cuál es su papel en el mundo de la gimnasia? ¿Es muy determinante?
Es fundamental, porque las gimnastas se inician en edad escolar y ya ahí los padres comienzan a decidir si sus hijas van a rítmica o a otra cosa. Los padres se deben implicar mucho, sobre todo cuando la niña va teniendo cualidades y se va enganchando, porque detrás de eso están los traslados, llevar, traer, el apoyo, los entrenamientos, la compra de material Lo peor llega cuando aparecen padres obsesionados con que sus hijas tienen que ser unas campeonas de este deporte. Esos hacen mucho daño a sus hijas, a la gimnasia, y a la competición en general. Aunque son una minoría, el resto respeta bastante. De todos modos hay un número muy reducido de gimnastas de elite que han sido obligadas por sus padres. Eso da pena porque las consecuencias en ellas son negativas, pero son las menos. Al tener que dedicar tantas horas y tanto esfuerzo personal, eso es una cosa que no se puede obligar. La que lo hace es porque de verdad le gusta. De hecho, hay más padres que quieren retirar a sus hijas de ese esfuerzo tan grande que los que obligan. Además, hoy en día el poder de decisión de la gimnasta es innegable. ¿Qué niño no decide ya con 15 o 16 años?.


¿Qué esconde la gimnasia por dentro que engancha tanto a las niñas, qué es eso que no se ve?
¡Vaya pregunta más difícil! (risas). Creo que es vocacional. Trabajas con tu cuerpo, lo conoces muy bien, lo manipulas, te expresas. Vives la música, comunicas a través de movimientos, das a conocerte a ti misma, tu temperamento. Son muchas cosas.


Actualmente, ¿a qué nivel se encuentra la gimnasia española?
¡Uff!. Si nos remitimos a los últimos resultados, creo que la gimnasia nacional tiene un problema de salud. Los Juegos Olímpicos de Sydney fueron un fracaso enorme, pero creo que eso son épocas y fases. España ha estado muchos años en la elite y en algún momento llegan las vacas flacas, mira Bulgaria, que cayó hasta lo más hondo después de ser una potencia mundial y ahora está renaciendo y va camino de estar otra vez en los primeros puestos. España los ha perdido y ahora tiene que remontar. El estado actual lo sabremos dentro de quince días en el mundial que se va a disputar en Madrid, aunque es un mundial decisivo ya que asumirlo y organizarlo es un riesgo grande para España, máxime cuando no está en su mejor momento. Es muy difícil decir como está ahora pero vamos a verlo en breve en un mundial complicadísimo para todos, ya que el nuevo código hace muy dura la gimnasia actual. Hoy por hoy no nos podemos arriesgar a dar un pronóstico sobre nuestra selección.


¿Sigue habiendo tanta diferencia como había antes con la gimnasia de los países de Europa del Este?
No, de hecho hasta hace tres años España ha estado subiendo al podio con los mejores. El panorama varía porque todo depende de las generaciones. Ahora España tiene una generación nueva en conjunto, pero si te coge una generación que se retira te quedas en cuadro. La madurez de las gimnastas tarda en llegar y eso se nota en la pista. Sí es verdad que la antigua Unión Soviética, Bulgaria o Rumania siempre estarán ahí como ejemplo, y ahora Grecia está empujando fuerte, todo varía pero la primacía a nivel mundial es de Europa del Este.


¿Porqué había tanta diferencia entre esos países del Este y el resto?
Pues primero porque allí es donde surgió la gimnasia y por eso llevaban años de adelanto sobre el resto. Segundo porque la disciplina que seguían, buena o mala, conseguía unos niveles de rendimiento superior al de los países occidentales que no estabamos dispuestos a someternos a esa disciplina tan severa. Los países que asumieron sus métodos lograron ponerse a su mismo nivel, y España fue uno de ellos porque una búlgara, Ivanka Tchakarova, trajo los métodos y la disciplina desde allí y se fue adaptando. Ahora hay países como Italia, Grecia, España o Alemania que están a un nivel alto.


Cuando llega el momento de la retirada y se hace balance, ¿merece la pena y compensa haber sido gimnasta?
Personalmente sí. La primera generación de gimnastas, que aún nos seguimos reuniendo una vez al año, volveríamos a repetir nuestra carrera deportiva. Yo les pregunté una vez y sólo una dudó. Como en todo, quien no ha visto recompensado su esfuerzo no volvería a pasar por lo mismo, pero en general, la gran mayoría repetiríamos ya que son cosas muy bonitas las que se viven.


¿Qué hay de cierto en todo ese sub-mundo que es la anorexia en la gimnasia?
Ha habido polémica porque hace años la prensa dijo que una gimnasta tenía anorexia y ella defendía que eso no era cierto. Se pueden opinar mil cosas pero yo, con la investigación en la mano, puedo decir que solo ha habido dos casos de anorexia nerviosa (que nada tiene que ver con la anorexia mental), es decir, por estrés de entrenamientos o por irregularidades en la alimentación. Hay un mínimo porcentaje. Pero a mí lo que me preocupa no son las gimnastas de elite, sino un nivel inferior, es decir, esas que están en sus clubes y en algún momento dado la entrenadora puede ser demasiado exigente con la comida. Eso es más preocupante, pero yo no conozco ningún caso real.

Sí hay problemas e irregularidades en la alimentación, pero eso no es anorexia. Hay obsesión con el peso porque se exige una figura estilizada. A veces se pide una extremada delgadez a la que no hay necesidad de llegar, pero eso también puede pasar en determinados deportes. Hablo de irregularidades tales como la de que te prohiban el chocolate, un día te apetezca comerlo y al día siguiente, para compensar, te alimentes únicamente de yogures. Eso pasa, pero está lejos de la anorexia. Actualmente nadie de la elite tiene anorexia en la gimnasia. También se hacen locuras, como el día que toca pesarse y apenas comes nada, pero eso son sólo irregularidades. Además, hemos investigado que en las primeras generaciones la alimentación no fue la adecuada y luego se ha ido mejorando, pero eso existirá siempre porque se exige estar delgada, aunque no de manera extrema.


Otro tema de actualidad es el doping, algo que nunca ha estado muy relacionado con la gimnasia
Ahora está muy controlado en el deporte de elite y también en las gimnastas. No tengo datos pero creo que no hay doping en la gimnasia. A nivel internacional, en gimnasia artística sí ha habido informaciones acerca de un retraso del crecimiento en Alemania del Este, pero en España me cuesta creer que haya doping. Los controles actuales son muy exhaustivos y ya nadie se arriesga, sobre todo porque al ser un deporte de precisión, y no de resistencia, no tiene mucho sentido.


UNA VIDA LIGADA A LA GIMNASIA


En el apartado personal, está usted ligada a este mundo de manera casi exagerada. Es juez internacional, da clases en la facultad, escribe libros, hasta hace poco dirigió una escuela de gimnasia Imagino que es una forma de no perder relación con su gran pasión y además enseñar a los demás, ¿no?
(Risas). Sí, me ligan tantos lazos a la gimnasia que si corto uno tengo otro. Es mi vida y lo que me gusta. Ahora doy clases en la facultad de Ciencias del Deporte de Toledo porque me gusta difundir lo bueno de la gimnasia. Además creo que les estoy convenciendo porque encima tengo más chicos que chicas como alumnos. Intento transmitir todo lo que he vivido y lo que he investigado acerca de la gimnasia. Además pertenezco a la Comisión de atletas del Comité Olímpico español donde ayudamos a deportistas ya retirados. Soy juez internacional y hace un par de años dejé de dar clases a niñas a nivel de iniciación. También me ha servido mucho ser comentarista técnico en televisión o presentar los deportes en Telecinco, a mediodía. Allí me di cuenta del peso que tiene el fútbol (risas).


¿Qué valores o conceptos ha intentado inculcar siempre las niñas más pequeñas y a las que empiezan en la gimnasia?
Sobre todo que lo que hagan lo hagan con todas sus consecuencias, que disfruten de la gimnasia que es muy aprovechable a nivel escolar, por ejemplo. Me gusta esa fuerza de voluntad que hay que sacar a la hora de hacer deporte y eso es aplicable para la vida. Además, hoy en día la vida está muy difícil y el deporte es una gran válvula de escape, una buena oportunidad para engancharse a lo sano. El deporte te aparta de otros vicios negativos, por eso cuanto más enganches a la juventud mejor.


¿Cómo es la retirada del deporte de un deportista de elite? ¿Es traumática, se lleva bien?
Ahora se está estudiando lo que se llama el "síndrome de la retirada". Es un trauma para muchos, ya que debes empezar de cero. Has dedicado tu vida a ese deporte, has desconectado del resto y cuesta reengancharse a la vida, y más aquellos que dejaron de estudiar y de repente se ven sin nada. Por eso en la Comision del atleta del COE hemos conocido casos sangrantes. ¿Porqué? Porque hay algunos que cuando se retiran piensan que ya no venden, que ya no son válidos, y algunos no pueden asumir el olvido. Además si no tiene con qué ganarse la vida, se va a pique.


¿El dinero lo cura todo?
Eso es la galaxia, otro mundo. Los deportistas son miles y eso que ahora se gana dinero, porque en mi época nos costaba dinero. En la gimnasia hay becas ADO, patrocinadores, pero eso dura poco tiempo y el gimnasta debe preocuparse en formarse y en buscarse su futuro. Creo que no debería permitirse que los gimnastas dejaran que estudiar. Habría que facilitarles todo porque el futuro es muy duro y máxime cuando se empieza

 

Pues...


Hola,
Yo creo que si llevan tantos años practicando te haces la pregunta un poco tarde, pero bueno.

Sólo puedo decirte que mi fisioterapeuta piensa que la gimnasia rítimica debería estar prohibida. ¿Has hablado con médicos y especialistas de este asunto? Si lo que te preocupa es su salud, es a ellos a quien deberías preguntar.

Y si te preocupa que tus hijas se agobien con tantas horas de entrenamiento, pregúntaselo a ellas. A veces hacen las cosas sólo por no defraudarnos o porque creen que eso es lo que esperamos de ellas. A veces les pedimos que hagan lo que hubiésemos querido hacer nosotros y no pudimos, y no es justo.

Mi hijo empezó el curso haciendo, como extraescolares, kárate y psicomotricidad. Yo vi que era mucho y se agobiaba un poco, a pesar de que en las dos actividades tuvo período de prueba y sólo lo apuntamos tras confirmarnos que le gustaba y quería asistir.

Un día me senté a hablar con él y le propuse elegir una de las actividades y dejar la otra. Sin dudarlo, eligió kárate. le brillaban los ojos, me dijo que no sabía que podía dejar una de las dos y que en psicomotricidad se portaba mal porque se aburría mucho.
Entonces estaba a punto de cumplir los 4 años.

Tus hijas son mayores, saben perfectamente lo que quieren, dales la oportunidad de elegir.

Un beso y felicítalas de nuestra parte por la clasificación,
amqs

« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  Remedios caseros para la tos en peques de tres años
por: alejaz2
4
  Pregunta sobre humidificadores
por: okiek
19
  Mi bebe de 3 año le aterra hacer popo
por: sara987
35
  Homeopatía para niños, resultados?
por: Canima
21
  Dermatitis atopica
por: dososa10
11
 
por: inma607
0
  Bruxismo infantil (chirriar de dientes)
por: irenabril
1
  Escoliosis con 7 añitos....
por: lunalunera152
26
  Megacolon aganglionico / enfermedad de hirschsprung
por: 1supernova
15
 
por: panmeli21
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección




Copyright © 1999-2014 enfemenino.com