« 

Estoy preocupada, lenguaje niña dos años y medio

 

hola a todas, hace muchisimo tiempo que no esbribia, lo hago ahora porque necesito vuestra ayuda ya que estoy bastante angustiada.

Necesito saber el grado de desarrollo del lenguaje en un niño de dos años y medio. ¿cual es vuestra experiencia? ¿vuestros niños pueden conversar con vosotros? es decir, si le preguntais.. ¿que has hecho en el parque esta mañana? ¿contestan? si le preguntais ¿que has comido ? o cosas similares ¿saben expresarse?.

La mia tiene alguna dificultad en este aspecto, a veces te lo dice, pero otras se queda mirando, sonrie como si no me entendiera y repite la pregunta que yo le he hecho. Esto se llama ecolalia. la verdad es que hace muchas, repite muchas veces lo que le digo. Otras veces me contesta justo lo que yo quiero oir porque ya sabe la respuesta de otras veces pero creo que en realidad no entiende lo que le he preguntado, sin embrago, tiene mucha memoria y sabe que tiene que decir eso. De todas formas no siempre ocurre eso, otras veces contesta bien.

yo hasta ahora creia que era normal para la edad, no le habia dado importancia, mas bien creia que mi hija era inteligente, tiene una memoria increible y, no os exagero, debe conocer 300 palabras, tiene mucho vocabulario, se sabe todo el abecedeario, los colores los numeros...etc. responde a las ordenes que se le dan, osea entiende, pide las cosas por su nombre, tambien hace frases propias...

Pero resulta que esta semana me llamaron de la guarderia para concertar una cita con la psicologa del centro. me dijo que mi hija tiene mucho vocabulario aprendido pero que no lo usa para comunicarse, es decir la parte de la expresion, de la conversacion no la tiene bien.. repite siempre lo que ellos le preguntan, tambien dicen que observa mucho a los niños pero que no se involucra mucho en los juegos.

estoy angustiada y quisiera saber que es lo normal en esta edad, ¿ tan normal es que les preguntes que hiciste ayer en casa de los abuelos y te lo cuenten con pelos y señales?

gracias por vuestra ayuda


Vídeo: Masajes para ti y tu bebé, un momento de relax para los dos

  • Masajes para ti y tu bebé, un momento de relax para los dos
  • Candela y Los Supremos, un grupo muy especial
  • DIY con niños: cómo hacer muñequitos de palo
 

A mí me pasa algo parecido

Mi hija tiene 26 meses y se parece mucho a la tuya en todo lo que dices. En la guarde no me han dicho nada, pero yo también veo que juega poco con sus compañeros, a veces les mira y le interesa lo que hacen, pero no participa ni les habla, la mayoría de veces juega a su aire. También tiene bastante vocabulario, conocerá unas 150 o 200 palabras, aunque pronuncia muy mal y se le entiende poco. Hace frases de 2 palabras y alguna que otra de 3. A veces me contesta bien, a veces ni me escucha y sólo repite lo que le digo, a veces contesta lo contrario y se ríe un montón. Me puedes contar que pasó con la tuya?


 

Me pasa algo parecido

... A lo que comentabas de la comunicacion de tu hija de dos años y medio, con un enano de la misma edad justo. En el cole me han dicho lo mismo pero la pediatra dice que me olvide. Me puedes decir como evolucion lo de tu hija? Te lo agradecería mucho


 

El lenguaje en los niños

El lenguaje es ese conjunto de signos que permite a los hombres expresarse y la comunicación es la base de la sociedad. Es por ello, que es tan importante el desarrollo del lenguaje en los niños ya que será la manera de relacionarse con el mundo que lo rodea.


El desarrollo del lenguaje no tiene que ver solamente con emitir sonidos y palabras, el lenguaje es más que hablar, tiene que ver con la capacidad que tiene el niño de expresarse, de comunicarse con el cuerpo, con los gestos, y luego con la palabra. El desarrollo del lenguaje es un proceso. Al principio el niño empieza a jugar con sonidos, sílabas y tiende a repetirlas, le da placer escucharlas y el adulto pone en palabras aquello que el bebé hace y así empieza a darse el vínculo en la comunicación. El niño va a aprendiendo a relacionarse y a hacerse entender a partir de ese vínculo. El cuerpo habla, el tema es cómo el adulto le pone palabras y decodifica esas expresiones.
Si la mamá y el bebé están bien conectados se produce de manera natural, hay una empatía, una relación cuerpo a cuerpo que hace que esta mamá se de cuenta de lo que ese bebé necesita y actúe en consecuencia, cómo acompaña las acciones es lo que le va dando palabras y ordenando el mundo de ese bebé. El bebé no es pasivo porque todavía no habla, entiende todo, quizás no las palabras exactas pero si la idea general, la manera, el tono, el gesto. El lenguaje no es una palabra vacía, es una palabra llena de sentido, expresa la Lic. Libenson.
Al principio el lenguaje es acción, el niño muestra lo que quiere y la mamá cuando el niño señala y dice palabras frase como ahí agua valida lo que el chico dijo al mostrarle que lo entiende. En ese diálogo entre esa mamá y ese bebé se va construyendo la comunicación. Según como sean esos primeros entendimientos será la manera en que el chico después va a animarse a expresarse. En ese camino, a veces, corregirlo en demasía puede llevar a inhibirlo.





Cuando el niño no habla

Las razones médicas por las cuales un chico no habla pueden deberse desde la hipoestimulación, conflictos de la esfera afectiva, razones neurológicas que no se trata de una afectación orgánica sino funcional y lo auditivo. Hay causas sensoriales, neurológicas, psicológicas, afectivas, sociales y socioculturales.
Las razones por las cuales un chico habla mal, pueden estar relacionadas con causas orgánicas estructurales, por ejemplo un chico con una fisura en el labio o en el paladar, puede ser por razones también neurológicas funcionales, un chico con problemas en el procesamiento de la atención o de la memoria va a construir las palabras, las cadenas de fonemas que forman las palabras de manera alterada y no se les entiende. Un niño que a lo mejor tiene más de 2 o 3 años, que es la edad hasta la cual admitimos que la pronunciación no sea muy precisa pero que se sigue sin entender, lo entiende sólo la mamá, es un niño por el cual es necesario consultar, sostiene la Licenciada Liliana Haller, Jefa de la Unidad de Terapia del Lenguaje del Hospital Roca.
Cuando un chico habla mal o no habla, lo ideal es realizar una consulta al pediatra quien realizará la derivación que considera pertinente, si se sospecha algo del orden de la hipoacusia, lo derivará al otorrinolaringólogo para realizar una serie de estudios auditivos y luego se evaluará la posibilidad de derivarlo a la fonoaudióloga. Si ya el pediatra conociendo los antecedentes del niño desestima el compromiso auditivo probablemente pida directamente una evaluación del lenguaje a la fonoaudióloga. En la evaluación del lenguaje se observará si utiliza el lenguaje oral tanto para expresarse como para comprenderlo y si los niveles del lenguaje coinciden con lo esperable para la edad cronológica de este niño.
Una evaluación del lenguaje puede llevar más de una sesión porque habitualmente los niños no quieren hablar con gente no conocida, se inhiben. Generalmente se realiza a través del juego y después con tests que evalúan la comprensión y la expresión del lenguaje. Cuando el papá sospecha que el niño no escucha porque no reacciona ante el golpe de una puerta o pide que le suban el volumen muy alto de la televisión es importante que concurra al pediatra o al otorrino para realizarse los estudios auditivos. Los fonoaudiólogos somos profesionales de la salud que realizamos las evaluaciones y los tratamientos por solicitud del médico, señala la Lic. Haller, Doctora en Fonoaudiología.

Ni yo, ni tú: él

Que los chicos hablen en tercera persona es normal, la apropiación del yo llega más tarde porque eso tiene que ver con una integración de la personalidad del chico, con una conciencia de sí mismo, que no se logra de manera automática. Nombrarse con el nombre propio es normal. A los 4 o 5 años un chico ya tiene que empezar a nombrarse por sí mismo pero las primeras palabras, generalmente, aparecen alrededor de los 6 meses. Las primeras palabras se esbozan en el transcurso del primer año y hay una progresión en el aprendizaje pero no necesariamente hay una edad para hablar de determinada manera, cada chico aprende a su ritmo, dice la Lic. Libenson.
El medio que lo rodea es de por sí estimulante para el niño y acrecienta el vocabulario ya que el chico por curiosidad natural todo lo que mira lo va a tocar y va a preguntar, de alguna forma, sobre eso. Lo importante es estar atentos a esa curiosidad que el niño naturalmente tiene. Hay recursos como libros, canciones, cuentos, ir al cine, al teatro, todo lo que sea disfrutable ayuda. Poder hablar de lo que hicieron durante el día también incentiva a hablar, en realidad estimula la comunicación, es por ello, que la intervención y participación de los padres en este proceso de aprendizaje tiene mucha importancia.

Lenguaje y escolaridad

La derivación del maestro tiene que ser en cuanto detecta que algo del lenguaje no sólo expresivo sino comprensivo del chico no funciona. Si el niño no sólo tiene problemas de expresión sino algún problema en la comprensión de consignas que puede estar dada por la falta de atención normal pero tal vez existe alguna otra cosa. Ya a partir de la salita de 3 se lo puede derivar porque hay evaluaciones para niños de esta edad. Las evaluaciones se hacer mediante le juego porque la vida de un niño es jugar y a través del juego van a desplegar todas sus posibilidades cognitivas, lingüísticas, sociales, afectivas, indica la Lic. Haller.
Tampoco debe perderse de vista que, dependiendo la edad del niño, muchas veces hay chicos que oyen bien pero no responden a los papás porque no les prestan atención y esto no siempre es voluntario, a veces los niños tienen dificultades en el procesamiento atencional y no existen aparatos que midan esto a nivel clínico, explica la Dra. en Fonoaudiología.
Cuando un chico no habla lo principal es preguntarse si no hay alguna anomalía orgánica que lo lleve a eso, porque puede no ser únicamente un tema del vínculo entre la mamá y el bebé.
A un fonoaudiólogo se lo consulta lo más tempranamente posible según el criterio del médico. Afortunadamente, en los últimos años los médicos nos derivan más tempranamente pero los fonoaudiólogos podemos intervenir desde que son bebés. Si se sospecha por antecedentes por ejemplo neonatales que puede haber una hipoacusia o un problema neurológico o alguna patología más severa, la intervención temprana es necesaria porque pasan muchas cosas antes de que emerja el lenguaje. Los estudios auditivos no son cruentos. Cuanto más pequeño más global es la respuesta del niño pero la intervención fonoaudiológica para detección de audición tiene que ser lo antes posible y para detección de posibles trastornos del lenguaje yo diría que a partir de los dos años. A menos que exista un antecedente que justifique hacer las pruebas antes, indica la Lic. Haller.

Expresión y lenguaje: una manera de vivir

Para que un niño pueda hablar por sí mismo, tuvieron que poder hablar con él, darle recursos. Hay que entender que el lenguaje no es sólo pronunciar mal o hablar poquito sino también todo lo que puede comprender y si esto no está adaptado a su edad cronológica esto va a impactar en los aprendizajes formales de la escuela porque a medida que vaya avanzando en los grados el lenguaje tiene más responsabilidad en el aprendizaje y si hay problemas de lenguaje va a evidenciar dificultades de rendimiento. El lenguaje muchas veces es la punta del iceberg, es lo que más se ve pero generalmente hay otros factores asociados. Cuando se trata de un trastorno del lenguaje importante se mejora pero no se cura, señala la Lic. Haller.
El objetivo del lenguaje tiene que ver con que somos seres sociales, con nuestra necesidad de comunicarnos. El lenguaje nos permite relacionarnos, comunicarnos como seres sociales, es el nexo con el otro. Hablar con los niños les permite desarrollar su pensamiento y hablarles en primera persona los ayuda a apropiarse del mundo que los rodea. La palabra otorga sentido a los objetos y a los hechos y es por ello que enseñarle a un chico a apropiarse del lenguaje lo capacita para descubrir el mundo y relacionarse con los demás, expresa Libenson.
Así, con palabras, el niño comienza a pasar del lenguaje de la acción al lenguaje de las palabras. Y entonces los niños podrán expresar lo que sienten, piensan y viven en el día a día. Ayudarlos a expresarse es una manera de enseñarles a vivir.



 

Especialmente para ti

LEE TODO EL ARTICULO ESTA BUENO

Su hijo ya tiene 2 años y aún no habla. Dice unas pocas palabras, pero usted considera que está retrasado respecto de sus pares. Recuerda que su niña armaba oraciones completas a la misma edad. Con la esperanza de que llegue al mismo nivel más adelante, usted pospone la consulta con un profesional. Y se repite a sí mismo que algunos niños caminan a edad temprana y otros hablan antes. No hay de qué preocuparse.

Esta situación es común entre los padres de niños que tardan en hablar. A menos que observen otras áreas de "lentitud" en el desarrollo temprano de sus hijos, los padres dudan en pedir consejo. Algunos padres buscan excusas por la falta de habla y se tranquilizan a sí mismos diciendo que "ya va a empezar a hablar" o "simplemente le interesan más las actividades físicas".

Saber qué cosas son "normales" y cuáles no en el desarrollo del habla y el lenguaje puede ayudarlo a entender si debe preocuparse o si su hijo presenta un desarrollo adecuado.

Comprensión del desarrollo normal del habla y el lenguaje
Es importante que converse sobre el desarrollo del habla y el lenguaje, así como sobre otras pautas de desarrollo, con el médico de su hijo en las consultas de rutina. Aunque es posible que sea difícil determinar si su hijo simplemente es inmaduro en su capacidad de comunicación o si tiene un problema que requiere atención profesional, las siguientes pautas de desarrollo le servirán como indicadores:

Antes de los 12 meses
Es importante observar a los niños de esta edad para detectar si están utilizando su voz para relacionarse con el entorno. Los balbuceos y los sonidos como "ajó" son etapas tempranas en el desarrollo del habla. A medida que los bebés crecen (en general, alrededor de los 9 meses), comienzan a hilar sonidos, a incorporar diferentes tonos y a decir palabras como "mamá" y "papá" (sin comprender realmente lo que significan esas palabras). Antes de los 12 meses, los niños también deben prestar atención a los sonidos. Es probable que los bebés que miran atentamente pero no reaccionan a los sonidos presenten algún tipo de pérdida de la audición.

Entre los 12 y los 15 meses
Los niños de esta edad deben ser capaces de balbucear una amplia gama de sonidos y, al menos, una o más palabras (sin contar "mamá" y "papá"). En general, las primeras palabras que aprenden son sustantivos sencillos, como "bebé". Su hijo también debe ser capaz de comprender y seguir instrucciones sencillas (por ejemplo, "Por favor, alcánzame el juguete").

Entre los 18 y los 24 meses
A los 18 meses, los niños deberían contar con un vocabulario de, aproximadamente, 20 palabras, y de 50 o más palabras parciales al llegar a los 2 años. A esta edad, los niños deberían estar aprendiendo a combinar dos palabras, como "bebé llora" o "papá grande". A los 2 años, los niños también deben ser capaces de seguir órdenes que incluyan dos pasos (como "Por favor, levanta el juguete y tráeme la taza").

Entre los 2 y 3 años
Los padres suelen ser testigos de una "explosión" en el habla de sus hijos. El vocabulario de su hijo debe aumentar (a un ritmo en el que no se pueden contar las palabras) y debe combinar, en forma rutinaria, tres o más palabras para formar oraciones. También debe incrementarse la comprensión de su hijo; a los 3 años, debe comenzar a comprender el significado de "colócalo en la mesa" o "colócalo debajo de la cama". También debe comenzar a identificar los colores y comprender conceptos descriptivos (por ejemplo, grande en contraposición a pequeño).

¿Cuál es la diferencia entre habla y lenguaje?
A menudo, los conceptos de habla y lenguaje se confunden, pero existen diferencias entre ambos:

El habla es la expresión verbal del lenguaje e incluye la articulación, que es la manera en la que se forman las palabras.
El lenguaje es mucho más amplio y se refiere a todo el sistema de expresión y recepción de la información, de una manera que tiene sentido. Consiste en comprender y ser comprendidos por medio de la comunicación verbal, no verbal y escrita.
Si bien los problemas en el habla y el lenguaje son diferentes, con frecuencia se superponen. Tal vez, un niño con un problema de lenguaje pueda pronunciar las palabras correctamente, pero no sea capaz de unir más de dos palabras. Por el contrario, tal vez sea difícil comprender el habla de otro niño, pero es posible que éste utilice palabras y frases para expresar sus ideas. Probablemente, otro niño hable correctamente, pero tenga dificultades para seguir instrucciones.

¿Cuáles son algunas de las señales que alertan sobre la posibilidad de un problema?
Si está preocupado por el desarrollo del habla y el lenguaje de su hijo, a continuación encontrará algunas señales a las que debe estar atento.

El hecho de que un lactante no responda a los sonidos y no vocalice es motivo de inquietud. Entre los 12 y los 24 meses, debe preocuparse si su hijo presenta las siguientes características:

no utiliza gestos, como señalar o saludar con la mano a los 12 meses;
prefiere comunicarse a través de gestos en lugar de vocalizar a los 18 meses, o
presenta problemas para imitar sonidos a los 18 meses.
Solicite al médico que realice una evaluación si su hijo tiene 2 años y presenta las siguientes características:

sólo puede imitar el habla o las acciones y no pronuncia palabras o frases en forma espontánea;
sólo emite algunos sonidos o dice algunas palabras en forma reiterada y no puede utilizar el lenguaje oral para comunicarse más allá de sus necesidades inmediatas;
no puede seguir instrucciones sencillas;
tiene un tono de voz fuera de lo común (como un sonido nasal o voz ronca), o
comprender lo que dice es más difícil de lo esperado para su edad. Cuando el niño tiene 2 años, los padres y quienes lo cuidan de manera regular deben ser capaces de comprender aproximadamente la mitad del habla del niño. Cuando tiene 3 años, deben comprender aproximadamente las tres cuartas partes de su habla. Cuando su hijo tiene 4 años, la mayoría de las personas deberían comprenderlo, incluso quienes no lo conocen.
¿Cuáles son las causas del retraso en el habla y el lenguaje?
Los retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje se deben a muchas causas. Los retrasos en el habla en niños con un desarrollo normal en otros aspectos no suelen deberse a problemas en la boca, como complicaciones en la lengua o el paladar (la parte superior de la boca). El hecho de que el frenillo, que es el pliegue ubicado debajo de la lengua, sea demasiado corto casi nunca es la causa de retrasos en el habla.

Algunos niños con retrasos en el habla tienen problemas de motricidad en la boca, es decir que existe una comunicación ineficaz en las zonas del cerebro responsables del habla. El niño tiene dificultades para usar la lengua, los labios y la mandíbula para emitir sonidos. El habla puede ser el único problema o éste puede estar acompañado de otros problemas de motricidad, como la dificultad para alimentarse. Los retrasos en el habla también pueden ser indicadores de la presencia de un retraso en el desarrollo más "global" (o general).

Los problemas auditivos suelen estar relacionados con los retrasos en el habla. Por este motivo, es importante que un audiólogo evalúe la audición de los niños con dificultades en el habla. Si un niño presenta dificultades para escuchar, es posible que tenga problemas para comprender, imitar y utilizar el lenguaje.

Las infecciones en los oídos, en especial las infecciones crónicas, pueden afectar la capacidad de escuchar. No obstante, las infecciones leves de oídos que reciben el tratamiento adecuado no deberían afectar el habla. Pero es importante destacar que las recomendaciones actuales sugieren que, en determinadas situaciones y según la edad del niño, es posible limitarse a observar las infecciones en los oídos sin indicar ningún tratamiento inmediato, ya que la mayoría de ellas desaparecen sin tratarlas.

¿Qué hará el terapista del habla y el lenguaje?
Si usted o el médico de su hijo sospechan que su hijo tiene un problema, es esencial que un profesional (llamado terapista del habla y el lenguaje o foniatra) realice una evaluación temprana. Por supuesto, si se determina que no existen problemas, una evaluación puede disipar los miedos.

Si bien puede buscar un terapista del habla y el lenguaje o foniatra por su cuenta, con frecuencia el médico de cabecera de su hijo lo derivará.

Al realizar una evaluación, el terapista del habla y el lenguaje o foniatra prestará atención a las habilidades de habla y lenguaje de su hijo dentro del contexto de su desarrollo total. Además de observar a su hijo, el terapista del habla y el lenguaje o foniatra utilizará pruebas y escalas estándar, así como sus conocimientos sobre los logros en el desarrollo del habla y el lenguaje. El terapista del habla y el lenguaje o foniatra también evaluará lo siguiente:

lo que su hijo comprende (denominado "lenguaje receptivo");
lo que su hijo logra expresar (denominado "lenguaje expresivo");
si su hijo intenta comunicarse de otras maneras, como señalar, mover la cabeza, realizar gestos, etcétera;
la motricidad bucal de su hijo (de qué manera funcionan en conjunto la boca, la lengua, el paladar, etcétera, para hablar, comer y tragar).
Si el terapista del habla y el lenguaje o foniatra determina que su hijo necesita terapia, su participación será muy importante. Usted puede observar las sesiones de terapia y aprender a participar durante el proceso. El terapista del habla y el lenguaje o foniatra también le mostrará de qué manera puede trabajar con su hijo en su casa para mejorar sus habilidades de habla y lenguaje.

Por supuesto, es posible que el resultado de una evaluación por parte de un terapista del habla y el lenguaje simplemente indique que sus expectativas son demasiado elevadas. Tal vez, los materiales educativos que describen las etapas y los logros del desarrollo lo ayuden a ver a su hijo de forma más realista.

¿Qué pueden hacer los padres?
Al igual que muchas otras cosas, el desarrollo del habla es una mezcla de las características naturales y la estimulación. La conformación genética de un niño determinará, en parte, su inteligencia y su desarrollo del habla y el lenguaje. No obstante, una gran parte depende del entorno del niño. ¿Recibe la estimulación adecuada en su casa o en la guardería infantil? ¿Existen oportunidades de participación o intercambio de comunicación? ¿Qué tipo de retroalimentación obtiene el niño?

Cuando existen problemas de habla, lenguaje, audición o desarrollo, la intervención temprana puede brindar la ayuda que su hijo necesita. Y cuando usted comprende mejor por qué su hijo no habla, puede aprender muchas maneras de estimular el desarrollo del habla en él.

A continuación, encontrará algunos consejos generales que puede poner en práctica en su casa:

Pase mucho tiempo comunicándose con su hijo incluso cuando es bebé; háblele, cántele y aliéntelo a imitar sonidos y gestos.
Léale a su hijo; comience a hacerlo a los 6 meses. No es necesario que termine todo el libro, pero busque libros con ilustraciones, adecuados para la edad del niño, y que inviten a su hijo a mirar mientras usted nombra las ilustraciones. Intente comenzar con libros en los que el niño pueda imitar movimientos o que presenten texturas que su hijo pueda tocar. Cuando su hijo sea mayor, permítale señalar las imágenes que reconozca e intentar nombrarlas. Después puede leerle poemas infantiles, que tienen el atractivo de la rima. Continúe con libros que le permitan al niño predecir lo que ocurrirá. Es probable que su hijo comience a memorizar sus historias favoritas.
Aproveche las situaciones de todos los días para reafirmar el habla y el lenguaje de su hijo. En otras palabras, háblele durante todo el día. Por ejemplo, nombre los alimentos en el supermercado, explíquele lo que hace mientras cocina o limpia una habitación, señale objetos en la casa, y mientras maneja, hágale notar los sonidos que escucha. Hágale preguntas y demuéstrele que está atento a sus respuestas (aunque sea difícil comprenderlas). Emplee un vocabulario sencillo, pero jamás le hable en media lengua o lenguaje infantil.
Más allá de la edad de su hijo, la mejor manera de ayudar cuando existe un retraso en el habla y el lenguaje es reconocer y tratar los problemas en forma temprana. Con la terapia adecuada en el momento indicado, su hijo se podrá comunicar mejor con usted y con el resto del mundo.


 

Hola

acabo de pasar una semana con mi sobrina de 2 años y medio, si le preguntas contesta a todo pero a su manera, con una forma de hablar muy de niño, hay veces que te contesta con pelos y señales y otras no hay se la entiende bien.

Los que mejor te pueden ayudar creo que es la profe que este con tu hija y los psicologos de la guarde, eso si, te aconsejo siempre una segunda opinion.

lo de que no se involucre en los juegos puede ser solo cuestion de timidez, a mi me pasaba en el cole.


 

Mi opinión

Yo tengo un niño de 2 años y medio que ahora acaba de empezar a hablar. Cuando tenía 2 años no hablaba nada y el pediatra me dijo que esperara unos 3 meses, pero que si seguía sin hablar, habría que llevarle al psicólogo. A mí sinceramente me pareció exagerado. Mi hija mayor tiene 4 años, también empezó a hablar tarde, y es una niña super inteligente, sin ningún problema y que ahora habla por los codos.

Con esto te quiero decir que es normal que tu hija con esa edad no te cuente con pelos y señales las cosas. Si yo a mi hijo le pregunto qué ha hecho con los abuelos, me contesta, "jugá", "al paque" (para decir que han ido al parque) y cosas así. Si tú hija ya tiene un vocabulario tan amplio, es síntoma de que escucha perfectamente y además también dices que obedece órdenes, pide las cosas por su nombre etc ... Si no te entendiera no te obedecería las ordenes, no crees??

Yo esperaría un poco, obsérvala de cerca y si en unos 2 meses sigue igual, yo la llevaría al logopeda para que la valoraran. A veces tienen transtornos menores sin mayor importancia, que un poco de paciencia se resuelven perfectamente.

Suerte y tranquila!


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
 
por: epillo170
0
  Vello en las piernas
por: lfc
24
 
por: jaumemarro
0
  Sindrome de adams - oliver.....ayuda
por: kurczaka
4
  Fuertes dolores de estomago 6 años
por: mujeralegre1
1
  Urticaria a frigore (alergia al frío)
por: olivar54
58
 
por: karolasuperstar
0
  Puntos rojos en la lengua
por: pildora2
2
 
por: avp30
0
 
por: estefania1709
0
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección