« 

Transtornos de conducta de niños adoptados

 

TRASTORNO DE CONDUCTA EN NIÑOS ADOTADOS
Ponencia de la XLIII Reunión Anual de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y
del Adolescente
Extraido de Rev. de Psiquiatría Infanto-Juvenil. Vol 8, n especial 2008
G. Ochando Perales, S. Peris Cancio, MC. Millán Olmo, J. Loño Capote.
Unidad Salud Mental Infanto-Juvenil. Hospital Universitario La Fe. Valencia.
Resumen. La adopción de un niño es un sueño hecho realidad, es un acto de
entrega generosa a un niño desconocido, pero es un proceso complejo que
debe hacerse lentamente y que requiere la adaptación tanto de la familia como
del niño.
Los niños adoptados, especialmente aquellos que tienen historia de vivencia
institucional antes de la adopción, tienen un mayor riesgo de presentar
trastornos del desarrollo, de la conducta y del vínculo. Por ello, la conducta, el
desarrollo, el apego, el estrés en los padres y las relaciones hijos-padres en
estas familias debe ser monitorizada, especialmente durante el periodo
preadoptivo y los primeros años postadopción, ofreciendo la posibilidad de
acudir a los servicios especializados de Salud
Mental a estos niños y sus familias.
El objetivo de este artículo es realizar un análisis de los principales problemas
que vamos a encontrar en la adopción, así como la revisión de las
publicaciones internacionales realizadas en los últimos años sobre la adopción.
Palabras clave. Adopción nacional. Adopción internacional.
Asesoramiento adoptivo. Preadopción. Postadopción. Trastornos de conducta.
Niños.
Abstract. The adoption of a small child is a dream come true, it is an act of
generosity to an unknown child, but it is an extremely complex process that
has to be done slowly and requires the adaptation of both family and kid.
Adopted children, especially those with a history of institutional living before
adoption, are at greater risk for a range of developmental, behavioral and
attachment concerns. As a result, development behavior, attachment, parent
stress, and parent-child interactions need to be monitored. Especially during
the pre-adoption process and the first few years after the adoption, having
durin gthis period the possibility to use especialized services for Mental Health
of both families and child.
The purpose of this article is to analyze the main problems that we will face
with an adoption, as well as the revision of international literature published in
the last few years on this subject.
Key words. National adoption. International adoption. Adoptive advice. Preadoption.
Post-adoption.Behavior disorder. Child.
INTRODUCCIÓN.
La adopción de un niño es un sueño hecho realidad, tanto para el niño como
para los padres adoptivos. Es un acto de entrega generosa a un niño
desconocido, posiblemente el mayor acto de amor humano.
Los padres adoptivos suelen tener una idea romántica de la adopción. En
ocasiones, la realidad es otra y el niño puede no cumplir las expectativas que
tenían los padres en su nuevo hijo.
La adopción es un proceso complejo que debe hacerse lentamente y que
requiere la adaptación tanto de la familia como del niño. Durante meses, e
incluso años, los padres realizan este proceso adaptativo mientras esperan la
llegada de su hijo. Pero el niño no tiene ese periodo adaptativo, y el día de la
adopción se encuentra que pasa de los brazos de sus cuidadores en el orfanato
a los brazos de unos padres desconocidos. En ese momento, el sentimiento de
frustración suele estar presente. El niño, tan deseado, llora inconsolablemente
y mira asustado a su cuidador alargándole los brazos 1,2.
Ni la adopción nacional ni la internacional son estudiadas en la carrera de
Medicina. En la literatura (en las más prestigiosas revistas médicas en EEUU)
sólo se menciona la adopción en un 0-0,2% del total 1.
El proceso adoptivo ha tenido siempre defensores y detractores. Desde la
madre Teresa de Calcuta que decía que recibir a uno de estos niños en casa
es como recibir al mismo Jesús, hasta Lady Emma Nicholson que apoya que la
adopción de niños puede convertirse en un comercio de niños, afirmando que
las Naciones Unidas deberían hacer más énfasis en promover refuerzos
sociales que favorezcan la reestructuración familiar del niño en sus país de
origen.
A partir de los años 60 y hasta los 80 la adopción nacional sufre una
disminución del 50%, en parte por la aparición de métodos anticonceptivos
para el control de la natalidad y en parte por el aumento de abortos en
gestaciones no deseadas y por otra parte los problemas de fertilidad al
retrasar la edad de primeros embarazos desde los 25 a los 35 años en mujeres
en edad fértil; triplicándose, en consecuencia, la adopción internacional 1,3
Los padres adoptivos suelen buscar la adopción internacional porque
fundamentalmente les preocupa las relaciones familiares con la familia
biológica. Con la adopción internacional tienen la seguridad de que no los
reclamarán ni tendrán contacto con sus padres y excluyen la adopción nacional
con la esperanza de que no tengan problemas médicos o de conducta, y no les
falta razón ya que tanto en una como en otra corren ese riesgo. Otras razones
para decantarse por un tipo de adopción u otro pueden ser: las creencias
religiosas, rescate de niños por razones humanitarias en situaciones de
desastres naturales y en conflictos bélicos; o bien por la similitud de culturas.
Algunas familias eligen niños con problemas corregibles que no tendrían
tratamiento en su país de origen 1,4
PREADOPCIÓN: UNA OPORTUNIDAD PARA EL ASESORAMIENTO PEDIÁTRICO.
El Pediatra puede ser consultado en ocasiones por los padres que están
pensando en la adopción de un niño. El periodo preadoptivo es una
preparación para los futuros padres adoptivos. Es un momento decisivo para
aclarar sus dudas y replantear la actuación en el proceso adoptivo.
Los padres adoptivos deben enfrentarse a tareas diferentes al resto de los
padres:
- La ausencia involuntaria de hijos que puede producir diversas emociones que
afecten al equilibrio personal y de pareja.
- La aceptación del pasado del niño, sus sentimientos y recuerdos de su familia
biológica y las circunstancias que llevaron al niño a la separación definitiva de
sus familias, ayudándole a conservar su identidad, cultura, sentimientos,
inseguridades y deseos de conocer más datos acerca se su genealogía.
- La ausencia del periodo preparatorio para la paternidad durante el embarazo.
La asunción del papel de padre o madre se establece de forma repentina ya
que no se puede predecir el momento en el que va a llegar el niño.
- Los niños adoptados suelen contar con un pasado difícil por lo que a las
situaciones educativas y de crianza habitual suelen añadirse situaciones de
estrés adicional.
- La no existencia de ritos o ceremonias que marquen la llegada del niño al
hogar no facilita el proceso de transición.
- En ocasiones, la familia de la pareja adoptante puede no aceptar el proceso
adoptivo, generando conflictos familiares y pérdida de apoyo.
- El proceso de revelación de la condición de adoptado debe ser tenido en
cuenta desde los primeros momentos. Si desde el principio se habla de la
adopción con naturalidad, no se generará ansiedad (si algo no se oculta,
nunca habrá de ser revelado) 5.
En la adopción nacional los niños suelen ser de menor edad que en la adopción
internacional, ya que en esta última, la adopción es el último recurso cuando la
reestructuración familiar no ha sido posible. Los padres deben conocer que los
niños institucionalizados tienen mayor riesgo de presentar retrasos del
desarrollo, dificultad de aprendizaje y trastornos de conducta. Por cada tres
meses que el niño pasa en una institución durante el primer año de vida,
pierde un mes en su desarrollo del lenguaje y en su desarrollo psicomotor 6,7.
Por ello, es importante que se realice una evaluación de su desarrollo por
profesionales con experiencia en este campo.
Las familias que adoptan niños mayores necesitan más educación preadoptiva
y apoyo postadoptivo ya que los niños que permanecen más tiempo en el
orfanato tienen incrementado el riesgo de presentar trastornos de conducta,
dificultades escolares y disminución de su capacidad intelectual. Una vez
adoptados, los niños pierden parte de su lengua nativa en 6-8 meses y no
tienen fluidez en su nuevo idioma hasta pasados 6-12 meses, haciendo más
difícil su aprendizaje en la escuela y su rendimiento cognitivo en el periodo
inicial. Estos niños, además, tienen mayor riesgo de tener una deprivación
cultural y no están preparados para el sistema educativo tradicional hasta
pasados meses e incluso años de su llegada6. Es necesario preparar a los
padres ante la adopción y ayudarles en sus expectativas para que sepan que la
adopción es un proceso complejo y debe hacerse despacio.
En algunos casos, la adopción consecutiva de varios niños debe espaciarse al
menos un año para darle a cada niño la oportunidad de integrarse en la familia
y aportarle la atención oportuna que necesita 6.
LA TRANSICIÓN A LA FAMILIA: PROBLEMAS INICIALES EN CONDUCTA Y
DESARROLLO
Toda la vida del niño cambia en el momento de la llegada a su familia
adoptiva: nombre, nacionalidad, lengua, religión, cultura, oportunidades y
estatus. Los niños pierden todo lo que les resultaba familiar: cuidadores,
habitación, cama, amigos y juguetes 2.
Muchos de estos niños han nacido de madres con embarazos no controlados,
con exposición prenatal a drogas, alcohol, tabaco o enfermedades de
transmisión sexual (principalmente sífilis), experiencias de maltrato o
negligencia en los cuidados del niño, malnutrición, enfermedades infecciosas y
otros problemas médicos y muchos de ellos han vivido en residencias u
orfanatos. Todos estos factores hacen que el momento inicial de transición en
sus nuevas familias adoptivas sea potencialmente dificultoso 2, 8.
En ocasiones encontramos sentimientos de frustración en el niño por la
dificultad en la comunicación y por la pérdida de sus amigos. Tampoco es
extraño encontrar que tienen sentimientos de miedo a que la familia adoptiva
sea como la biológica y presuponen que los padres adoptivos reaccionarán
como los biológicos ante determinadas situaciones. Estos sentimientos son
producidos en mayor intensidad en niños mayores, en los que los recuerdos de
vivencias anteriores pueden estar más presentes.
El proceso de transición puede facilitarse con diversas medidas 2:
- Enseñarle fotos de la familia adoptiva, su casa, el barrio y mascotas (incluso
vistiendo la misma ropa en las fotos que el día en que lo van a conocer).
- Realizar grabaciones de la voz de los padres con frases cariñosas e incluso
canciones.
- Llevar juguetes y/o manta para el viaje enviados antes de la adopción.
- Hacer fotos de su habitación, cuidadores y compañeros de habitación del
orfanato ya que esto suele interesarle posteriormente.
- Pasar un tiempojuntos antes de volver a casa ya que la nueva familia
necesita establecer vínculos afectivos tempranos sin la distracción de la nueva
casa ni el cansancio del viaje.
Los principales problemas que pueden surgir en estos primeros momentos son
2,8:
- Alimentación: muchos de estos niños no han comido anteriormente alimentos
sólidos ni han utilizado la cuchara por lo que no tienen ejercitados los
músculos masticatorios.
- Aseo corporal. Las reacciones de aversión al baño son bastante comunes. Los
baños en el orfanato suelen ser duchas de agua fría y secado con toallas
ásperas.
- Control de esfínteres: los trastornos del ritmo intestinal
(estreñimiento/diarrea) son frecuentes en los momentos iniciales; muchos de
los niños presentan parasitosis intestinales.
- Trastornos del sueño: no suele haber dificultades en el sueño en los
momentos iniciales; el cansancio ayuda a dormir a los padres y al niño. Los
problemas suelen aparecer al llegar a la casa.
- Dificultades en el juego. El juego interactivo e imaginativo es poco frecuente
en estos niños. Generalmente, en el orfanato, el juego consiste en apropiarse
de un juguete deseado e impedir que los demás niños puedan acceder a él.
- Retraso del desarrollo: algunos niños progresan en sus habilidades
rápidamente mientras que otros presentan regresiones de conductas que ya
tenían adquiridas. En ocasiones presentan conductas pseudo autistas con
evitación del contacto ocular y escasa interacción social que suele mejorar
progresivamente.
EL PRIMER AÑO POSTADOPCIÓN: CUIDADOS A TENER EN CUENTA
Cuando el niño es adoptado gana innumerables ventajas, pero también es
cierto que experimenta una serie de pérdidas. Los niños más mayores pueden
tener la sensación de que los han puesto en otro planeta y pueden reaccionar
con trastornos en el desarrollo, de conducta o emocionales 9.
Durante el primer año debemos tener en cuenta:
1. DIFICULTADES EN LA COMUNICACIÓN: En el primer momento en la llegada
a casa es recomendable limitar las visitas a pequeños grupos de familia más
cercana, tener flexibilidad sobre las necesidades de la transición personal de
cada niño. Los padres adoptivos pueden aprender algunas frases en el idioma
del niño antes de la adopción para facilitar la comunicación con el mismo; para
el niño es difícil poder explicar sus miedos, sentimientos, dudas sobre los
cambios que está viviendo y no puede comunicarse profundamente. Las
familias pueden contar con un traductor que le hable en su idioma ya que con
esto el niño puede percibir que ellos pueden volver en alguna ocasión al país
donde nació.
2. SUPERAR LA TRISTEZA Y LAS PÉRDIDAS:
Muchos de estos niños se preguntan si los amigos que dejaron estarán a salvo
o si volverán a coincidir con ellos, e incluso, se pueden sentir culpables por
haberlos abandonado.
La tristeza es la respuesta emocional a la pérdida, si los padres le dan su
apoyo, posiblemente el niño establecerá vínculos psicológicos con sus nuevos
padres, dándole solidez a su relación. La tristeza puede durar meses, e incluso
años, en los niños más mayores. Éstos pueden trabajar estos sentimientos
anotándolos de manera informal en un diario, hablando con otros niños
adoptados o con un profesional 9,10.
3. ACEPTACIÓN DE LA SEPARACIÓN DE SUS NUEVOS PADRES:
Cuando los padres deben volver al trabajo, el niño debe separarse
momentáneamente de los mismos. Los procesos de separación deben ser
cortos en un principio, para dar confianza en que volverán a por él.
Algunos de estos niños pueden presentar un Trastorno de Ansiedad por
Separación, especialmente si han tenido experiencias de pérdida
anteriormente.
4. INICIO DE ESCOLARIZACIÓN: Algunos niños están preparados
tempranamente para iniciar su escolarización, en cambio otros necesitan
aprender a ser un miembro de la familia antes de estar preparados para la
vida fuera del hogar. Lo recomendable es que padres y colegio trabajen juntos
en un plan de incorporación gradual al aula. Los niños más mayores pueden
beneficiarse de permanecer en un grado inferior al correspondiente por edad
hasta que realizan el catch-up y posteriormente subir de nivel cuando han
adquirido mayor fluidez con el lenguaje 9.
5. EVALUACIÓN DE LA EDAD: En los niños con adopción internacional suele
desconocerse la fecha exacta de nacimiento. La malnutrición, los retrasos del
crecimiento y la microcefalia que suelen presentar un alto porcentaje de ellos
les hace parecer más jóvenes de lo que son. En algunas ocasiones las fechas
de nacimiento son falseadas con la esperanza de favorecer el proceso adoptivo
ya que muchos padres buscan niños lo más pequeños posible. En niños con
dificultades madurativas retrasar la fecha de nacimiento puede darle más
tiempo para recibir apoyo educacional. Por otra parte, en algunos niños, el día
de su nacimiento es el único referente de identidad que les queda; por ello,
ante la necesidad de cambiar dicha fecha se debe hacer como mínimo de un
año, manteniendo el día y el mes 9.
6. ADAPTACIÓN CON OTROS HERMANOS: La llegada de un nuevo niño a la
familia puede resultar estresante para los otros hermanos. La preparación de
los hermanos mayores antes de la adopción es fundamental. Los niños que
viajan con sus padres a por el nuevo hermano realizan esta adaptación más
fácilmente 2.
TRASTORNOS DE CONDUCTA, DESARROLLO Y VÍNCULO A LARGO PLAZO
Los niños adoptados, especialmente aquellos que tienen historia de vivencia
institucional antes de la adopción, tienen un mayor riesgo de presentar
trastornos del desarrollo, de la conducta y del vínculo. Por ello, la conducta, el
desarrollo, el apego, el estrés en los padres y las relaciones hijos-padres en
estas familias debe ser monitorizada, especialmente durante los primeros años
postadopción, ofreciendo la posibilidad de acudir a los servicios especializados
de Salud Mental a estos niños y sus familias 11.
Los pediatras deben trabajar con estos niños y sus familias y deben ser
conocedores de la vulnerabilidad de las familias adoptivas, siendo capaces de
darles soporte escuchándoles, reconociendo, entendiendo y empalizando con
estos niños y sus familias necesitadas.
En un estudio longitudinal realizado por OConnor et al. sobre 155 niños
adoptados procedentes de Instituciones de Rumania (de ellos 144 niños habían
vivido exclusivamente en instituciones antes de su adopción) adoptados por
familias del Reino Unido con edades menores a 42 meses en comparación con
un grupo de 52 niños procedentes de adopción nacional adoptados con edades
menores a 6 meses; encontraron que los problemas cognitivos, los trastornos
del vínculo, los trastornos de conducta y las conductas cuasi-autísticas se
presentaban con mayor frecuencia en los niños que habían estado
institucionalizados durante más tiempo 11,12. (Ver Tabla 1)
Por otra parte, en un estudio realizado por Gunnar et al. (2007) encontraron
que independientemente de la historia institucional, los niños adoptados con
más de 24meses de institucionalización tuvieron mayor número de problemas
de conducta (medidos con la escala Chile Behavior Checklist (CBCL)), siendo
los niños adoptados provenientes de Rusia o de países de Europa del Este los
que presentaban mayor riesgo de desarrollar trastornos de conducta en
comparación con los niños adoptados procedentes de otras zonas del mundo
13.
Miller et al. (2005) realizaron un estudio retrospectivo comparativo sobre 103
niños adoptados evaluados a su llegada a EE.UU. y encontraron que los niños
acogidos en familias antes de ser adoptados tenían mejor crecimiento y
desarrollo cognitivo que los que residían en orfanatos 14.
En un estudio retrospectivo realizado en el año 2006 en nuestra Unidad de SMI
sobre psicopatía presentada en 18 niños adoptados menores de 14 años,
encontramos que:
1) El 61% de estos niños procedían de adopción nacional y el 39% de adopción
internacional.
2) En el 44% se encontraron situaciones adversas preadoptivas (patología
psiquiátrica o consumo de tóxicos en los padres, maltrato, negligencia de
cuidados o abusos sexuales) y el 50% habían permanecido institucionalizados.
3)La edad de mayor incidencia de estos trastornos fue la preadolescencia
(94%) con edad de presentación media de 9 años.
4) No hubo diferencias entre sexos.
5) La psicopatología más frecuente encontrada correspondía a trastornos de
conducta (50%), TDAH (16,6%), trastornos cognitivos y del lenguaje (11%) y
otros (rechazo de alimentación, trastornos de conversión y somatizaciones y
psicosis infantil (22%)).
6) El 95% de los pacientes presentaba comorbilidad entre trastornos de
conducta, hiperactividad, trastornos del vínculo y trastornos adaptativos.
7) El 100% recibió tratamiento con psicoterapia y el
55.5% precisó tratamiento farmacológico.
En un meta-análisis publicado en Mayo de 2005 en la revista JAMA (Juffer e
IJzendoorn) realizan un completo estudio sobre los trastornos de conducta y la
utilización de los servicios de Salud Mental en niños adoptados. En dicho
trabajo realizan un revisión de los estudios casos-control realizados y
publicados a nivel internacional sobre los trastornos de conducta en las niños
adoptados (recogiendo 25281 casos y 80260 controles) y los estudios casoscontrol
en niños adoptados con seguimiento en unidades de Salud Mental
(5092 casos y 75858 controles), recogidos desde el año 1950 hasta el 2005 15.
Los objetivos de dicho meta-análisis fueron varios:
1) comparar los niños adoptados con los no adoptados,
2) comparar la adopción nacional con la internacional y
3) comparar la adopción internacional con el grupo control de no adoptados.
Las variables medidas fueron: el sexo, la edad de adopción, la edad de
valoración, tiempo con la familia adoptiva en el momento de la valoración y la
situación de adversidad previa a la adopción. Se evaluaron los trastornos del
comportamiento y la utilización de las unidades de Salud Mental. Para evaluar
los trastornos del comportamiento se distinguió entre los problemas totales,
los dirigidos hacia el exterior (agresiones, delincuencia, hiperactividad) y los
dirigidos hacia el interior (ansiedad, depresión, dificultades de concentración).
Los resultados en el estudio comparativo entre niños adoptados y no
adoptados encontraron que en los adoptados aparecían más trastornos de
conducta y fueron remitidos a unidades de Salud Mental en mayor número que
en el grupo de no adoptados, siendo esta diferencia significativa (p<0,001) en
ambos casos.
En dicho estudio encontraron que los adoptados internacionales presentan más
problemas de conducta que los niños no adoptados y requieren en mayor
medida asistencia en unidades de Salud Mental. Sin embargo, la tasa de
trastornos de conducta es modesta, y la mayoría de los adoptados
internacionales están adecuadamente adaptados.
Estos resultados positivos pueden deberse a las características de las familias
adoptantes (altamente motivadas para criar a los niños, más oportunidades de
invertir dinero en el desarrollo de sus hijos por un nivel socioeconómico más
alto). Sin embargo, las adopciones internacionales, presentan más utilización
de los servicios de Salud Mental, esto puede deberse a que el umbral para
buscar ayuda profesional puede ser inferior en estos padres, por su nivel
socioeconómico, o por las expectativas que tenían puestas en su hijo adoptivo.
Los colegios, además, pueden estar más proclives a atender los problemas de
conducta de estos niños. Una explicación positiva de los resultados puede ser
que la tasa superior de consultas en una unidad de Salud Mental contribuye a
disminuir las tasas de trastornos de conducta posteriores 15.
En contraste a las creencias populares y a las hipótesis expresadas en estudios
empíricos, las adopciones internacionales muestran mejores resultados
conductistas y de salud mental que las adopciones nacionales. Es posible que
las diferencias transraciales en la adopción internacional y las diferencias
físicas evidentes hagan dar por obvio que el hecho de la adopción nunca fue un
secreto y que aumente la confianza del niño en su familia adoptiva.
Por otra parte, en la adopción internacional el motivo de la misma sea por falta
de recursos y por situaciones de extrema pobreza en la mayor parte de los
casos, sin embargo, en la adopción nacional se pueden ver involucrados otros
factores como son los problemas de salud mental o consumo de tóxicos de los
progenitores, las situaciones de negligencia en los cuidados, maltrato o abusos
sexuales. Los datos positivos para la adopción internacional no deben ser
tomados como preferencia a dicha adopción sobre la nacional, ya que en dicho
metaanálisis no existen suficientes estudios de casos-control referidos a la
adopción nacional15.
Los niños adoptados cuestionan más intensamente su identidad en la
adolescencia que los niños no adoptados, e incluso en los adoptados
internacionales esto puede adelantarse en el tiempo, en parte por las
diferencias raciales y culturales entre padres adoptivos y niños adoptados,
siendo estos más notorios en la adopción internacional que en la nacional.
Algunos problemas de conducta pueden ocurrir en un tiempo diferente a los
niños no adoptados. Por ello, los profesionales de la salud deben estar más
atentos a los problemas de conducta en familias con niños adoptados durante
los años previos al inicio de la adolescencia15-17.
En cuanto a la medición de las variables para la adopción internacional en este
estudio encontraron que:
1) en los niños con situaciones adversas preadoptivas aparecieron más
problemas de conducta totales y agresiones, delincuencia e hiperactividad,
pero no hubo diferencias en cuanto a ansiedad y depresión con respecto a los
controles, 2) no se encontraron diferencias entre sexos, 3) en contra de las
hipótesis planteadas para la aparición de trastornos de conducta en niños
adoptados más tardíamente, no se encontraron diferencias significativas con
respecto a los adoptados en los primeros meses o años de edad, 4) en los
niños adoptados durante más de 12 años en sus familias adoptivas
aparecieron menos problemas de conducta que los que llevaban menos tiempo
con sus familias adoptivas y 5) en cuanto al país adoptante (comparando
Norteamérica con Europa) encontraron que los niños adoptados en
Norteamérica presentaban más problemas de conducta que en Europa, esto
puede ser posible en base a las diferencias de aplicación de los criterios
diagnósticos, al bajo umbral para el tratamiento, la disponibilidad de mayor
número de servicios y a las diferencias
en las expectativas de los padres adoptivos con respecto a sus hijos 2,16.
Por otra parte, Harf A. et al. estudiaron las publicaciones realizadas entre los
años 1960 y 2005 publicadas en inglés y francés, revisando 10 estudios y 2
meta-análisis. Encontraron que la prevalencia de trastornos externalizantes de
conducta en niños adoptados está aumentada en relación a los no adoptados,
aunque esta diferencia es pequeña; siendo los niños adoptados con situaciones
de adversidad preadoptiva los que presentaron mayor tasa de trastornos de
conducta, por lo que concluyen que la adopción, en sí misma, no es una
situación de riesgo en la adolescencia 18.
En cuanto a la conducta suicida en adoptados en su edad adulta, Von
Borczyskowski et al. publicaron un artículo en 2006 en el que advierten del
aumento de riesgo de suicidio y de tentativas autolíticas en adoptados
internacionales con un Riesgo Relativo (RR) de 4.5 [95%;
3.7-5.5] y RR de 2.8 [95%; 2.2-3.5] en las adopciones nacionales19.
Cantor-Graae E. et al. encontraron en un estudio de cohortes que en la
adopción internacional existe un aumento del RR de desarrollar esquizofrenia
comparado con los nativos de Dinamarca. Aunque las causas subyacentes son
desconocidas ya que existe interacción compleja de factores presumiblemente
implicados que inclu ye la genética, la adversidad vivida previa a la adopción y
las dificultades de adaptación postadoptiva durante la educación 20. Otro
estudio realizado por Teilman G. et al. en la misma población encontraron que
en los casos de adopción internacional, salvo los procedentes de Corea,
presentaban mayor riesgo de presentar pubertad precoz 21.
En un estudio realizado por Smit EM. et al. Hallaron que los niños adoptados y
sus padres adoptivos se encontraban más angustiados que los no adoptados
durante los ingresos hospitalarios y resaltan la importancia de que los
sanitarios conozcan las preocupaciones de los padres sobre la respuesta de sus
hijos a la hospitalización y los límites para conocer su historial médico previo
22.
En un meta-análisis realizado por Juffer F. y vanIjzendoorn MH. encontraron
sin embargo, que no existe diferencia entre la autoestima de niños adoptados
y no adoptados. Las conclusiones de los autores pueden ser explicadas
mediante la resiliencia de los niños adoptados para superar la adversidad 23.
Los mismos autores realizaron un meta-análisis que evaluó el catch-up de
estos niños (crecimiento físico, seguridad afectiva, desarrollo cognitivo, logros
escolares, autoestima y problemas de conducta). Encontraron que aunque el
catchup fue incompleto en algunas competencias del desarrollo (crecimiento
físico y afectivo), los niños adoptados en gran parte se superaron, siendo los
niños adoptados antes de los 12 meses de edad los que con mayor proporción
alcanzaron su catch-up 24. Por otra parte encontraron que existe un impacto
positivo de la adopción en el desarrollo cognitivo de los niños, pero
encontraron un retraso del aprendizaje escolar y en la capacidad del lenguaje
25. La adopción nacional e internacional puede ser justificada por motivos
éticos si no hay otra solución viable. Las personas se adaptan a la adopción
y la adopción demuestra la plasticidad del desarrollo de los niños. Concluyen
que la adopción es una intervención eficaz 24.
CONCLUSIONES
La adopción es un proceso complejo que debe hacerse lentamente y que
requiere la adaptación tanto de la familia como del niño.
Los niños adoptados, especialmente aquellos que tienen historia de vivencia
institucional antes de la adopción, tienen un mayor riesgo de presentar
trastornos del desarrollo, de la conducta y del vínculo. Por ello, la conducta, el
desarrollo, el apego, el estrés en los padres y las relaciones hijos-padres en
estas familias debe ser monitorizada, especialmente durante el periodo
preadoptivo y los primeros años postadopción, ofreciendo la posibilidad de
acudir a los servicios especializados de Salud Mental a estos niños y sus
familias.
El periodo preadoptivo es una preparación para los futuros padres adoptivos,
siendo un momento decisivo para aclarar sus dudas y replantear la actuación
en el proceso adoptivo.
Las familias que adoptan niños mayores necesitan más educación preadoptiva
y apoyo postadoptivo ya que los niños que permanecen más tiempo en el
orfanato tienen incrementado el riesgo de presentar trastornos de conducta,
dificultades escolares y disminución de su capacidad intelectual. Muchos de
estos niños han nacido de madres con embarazos no controlados, con
exposición prenatal a drogas, alcohol, tabaco o enfermedades de transmisión
sexual (principalmente sífilis), experiencias de maltrato o negligencia en los
cuidados del niño, malnutrición, enfermedades infecciosas y otros problemas
médicos y muchos de ellos han vivido en residencias u orfanatos. Todos estos
factores hacen que el momento inicial de transición en sus nuevas familias
adoptivas sea potencialmente dificultoso.
Los niños adoptados cuestionan más intensamente su identidad en la
adolescencia que los niños no adoptados, e incluso en los adoptados
internacionales esto puede adelantarse en el tiempo, en parte por las
diferencias raciales y culturales entre padres adoptivos y niños adoptados,
siendo estos más notorios en la adopción internacional que en la nacional.
Los problemas de identidad pueden salir a la superficie más temprano en niños
adoptados por lo que los profesionales de la salud deben estar más atentos a
los problemas de conducta en familias con niños adoptados durante los años
previos al inicio de la adolescencia.
Los niños adoptados presentan más trastornos de conducta que los niños no
adoptados. Los niños con adopción internacional presentan más problemas de
conducta y requieren en mayor medida seguimiento en unidades de Salud
Mental que los no adoptados, aunque se encuentran bien adaptados. En la
adopción internacional aparecen menos trastornos de conducta que en la
adopción nacional.
Los clínicos deben conocer los riesgos que presentan los niños adoptados,
tanto a nivel internacional como nacional, en presentar trastornos de conducta,
especialmente los que sufrieron situaciones de adversidad, maltrato o abusos
en el periodo preadoptivo. Los pediatras deben trabajar con estos niños y sus
familias y deben ser conocedores de la vulnerabilidad de las familias adoptivas,
siendo capaces de darles soporte escuchándoles, reconociendo, entendiendo y
empatizando con estos niños y sus familias necesitadas.
Bibliografía
1. Johnson, D.E. International Adoption: What Is Fact, What Is Fiction, and What Is
Future? Pediatr Clin North Am. 2005 Oct; 52 (5): 1221-
1245.
2. Miller, L.C. Immediate Behavioral and Developmental Considerations for
Internationally Adopted Children Transitioning to Families. Pediatr Clin North Am. 2005
Oct; 52 (5): 1311-1330.
3. Selman P. The demographic history of intercountry adoption. In Selman P, editor.
Developments, trends and perspectives. London: British Agency for Adoption and
Fostering; 2000. p 15-37.
4. Jenista, J. A. Special Topics in International Adoption. Pediatr Clin
North Am. 2005 Oct; 52(5): 1479-1495.
5. Crespo, T; Legaz E; Meseguer, A. La preparación de solicitantes de adopción
Internacional. http://www.gva.es/ Consellería bienestar social.
6. Chambers J. Preadoption Opportunities for Pediatric Providers. Pediatr
Clin North Am. 2005 Oct; 52 (5): 1248-1269.
7. Johnson DE. Medical and developmental sequelae of early childhood
institutionalization in international adoptees from Romania and the
Russian Federation. In: Nelson C, editor. The effects of early adversity
on neurobehavioral development. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associated; 2000.
p.113-62.
8. Miller LC. Initial assessment of growth, development and the effects of
institutionalization in internationally adopted children. Pediatr Ann
2000; 29 (4): 224-32.
9. Schulte EE; Springer SH. Health Care in the First Year International Adoption.
Pediatr Clin North Am 2005 Oct; 52(5): 1332-49.
10. Committee on Psychosocial Aspects of Child and Family Health, American Academy
of Pediatrics. The paediatrician and childhood bereavement.
Pediatrics 2000, 105 (2): 445-7.
11. Weitzman C; Albers L. Long-Term Developmental, Behavioral and Attachment
Outcomes after International Adoption. Pediatr Clin North
Am 2005 Oct; 52(5):1395-1419.
12. O'Connor TG; Marvin R; Rutter M et al. The English and Romanian
Adoptees Study team. Child-parent attachment following early institutional
deprivation. Dev Psychopathol 2003; 15: 19-38.
13. Gunnar MR, van Dulmen MH. Behavior problems in postinstitutionalized
internationally adopted children. Dev Psychopathol. 2007 winter;
19 (1): 129-48.
14. Miller L, Chan W, Comfort K, Tirella L. Health of children adopted from Guatemala:
comparison of orphanage and foster care. Pediatrics
2005 Jun; 115 (6): e710-7.
15. Juffer F, van IJzendoorn MH. Behavior Problems and Mental Health Referrals of
International Adoptees. A meta-analysis. JAMA, May
2005. Vol 293 (20): 2501-2515.
16. Miller LC. International adoption, behaviour and mental health. JAMA
2005 May 25; 293 (20): 2533-2535.
17. Rykkje L. Intercountry adoption and nursing care. Scand J Caring Sci.
2007 Dec; 21 (4): 507-14.
18. Harf A, Taïeb O, Moro MR. Externalizing behaviour problems of internationally
adopted adolescents: a review. Encephale. 2007 May-Jun; 33
(3pt1): 270-6.
19. Von Borczyskowski A, Hjern A, Lindblad F Vinnerljung B. Suicidal behaviour in
national and international adult adopted study. Soc Psychiatry
Epidemiol. 2006 feb; 41 (2): 95-102.
20. Cantor-Graae E, Pedersen CB. Risk for schizophrenia in intercountry
adoptees: a Danish population-based cohort study. J Child Psychol Psychiatry
2007 Nov; 48 (11): 1053-60.
21. Teilmann G, Pedersen CB, Skakkebeck NE, Jensen TK. Increased risk of precocious
puberty in internationally adopted children in Denmark.
Pediatrics. 2006 Aug; 118 (2): e391-9.
22. Smit EM, Delpier T, Tarantino SL, Anderson ML. Caring for adoptive families:
lessons in communication. Pediatr Nurs. 2006 Mar-Apr; 32 (2): 136-43.
23. Juffer F, van Ijzendoorn MH. Adoptees do not lack self-esteem: a metaanalysis of
studies on self-esteem of transracial, international, and domestic adoptees. Psychol
Bull. 2007 Nov; 133 (6): 1067-83.
24. Van Ijzendoorn MH, Juffer F. The Emanuel Miller Memorial Lecture
2006: adoption as intervention. Meta-analytic evidence for massive catch-up and
plasticity in physical, socio-emotional and cognitive development.
J Child Psychol Psychiatr. 2006 Dec; 47 (12): 1228-45.
25. Van Ijzendoorn MH, Juffer F. Poelhuis CW. Adoption and cognitive development: a
meta-analytic comparison of adopted and nonadopted children's IQ and school
performance. Psycholl Bull. 2005 Mar; 131
(2): 301-16.


Vídeo: DIY con niños: cómo hacer muñequitos de palo

  • DIY con niños: cómo hacer muñequitos de palo
  • DIY con niños: ¡te enseñamos a hacer las marionetas de sus personajes favoritos!
  • DIY con niños: ¡aprende a hacer tarjetas de felicitación con mariposas!
 

Muchas gracias susana

Hola guapa:
Me ha gustado mucho leer este artículo, me encantaría que algunos profesionales lo leyeran también.
Ya veo que te queda nada para marcharte, espero que todo vaya muy bien por allí y que Iván haga grandes avances. Muchísima suerte.
Un abrazo,
Maria Jesús


 

Para todos


La verdad, y por experiencia propia , os dire que aunque existan profesores y profesores, como profesionales de cualquier ramo que hay de todo, por general tienden a meter a todos los niños en los mismos patrones y es por eso que a veces no avanzan lo suficiente, simplemente porque lo encasquillan en algo que no son.

Esto es lo mismo que ha pasado con mi hijo. Sindrome autismo infantil.

Y porque?

Porque va retrasado en el habla

Pero oiga, mi hijo sabe leer, no tiene adaptación curricular, sigue las clases etc.... No podría ser que por falta de estimulación infantil y por dejadez de quien sea, nadie hablara con mi hijo hasta los 3 años y medio que llego a España, porque no hablaba nada de nada y ahora no habla del todo bien pero habla catalan, castellano.

NOOOOO, autismo infantil, yo soy el profesional y hago el diagnostico..

Pues bien señores el día 1 me voy a vivir a Miami, un mes minimo, alli existe una terapia para oxigenar celulas y regenerar todas las zonas dormidas por falta de estimulación. Medicina conocida en EEUU por la cantidad de niños adoptados del este que hay alli y que casi todos y digo casi traen patologia semejante.

Lo mismo pasa con la hiperactividad.

Imaginemos que a nosotros nos tocara una quiniela de 1000 millones de euros.... es por poner un ejemplo.... estariamos excitados, locos como si nos hubieran inyectado directamente en la vena nerviosismo . Pues hay tantisimos niños que se les diagnostica hiperactividad y que no la tienen y autismo y que tampoco lo tienen.

faltan profesionales del tema en adopción, falta reciclaje a los profesores , psicologos etc a nivel de adopción y faltan tantas cosas que al final tenemos que no escuchar diagnosticos porque nos volveriamos locos ya que cada uno dice la suya.

Un saludo
Susana Ramos


 

Necesito tu ayuda susana

por: chony74

HOLA SUSANA!
TE SIGO DESDE HACE DOS AÑOS MAS O MENOS CUANDO LLEGÓ MI PRECIOSO HIJO DE MOSCÚ.NO TENGO PALABRAS PARA AGRADECERTE CUANTO ESTÁS HACIENDO POR LOS NIÑOS, LOS PADRES ADOPTIVOS Y LOS FUTUROS, ERES UN EJEMPLO.
TE CUENTO:
MI HIJO LLEGÓ CON 2 AÑOS RECIÉN CUMPLIDOS, NO DECÍA UNA SOLA PALABRA, AL PRINCIPIO LOGICAMENTE LE HICIMOS TODO TIPO DE PRUEBAS, TAC, GENETICAS, ELECTROENCEFALOG......LO LLEVAMOS A UNO DE LOS MEJORES NEUROPEDIATRAS INFANTILES QUE HAY (ESO DICEN) AL DR. CASAS EN MURCIA (NOSOTROS SOMOS DE ORIHUELA -ALICANTE) Y EN PRINCIPIO NO HAY NADA TODO ESTÁ NORMAL, ESTÁ YENDO A ATENCIÓN TEMPRANA AQUI A LOGOPEDA, COMPAGINANDOLO CON LA DEL COLE, DICE ALGUNAS PALABRAS, PERO LE CUESTA MUCHO REPETIR, TODOS DICEN ES CUESTIÓN DE TIEMPO QUE HAY BUÉN PRONÓSTICO... PERO CUANDO LEÍ LO DE LA MEDICINA HIPERBÁRICA, SE ME ENCENDIÓ UNA LUZ, YO NO SE SI ES LO QUE NECESITA MI HIJO, PERO EL ESCRIBIRTE ES PARA QUE ME COMENTARAS QUIEN TE MANDÓ A MIAMI, FUÉ UN MEDICO DE MALLORCA? QUIERO QUE VEA A MI HIJO QUIEN VIÓ AL TUYO, QUE ME GUIES, PQ NO TENGO NI IDEA.
SE QUE AHORA ESTÁ ALLI CON TU HIJO Y NO QUISIERA MOLESTARTE, PERO TE AGRADECERÍA QUE ME COMENTARAS ALGO SI PUEDES.
GRACIAS Y ESPERO DE CORAZÓN QUE EL TRATAMIENTO SALGA GENIAL


 

Gracias susana

la verdad , es muy interesante, lo que dice tu mensaje , como me gustaria que lo viera la profesora de nuestro niño y la padiatra, no entienden , que no es la misma situacion , un niño adoptado, que la de otro criado junto a sus padres, en fin ,gracias de nuevo . un saludo.


 

Hola desde eeuu

por: susramos


Te quiero dar buenas espectativas. Estoy en el medical center con este tema. Por falta de tiempo regreso el 24 de enero y os dare a todos datos, telfs, precios y vitaminas.

Aqui este tema es mas que conocido y curable. Nos llevan anos luz a Espana. Todos los ninos que vienen de Rusia tienen el mismo problema.

Dejame dos semanitas y os doy toda la informacion.

Mi hijo un exito. Por cierto de autista nada de nada. Tema mal nutricion ya de base , cuando era feto Y esto provoca todo.

Si mirais la cnn estoy con un huracan, asi que mi pc no funciona mucho

besos

susana


 

Cuanto me alegra susana

por: mendruguin

hola guapa:
Lo primero de todo me alegro muchísimo por lo que nos cuentas, es una buena noticia que el tratamiento de Iván sea todo un éxito, me alegro por lo del autismo que no sea nada de eso, fijaté!,un problema de malnutrición cuando era un feto, ni siquiera nos lo imaginaríamos, que esto tuviera que ver con el habla. Muchas gracias por contárnoslo y compartir tu experiencia con nosotros. Desde luego que nos llevan años luz a España, ya nos contarás al regreso.
Un beso, y me alegro que todo haya ido bien guapa. Ya nos seguirás contando.
Maria Jesús.


 

Estupendo articulo...

me ha parecido muy interesante e instructivo... gracias Susana, me imagino, que estaras cerrando maletas no? Creo que o ibais en estos días,,, espero que todo vaya muy bien,,, y que nos tengas informadas, de los grandes avances que va hacer tu hijo, estoy segura... Besos .. Silvia.


 

Para susana

Un montón de gracias. Es muy muy interesante.
Un abrazo
Kras09


 

Gracias

Me gustaria que los profesiones médicos, etc. leyeran tu escrito.
Muchas gracias, de corazón.


 

Muchas gracias

Susana muchas gracias .Un abrazo


 

Susana

muchísimas gracias.
un beso
Ana


« 
Arriba de la página

Lista de las 10 charlas precedentes

Número de respuestas Ultimo mensaje
  !para lucia!(sobre el reportage de la chica buscando a su madre biologica)
por: vida282
3
  conoceis algun niño con labio leporino o fisura palatina???
por: tay76
31
  Primera entrevista nacional
por: patry198516
3
 
por: miilusion
0
  Adopcion en brasil
por: bettyboop2014
1
 
por: marijez2
0
  ¿como estan los ñiños de salud en rusia?
por: dominic76
6
  Por donde empezamos?!
por: irene083
3
  Hola, nuevamente ando por aquí
por: ampif
2
  ¿me podeis ayudar con una gran duda?
por: sami828
8
Ver también: Todo - Lo mejor - Nuestra selección